web analytics
Página de inicio » Nacionales » Madre Sofía, una mujer heroica: Eduardo García, ProBúsqueda
Descansa en paz, Sofía ya no será la primera ni la última madre, después de 40 años de sufrimiento en que ningún Gobierno o Estado buscó a sus hijos desaparecidos. Foto Diario Co Latino/Cortesía

Madre Sofía, una mujer heroica: Eduardo García, ProBúsqueda

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

Sofía ya descansa en paz, no será la primera ni la última madre, después de 40 años de sufrimiento en que ningún Gobierno o Estado buscó a sus hijos desaparecidos. Son mujeres del olvido pero heroicas”, expresó Eduardo García, director de la Asociación ProBúsqueda, al reaccionar al fallecimiento de una de las fundadoras del Comité de Madres y Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Asesinados Políticos de El Salvador “Monseñor Oscar Arnulfo Romero”.

COMADRES fue fundada en diciembre de 1977, con el apoyo del arzobispo de San Salvador, monseñor Oscar Arnulfo Romero, que tenía como misión encontrar a sus hijos, hijas o familiares desaparecidos durante la represión más implacable del gobierno militar en turno que era apoyado por la oligarquía, ante una lucha por la inclusión y justicia social.

Las integrantes y fundadoras tuvieron una historia marcada por la persecución policial, amenazas, cateos a sus oficinas, secuestros, violaciones y asesinatos, las que fueron ordenadas por el Gobierno en turno. Y luego de la firma de los Acuerdos de Paz, iniciaron formalmente la búsqueda de sus familiares acciones que les ha valido 40 años en resistencia buscando la justicia.

“Madre Sofía, descanse en paz, y que curiosamente hace nueve días, tu hijo se te adelantó y como un gesto para darte la mano y conducirte a un cielo y encontrarte con otros de tus hijos desaparecidos”, agregó García.

COMADRES fue impulsada por sus fundadoras: María Teresa Tula, Alicia García, Angelita Carranza, Antonia Mendoza, Ana Cristina Interiano, Alicia Zelanyandía, Miriam Granados, Etelvina Cristales, Alicia Nerio, Tránsito Ramírez, Angelita Madriz y Sofía Escamilla, quienes aportaron a los valores de los derechos humanos y la solidaridad en un contexto de la violencia fratricida de más de dos décadas en el país.

“Que triste que todos los Gobiernos que pasaron fueron todos indolentes, ninguno buscó los desaparecidos -pero este último- se atreve incluso a borrar aquel trabajo de mujeres que han propuesto leyes como la del ADN, para búsqueda de desaparecidos o para crear Comisiones de Búsqueda de Desaparecidos”, dijo García.

“Esas leyes tan importantes para ellas no han significado nada para esta Asamblea Legislativa cargada de jóvenes que no han vivido esa angustia ni han visto un rostro desfigurado por el dolor de una mujer adulta. Sofía Escamilla descansa en paz en el cielo y que encuentres a otras madres que se adelantaron, y puedan crear una Comisión de Búsqueda o crear otro CODEFAM, COMAFAC o COMADRES, como las creadas de la mano de monseñor Romero, en los años ochenta, en plena represión. Son mujeres heroicas para buscar a sus hijos que aun permanecen desaparecidos y todas las consecuencias legales que conlleva con ellos”, agregó.

Asimismo, lamentó la acción de la Asamblea Legislativa de investigar con fines políticos a los colectivos de estas organizaciones de madres, que afirmó nunca han recibido dinero del Estado.

“Ahora los colectivos de madres están angustiadas porque hay rumores que van a investigar a todas las organizaciones y pedirle cuentas a una organización de madres que no han recibido dinero del Estado. Es como pedirle cuentas a un indigente que recibió una limosna en la calle. Y una pensión que dieron otros gobiernos de 50 dólares, que no era justo, porque en este país se le paga más al victimario que a la víctima. Madre Sofía, descansa en paz ahora, y que sea otra generación la que enarbole la bandera por los desaparecidos, porque aún continúan habiendo”, puntualizó García.

Ver también

Muere la actriz Susana Dosamantes, madre de la cantante Paulina Rubio

Tomado de Prensa Libre Este 2 de julio trascendió la muerte de la actriz mexicana …