web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » “Lust for Life”, la sonrisa de Lana del Rey
“Lust for Life”, la sonrisa de Lana del Rey

“Lust for Life”, la sonrisa de Lana del Rey

Marie Frech
Berlín/dpa

La lujosa mansión de Lana del Rey en una de las colinas de Hollywood, con sus magníficas vistas panorámicas hacia la ciudad y el gigantesco luminoso de la meca del cine, fue el escenario donde la cantante compuso las 16 canciones de “Lust for Live”, que el viernes sale a la venta.

En el tráiler con el que anunciaba su nuevo disco, envuelto en sonidos fantasmales, se presenta como una espectral hechicera que reflexiona sobre cómo aportar su granito de arena ante los oscuros tiempos que corren. Y así, con su mezcla de melancolía y oscuridad retro-chic, Lana del Rey vuelve a dar una muestra de lo que significa una buena puesta en escena.

“Lust for Life” es el quinto álbum de la cantante de 32 años, a la que en 2011 algunos críticos auguraron una corta vida como fenómeno de YouTube tras su exitoso “Video Games”. Pero Del Rey, cuyo nombre de pila es Elizabeth Grant, demostró que había llegado para quedarse. Y su legión de fans sigue al milímetro su más mínima evolución.

Así, en redes sociales no pasó desapercibido el detalle más significativo de la portada: por primera vez, la comisura de los labios de Lana del Rey se inclina hacia arriba, dejando ver sus dientes en una amable sonrisa. Al fin y al cabo, algo debe hacer honor a esa pasión por la vida que proclama el título del disco, pues sus temas no son especialmente optimistas.

En consonancia con el universo conceptual de la cantautora, casi todo en el disco suena como un canto de cisne al pasado. En lo musical, Del Rey se mantiene fiel a los sonidos tranquilos con arreglos a veces barrocos, aunque en sus letras sí se aparte un poco de la temática de las relaciones amorosas.

A veces, incluso parece asomar un atisbo de luz, como en el single que da nombre al disco, “Lust for Life” -junto a The Weeknd- o en su colaboración con los raperos estadounidense A$AP Rocky y Playboi Carti. No obstante, sigue habiendo espacio para la nostalgia, como en la baladas junto con Sean, el hijo de John Lennon, o con la legendaria ex cantante de Fleetwood Mac Stevie Nicks.

Aquí y allá, la neoyorkina intercala alguna nota política más o menos clara, como en “God Bless America – And All the Beautiful Women in it”. Y es que como confesó en abril en Instagram, tras volver del festival de Coachella tenía “sentimientos encontrados por haber pasado un fin de semana entero bailando mientras contemplaba cómo aumentaban las tensiones con Corea del Norte”.

Así germinó la pacifista “Coachella – Woodstock in my Mind”, pues en este 2017 ni siquiera un fenómeno pop como Lana del Rey puede pasar por alto la política internacional. Eso sí, las flores en el pelo y el vestido que completan su look hippie en la portada no han impedido que reaccionara enfadada cuando, como ocurrió en el pasado, en la noche del martes se filtró su disco.

“U little fuckers” (cabroncetes), escribió en Twitter dirigiéndose a los autores de la filtración, en un mensaje tras el que siguió un intercambio nada amable con algunos de sus fans. Y es que Lana del Rey puede sonreír, pero también sabe sacar las garras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: