web analytics
Página de inicio » Deportes » Llegó la hora: Canelo contra Golovkin, parte II

Llegó la hora: Canelo contra Golovkin, parte II

Las Vegas/Estados Unidos/AFP

Acusaciones de dopaje, burlas, confianza desmedida… un año después de su primera pelea, y seis meses más tarde de lo que estaba previsto, el mexicano Saúl Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin se ven por fin las caras este sábado en un combate con mucho más que los títulos de los pesos medianos en juego.

En Las Vegas, el T-Mobile Arena ya está listo para albergar una de las mejores peleas del circuito pugilístico contemporáneo, con “GGG” en busca de superar las 20 defensas de sus títulos de la leyenda Bernard Hopkins y el “Canelo” tratando de demostrar que sus dos controles positivos en febrero quedaron en el pasado y que está listo para ser el mejor boxeador de la categoría.

Carteles por todos lados, fotografías y venta ambulante de productos relacionados con la pelea recuerdan en todo momento que es una jornada importante para la ciudad. El hotel MGM Grand, incluso, subió su característico león dorado al ring, convirtiéndose en uno de los lugares más fotografiados antes del combate.

Miles de aficionados viajaron hasta Nevada para vivir el evento en primera persona, en su mayoría mexicanos. Así, hombres y mujeres de todas las edades caminaban por las calles de Las Vegas, bajo un sol abrasador, con camisetas y gorras en apoyo de Canelo, al que esperan ver triunfar en unas horas.

Un año después

En septiembre de 2017, ambos se vieron las caras, firmando un controvertido empate que no contentó a nadie.

Entonces las tarjetas fueron de 118-110 para el azteca, 115-113 para el kazajo y 114-114, marcas que provocaron incluso una investigación para determinar la imparcialidad de los jueces.

La revancha, prevista inicialmente para el 5 de mayo, tuvo que suspenderse por dos positivos de Álvarez, que culpó entonces de los resultados a la ingesta de carne contaminada en su país.

Ahora, en otro fin de semana destacado para el país latinoamericano, que celebra el domingo su día de la Independencia, Canelo intentará dejar atrás cualquier halo de sospecha, y ya ha prometido que irá a noquear a su oponente desde el principio.

“Voy a salir a ganar la pelea. A cumplir mi objetivo desde el primer día, que es noquearlo, y voy a salir a hacerlo desde el primer asalto”, apuntó el mexicano en la conferencia de prensa oficial.

“Ganar para mi legado es muy importante, voy a ganar para seguir escribiendo mi historia”, añadió.

Sin embargo, desde la esquina del kazajo, tienen confianza en que el resultado sea el inverso. Y es que el vigente campeón igualó el registro de Hopkins en mayo ante el estadounidense Vanes Martirosyan y, con un récord de 38 triunfos (34 por KO) y un único empate, Golovkin es uno de los mejores púgiles de la historia de la categoría.

“Gennady noqueando a Canelo será un servicio público al boxeo y a la industria de la carne en México”, ironizó el entrenador de Golovkin, el mexicano Abel Sánchez, el jueves.

“(Álvarez) debe intentar ganar la pelea. No simplemente existir durante 12 asaltos y esperar a que los jueces hagan trampa y le regalen la pelea”, agregó en entrevista con la AFP.

¿Rivalidad para la historia?

El viernes, ambos boxeadores cumplieron con el pesaje en una arena abarrotada de aficionados, en medio del ambiente de fiesta que rodea a la Ciudad del Juego.

“Canelo” pesó 159,4 libras (72,2 kg) y el kazajo 159,6 (72,4 kg), oficializando la contienda que busca dirimir al mejor de los medianos.

En el careo entre ambos ya saltaron chispas, teniendo que ser interrumpido por empujones entre los dos contendientes y sus equipos de trabajo.

Un año después de la primera pelea, la revancha ya está aquí. Más tarde de lo esperado, en otra fecha importante para México, con dos púgiles que se vanaglorian de su estilo atrevido, el combate llega con la promesa de quedar para la historia.

El presidente de Golden Boy Promotions (promotora de Canelo), Oscar De La Hoya, ya prometió que esta rivalidad bien podría alcanzar los tintes épicos de otras que involucraron a figuras como Marvin Hagler, Thomas Hearns y al panameño Roberto “Mano de Piedra” Durán.

Después de meses de palabras, ahora solo queda demostrarlo con hechos sobre el cuadrilátero

Ver también

Los jóvenes de la selección alemana se preparan para asaltar el poder

Berlín/Alemania/AFP No tienen la experiencia de sus mayores pero cuentan con la frescura y el …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: