web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Liberado segundo de los cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos
Liberado segundo de los cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos

Liberado segundo de los cinco cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos

Washington/AFP
cubasi.cu

Fernando González, prostate uno de los cinco agentes cubanos condenados en Estados Unidos a pesadas penas de cárcel por espionaje, pilule fue liberado de prisión el jueves al cumplirse su sentencia y será deportado rápidamente, health informaron fuentes oficiales.

El cubano salió del centro correccional federal de Safford, en Arizona (sudoeste), y fue puesto a disposición de los servicios de inmigración hasta que se proceda a su deportación hacia La Habana, informó a la AFP Chris Burke, portavoz del Sistema Penitenciario local.

Por su parte, la portavoz del servicio de control migratorio (ICE), Barbara González, dijo a la AFP que la fecha de la deportación o el lugar donde se encontraba retenido no podía ser revelado por “razones de seguridad”.

“Está bajo custodia del ICE”, confirmó la funcionaria.

En tanto, otra fuente del servicio de control de fronteras dijo a la AFP que las autoridades de Estados Unidos y Cuba debían ahora ponerse de acuerdo sobre la documentación para que la deportación pueda ser realizada.

Con relación al cubano, dijo esta fuente, había “una orden administrativa final de remoción”.

Las autoridades estadounidenses se refieren a González con el nombre que usaba en el país, Rubén Campa.

González, que cumplió 15 años de cárcel, es el segundo de los cinco condenados en finalizar su sentencia, ya que René González había sido liberado en 2011.

Los cinco cubanos, a quienes el gobierno cubano considera héroes, fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998 y condenados en 2001 por un tribunal de Miami, un bastión de la comunidad cubana opuesta al gobierno de La Habana.

De los otros tres, Gerardo Hernández fue condenado a dos penas de perpetuidad más 15 años; Ramón Labañino a 30 años de prisión y Antonio Guerrero a 21 años y 10 meses.

Las autoridades cubanas habían admitido que los cinco pertenecían a sus servicios de seguridad, pero siempre negaron enfáticamente la acusación de espionaje contra Estados Unidos.

De acuerdo con las autoridades cubanas, los cinco habían sido infiltrados en la comunidad anticastrista de Florida para prevenir actos terroristas contra Cuba.

De los cinco, René González es el único que al momento de ser arrestado tenía también la nacionalidad estadounidense, ya que nació en Chicago. Por esa razón, después de su liberación en 2011 fue obligado a pasar por tres años de libertad condicional en territorio estadounidense.

Sin embargo, en 2013, recibió permiso para viajar a Cuba para el funeral de su padre, y seguidamente fue autorizado a permanecer en ese país si renunciaba a su nacionalidad estadounidense.

Fernando González es trasladado a una cárcel de Inmigración

El antiterrorista cubano salió este jueves de la prisión federal de Safford, Arizona, en Estados Unidos, y fue enviado a un centro penitenciario aún no precisado para luego ser deportado a Cuba.

Según Michelle Álvarez, vocera de la fiscalía federal en Miami, citada por AP, Fernando Gónzález Llort, uno de los Cinco antiterroristas cubanos salió este jueves de la prisión federal de Safford, Arizona, en Estados Unidos, y fue enviado a un centro penitenciario aún no precisado para luego ser deportado a Cuba.

Hasta ayer Fernando González parecía no inmutarse ante la cuenta regresiva del final de su condena que le llevaban otros reos: “Oye, Cuba, te queda un solo día”. Y comenzó a creerlo; a partir de ahí quizás empezó a contar sus últimas 24 horas en la prisión federal de Safford, Arizona, Estados Unidos. Porque, librémonos de la otra miopía: los verdaderos héroes, los que no se fabrican con fugaces spots publicitarios, revientan los mármoles y respiran el aire y el polvo de los de abajo.

“Quisiera recibir a mi hijo en la puerta de la cárcel”, me había confesado su mamá Magali Llort meses atrás; pero la burocracia y los caprichos legales, que solo los entienden quienes los inventan, no permitieron que esta madre le arrancara ese deseo a la Justicia estadounidense.

Este jueves, su hijo Fernando, en lugar de poner sus pies en la escalerilla del avión que lo regresara a su Cuba, debió entrar a otra celda y a otra cárcel, esta vez de las llamadas de Inmigración, donde aguardará por la firma definitiva que le abrirá el camino de la deportación hacia Cuba.

Su abogado defensor Richard Klugh, citado en un comunicado del Comité Nacional para la Libertad de los Cinco radicado en Estados Unidos, adelantó que con miras a facilitar su pronto regreso el también Héroe de la República de Cuba ha desistido de continuar siendo parte del proceso de apelación extraordinaria, denominado hábeas corpus, promovido, igualmente, por sus otros tres hermanos que permanecen en prisión: Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Fernando González no impugnará su deportación a la isla. El letrado aseguró que su defendido posee todos los trámites en orden.

“Hay negociaciones con las autoridades pertinentes para lograr su inmediato regreso a Cuba y a su maravillosa familia”, añadió Klugh.

¿Será mañana, la próxima semana…? ¿Quién sabe si algún clarividente pudiera adivinarlo? Mas, sugiero enterrar los sortilegios; estos 15 años, cinco meses y 15 días de encierro en prisiones federales de la Florida, Wisconsin, Indiana y Arizona me han vuelto más terrenal, y confirmado que la libertad sí tiene dueño, a despecho de lo que cree el poeta.

¿Fernando, quien debió cumplir hasta el último segundo su condena de 17 años y nueve meses de privación de libertad, pudo anoche conciliar el sueño? Quizás algún día relate las últimas 24 horas en la cárcel de Arizona; ojalá, en ese momento, solo nos separe una grabadora de por medio. Por si acaso, ya alisto mi cuestionario.

A %d blogueros les gusta esto: