web analytics
Página de inicio » Salud » La trombocitopenia

La trombocitopenia

La trombocitopenia puede ser hereditaria u ocurrir por una variedad de medicamentos o afecciones. Independientemente de la causa, la cantidad de plaquetas en circulación se ve reducida por uno o más de los siguientes procesos: retención de las plaquetas en el bazo, disminución en la producción de plaquetas o mayor destrucción de las plaquetas.

Retención de plaquetas

El bazo es un órgano pequeño de aproximadamente el tamaño de un puño y está ubicado debajo de la caja torácica, en el lado izquierdo del abdomen. Normalmente, el bazo trabaja para combatir infecciones y filtrar el material no deseado de la sangre. Es posible que un bazo agrandado, lo que puede ocurrir por una variedad de trastornos, contenga demasiadas plaquetas, lo cual causa la disminución del número de plaquetas en circulación.

Disminución en la producción de plaquetas

Las plaquetas se producen en la médula ósea. Si la producción es baja, es posible que contraigas trombocitopenia. Los factores que pueden reducir la producción de plaquetas son:

-Leucemia

-Algunos tipos de anemia

-Infecciones virales como hepatitis C o -VIH

-Medicamentos de quimioterapia

-Consumo excesivo de alcohol

Aumento en la descomposición de plaquetas

Algunas afecciones pueden hacer que el organismo agote o destruya todas las plaquetas más rápido de lo que las produce. Esto lleva a una escasez de plaquetas en el torrente sanguíneo. Algunos ejemplos de dichas afecciones son:

Embarazo. La trombocitopenia causada por el embarazo es, generalmente, leve y mejora poco después del parto.

Trombocitopenia inmunitaria. Este tipo de trombocitopenia se produce a causa de enfermedades autoinmunitarias, como el lupus y la artritis reumatoide. El sistema inmunitario del cuerpo ataca por error las plaquetas y las destruye. Cuando se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, se la denomina «púrpura trombocitopénica idiopática». Este tipo de trombocitopenia afecta con mayor frecuencia a los niños.

Bacterias en la sangre. Las infecciones bacterianas graves relacionadas con la sangre (bacteriemia) pueden producir la destrucción de plaquetas.

Púrpura trombocitopénica trombótica. Esta es una afección poco frecuente que ocurre cuando se forman repentinamente pequeños coágulos de sangre en todo el cuerpo, los cuales agotan grandes cantidades de plaquetas.

Síndrome urémico hemolítico. Este trastorno poco frecuente produce una caída repentina en la cantidad de plaquetas, la destrucción de glóbulos rojos y el deterioro de la función renal. En ocasiones, pueden ocurrir en relación con una infección bacteriana producida por Escherichia coli (E. coli), por ejemplo al consumir carne cruda o poco cocida.

Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden reducir la cantidad de plaquetas en la sangre. En ocasiones, un medicamento confunde al sistema inmunitario y hace que este destruya las plaquetas. Algunos ejemplos son la heparina, la quinina, los antibióticos con contenido de sulfamida y los anticonvulsivos.

Ver también

Los derechos humanos y universales de los niños y de las niñas lactantes

GENERALIDADES DEFINICIÓN: Un niño lactante es aquel que cumple con sus necesidades nutricionales por medio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.