web analytics
Página de inicio » Editorial » La Sala y la “ciudadanización”

La Sala y la “ciudadanización”

Uno de los arrebatos de la Sala de lo Constitucional, que puso en práctica en las elecciones del 4 de marzo pasado, fue que las Juntas Receptoras de Votos (JRV) fueran compuestas por “ciudadanos apartidarios”.
El Tribunal Supremo Electoral (TSE), con la asistencia técnica y financiera de organismos internacionales como PNUD, inició un proceso de formación de todo aquel ciudadano que de forma voluntaria se capacitara para ser miembro de una JRV. El reto era formar unos 90 mil ciudadanos.
No obstante, pese a que el TSE inició el proceso de formación, la Sala ordenó que los partidos políticos pudieran presentar sus propios voluntarios no partidarios.
De hecho, las elecciones pasadas fueron conformadas en un alto porcentaje por los “ciudadanos” propuestos por los partidos políticos, pero al final, las JRV fueron conformadas por los propuestos por los partidos políticos y los formados por el TSE.
Por cierto, a muchos de los que el TSE formó y fueron parte de las JRV no les han cancelado lo ofrecido, por lo que los magistrados deben poner atención a este dato.
Volviendo al tema de la ciudadanización de las JRV, con lo que se garantizarían los resultados de los procesos electorales, resulta que la Sala ha desconocido el trabajo de esos ciudadanos y ha ordenado que se haga el recuento de votos.
La noche del lunes, la Sala de lo Constitucional ordena al TSE abrir todas las urnas concernientes a las votaciones de San Francisco Gotera, cabecera departamental del departamento de Morazán, a solicitud del partido ARENA.
Está bien que puedan ocurrir incongruencias en un acta o una urna, por lo que si la ley electoral lo permite, se puede ordenar hacer el recuento. Pero, resulta ilógico que se abran todas las urnas de un municipio para volver a contar voto por voto.
Y siendo la Sala de lo Constitucional a la que se le ocurrió la ciudadanización de la JRV, resulta de mal gusto que aquella desconfíe de todos los ciudadanos que se sacrificaron, el 4 de marzo, en las elecciones para alcaldes y diputados en el municipio de San Francisco Gotera.

Ver también

Un ardid del COENA

Sí, lo menos que puede decirse de la denuncia que interpuso ayer el presidente del …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: