web analytics
Página de inicio » Fantasmario » LA QUINTA COLUMNA DEL MAL

LA QUINTA COLUMNA DEL MAL

FRANCIS FANCI
www.aventuramistica.com

Están disfrazados y entremezclados con nosotros; simulan ser humanos y lo hacen bien, viagra el engaño es perfecto; pero no son humanos, malady tampoco animales (al menos no todos), see pero sí infrahumanos. Se han colado en todo; pueden ser ministros, pueden ser arzobispos, pastores, médicos, abogados, maestros, jueces, políticos, periodistas, comerciantes, industriales, militares, policías, etc.

Antes se escondían, ahora ya no, el cinismo acabó con el mimetismo, y abiertamente cometen pecados de pensamiento, obra y omisión. Entre los jueces probos, serpentean los venales al servicio del mal, que aun siendo mal, es un buen postor. Entre los médicos éticos se agazapan los carniceros; entre los hombre de Dios señorean los falsos profetas; junto al funcionario honesto repta el oportunista.

Se hacen pasar como honrados ciudadanos, son tramposos, mentirosos, arribistas, traidores, mafiosos, corruptos, etc.

Los infiltrados de las sombras han ganado terreno, están en puntos neurálgicos del país, donde quiera que mires están los que ya no son, ni serán hipócritas, pues el descaro, la desfachatez, aunque suene contradictorio, es su verdadera cara.

¿Quién tiene el coraje de reconocer conmigo que estamos podridos?  ¿Quién comparte  conmigo mi vergüenza nacional?  El acusador dedo de la sociedad apunta a un solo foco: las pandillas; malévola maniobra de distracción; la prostitución, el tráfico de influencias, la venta de armas, la corrupción judicial, los chupaderos y expendios de agua ardiente, las “mordidas” y “untadas de mano”, la prensa sucia y la televisión decadente, no están en manos de las pandillas. Los atontadores de obedientes y sumisas ovejitas del Señor, el dizque cómico de la TV, luciendo su patanería y estulticia para un público de igual condición, no son pandilleros. Los apellidos de “rancio abolengo” criollo, relacionados con robos, desfalcos, lavados de dinero, malversaciones, falsedad material, etc. no son apodos de pandilleros. ¿Qué nos pasa, nos hemos vuelto locos?

Ya no es inesperado que salte la  liebre; nos puede decepcionar un funcionario, un ente colegiado, un prelado, un vecino, un amigo, un pariente…

¡AY DE TI, EL SALVADOR!

FRANCIS FANCI.     –Centro de Estudios e Investigaciones Filosóficas.-   

  

Ver también

INTELECTUALES DE 116 PAÍSES SE REUNIERON EN CARACAS PARA PATENTIZAR SU APOYO SOLIDARIO A LA REVOLUCIÓN DE VENEZUELA.

(Una luciérnaga contra el oscurantismo) 1.- MÁS DE TRESCIENTOS DELEGADOS DE 116 PAÍSES se reunieron …