web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » LA MENTE, UN RADIO HUMANO

LA MENTE, UN RADIO HUMANO

Dr. H.Spencer Lewis
Pasado Imperator de AMORC   (No. 4)
(De la Revista El Rosacruz,  Mayo 1982)      

Las palabras transmiten vibraciones a los tímpanos

Mientras dicto este trabajo, mis ojos se pasean alrededor de mi oficina y estoy recibiendo muchas impresiones por medio de la vista, todas ellas son transmitidas por vibraciones a los centros del cerebro, donde son transformadas en formas de pensamiento de imágenes. Escucho mi propia voz hablando y mi taquígrafa escucha mis palabras. Las palabras que pronuncio son transmitidas por medio de las vibraciones de una naturaleza eléctrica, a veces del espacio a los nervios ligados a los tímpanos de sus oídos, y allí a través de los impulsos recibidos en el tímpano, despiden vibraciones nuevamente a lo largo del sistema nervioso a los centros de su cerebro, donde tales vibraciones se registran y crean formas de pensamiento que se convierten en sonidos.

Lo mismo es verdad con el gusto y el olfato. Cuando nuestra consciencia  está despierta, a medida que nos movemos de acá para allá, vemos, olemos, gustamos, oímos y sentimos, probablemente tenemos miles de impresiones transmitidas a nuestro cerebro cada segundo y estas son transformadas rápidamente en formas de pensamiento y comprendidas como tales por el proceso de transformación de nuestra consciencia.

Estoy omitiendo los otros fenómenos del sistema nervioso que se encargan de la transmisión de los impulsos de los centros cerebrales hasta  diferentes partes del cuerpo, como por ejemplo, cuando uno está escribiendo, el cerebro despide vibraciones del cerebro a las manos y a los dedos, lo cual causa pulsaciones de energía  muscular provocando a los músculos contraer y extenderse, y debido a eso, mover la mano y los dedos en el proceso de escribir. Lo mismo sucede con el proceso de caminar, respirar, comer y hacer cualquiera de los cientos de cosas que resultan del funcionamiento de la energía nerviosa en los músculos del cuerpo.

La demostración de estos hechos que hace el místico

Sin embargo, volviendo nuevamente a las formas de pensamiento producido en la mente humana por medio de las radiaciones de los impulsos eléctricos allí, debemos entender una manifestación adicional de estas formas de pensamiento, impulsos que la ciencia general no toma en consideración porque está fuera de sus campos de investigación y experimentación. El místico sostiene y demuestra por medio de varias  aplicaciones de la ley natural, que cada vez que un impulso eléctrico y vibratorio en los centros del cerebro causa que una forma de pensamiento sea creada, el impacto sobre la consciencia de esa forma de pensamiento y el encausamiento de las vibraciones más altas de la consciencia hacia esta, hacen que la forma de pensamiento irradie de sí misma hacia el exterior, en el espacio.

Estas vibraciones irradian como las vibraciones de una antena de una estación transmisora. Ellas se irán al espacio y se chocarán con los centros nerviosos de otros seres humanos, que pueden estar o no conscientes de la recepción. Así como una estación receptora o un equipo receptor debe afinarse por medio de un balance adecuado y una armonía apropiada de su capacidad e inducción, de modo que el cambio más leve de polaridad que lo afecta sea muy patente, así la consciencia humana y el sistema nervioso deben armonizarse con las vibraciones entrantes de pensamiento.

Esta es la razón por la que existen muchos experimentos en la labor de las enseñanzas Rosacruces, dedicadas a ayudarnos a balancear y armonizar nuestro sistema nervioso y especialmente la parte psíquica de este, que tiene que tratar con las tasas más altas de vibraciones como aquellas emitidas por las formas de pensamiento.

Ver también

REFUGIO EN EL CONFLICTO

Cecil A. Pool, F.R.C. (1) Pasado Secretario Supremo de la Gran Logia de Habla Hispana …

A %d blogueros les gusta esto: