web analytics
Página de inicio » Nacionales » La lucha del pueblo salvadoreño trascendió fronteras y hoy es un ejemplo para el mundo
El libro ha sido escrito por los esposos y activistas Robin Broad y John Cavanagh, que desde 2009 han vivido de cerca el proceso de organización y lucha del pueblo salvadoreño frente a las corporaciones mineras. Foto Diario Co Latino/Iván Escobar.

La lucha del pueblo salvadoreño trascendió fronteras y hoy es un ejemplo para el mundo

Iván Escobar
Colaborador

En el marco de la entrada en vigencia, este martes 12 de julio de 2022, de la Ley General de Recursos Hídricos, aprobada por el oficialismo legislativo en diciembre del año pasado; y a 20 años de lucha de las comunidades afectadas por la industria minera en El Salvador, se reafirmó el mensaje de resistencia con la presentación del libro testimonial: “Defender el Agua”.

“El libro nos recuerda que hace cinco años (2017), toda la población se unificó para proteger el agua. Sabemos que la población salvadoreña tiene mucha educación y experiencia en la defensa del agua, y creemos que cuando vean las consecuencias de la nueva ley de agua, se van a unificar otra vez para protegerla”, expresó John Cavanagh, uno de los autores del libro, que ya está siendo difundido en varios países del mundo, en especial aquellos donde las empresas transnacionales intentan explotar la minería metálica.

El Congreso salvadoreño, luego de intensas luchas de las comunidades, en especial de la zona de Cabañas (zona paracentral), y del oriente del país, que tradicionalmente han sido explotadas por empresas transnacionales para la extracción de minerales, aprobó en 2017, la Ley que prohíbe la minería metálica en El Salvador. Hoy en día se teme que pueda ser revertida o derogada la misma.

“Es un tema que sigue dando de qué hablar, sigue preocupando a las comunidades que hemos resistido por muchos años, y que logramos que se aprobara la Ley, con ese esfuerzo comunitario, con esa lucha organizada y con todos los componentes que realizaron esa lucha, hicimos posible esa ley”, recordó Vidalina Morales, unas de las principales actividades contra la minería en El Salvador.

Y agregó que hoy “nos llena de alegría que nuestra lucha trascendió fronteras, y que de alguna manera nos da fuerza para creer que estamos en el camino correcto, en el camino de defensa de nuestros territorios, de nuestros bienes naturales”. Es decir, consideran que tienen sobre ellos la responsabilidad de continuar resistiendo y que las nuevas generaciones no permitan este tipo de industria en el país.

El libro ha sido escrito por los esposos y activistas Robin Broad y John Cavanagh, que desde 2009 han vivido de cerca el proceso de organización y lucha del pueblo salvadoreño frente a las corporaciones mineras. Además destacan que el libro, hoy es un referente para otros colectivos en resistencia a escala internacional.

“En el mercado internacional los precios de los minerales permanecen altos y como consecuencias las empresas mineras están presionando a los diferentes gobiernos en Latinoamérica para que abran el sector a la minería, y estamos preocupados que las empresas en El Salvador van a presionar al gobierno para que también abra al sector minero”, advirtió Cavanagh. El libro fue presentado en conjunto por la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica en El Salvador, junto al Instituto de Estudios Políticos (IPS), con sede en Washington, y la Alianza Centroamericana contra la Minería (ACAFREMIN), sus representantes aseguran que esta lucha y resistencia ahora de carácter internacional, busca que El Salvador siga siendo el primer país en el mundo en frenar la explotación minera.

Recordaron que en 2016, una encuesta de la UCA reveló que más del 80% de la población “estaba en contra de la minería”, lo cual no duda que se expresará en el momento que el recurso hídrico intente ser privatizado y arrebatado a las comunidades.

La Dra. Robin Broad dijo que “las empresas mineras siempre están interesadas en los minerales que existen bajo tierra en El Salvador. Independientemente de qué clase de gobierno se tengan, las empresas internacionales mineras siempre maniobran secretamente para que les permitan sacar los minerales”.

Por tanto, remarcaron la importancia de fortalecer el movimiento social, a las comunidades organizadas para que puedan enfrentar unidas esta nueva etapa de lucha frente a la minería metálica.

Morales recordó que hoy la amenaza no es solo dentro del territorio nacional, sino a nivel regional, y la principal es el proyecto minero “Cerro Blanco”, en Guatemala, y que contaminará el Río Lempa, principal afluente y proveedor del vital líquido para la población salvadoreña.

El libro ha sido escrito por los esposos y activistas Robin Broad y John Cavanagh, que desde 2009 han vivido de cerca el proceso de organización y lucha del pueblo salvadoreño frente a las corporaciones mineras.
Foto Diario Co Latino/Iván Escobar.

“A casi dos décadas de iniciada esa lucha, seguimos pensando que hay que seguir defendiendo nuestros territorio de las empresas transnacionales, más ahora que también tenemos proyectos mineros cercanos, como el proyecto Cerro Blanco, que contaminará nuestro Río Lempa. La lucha debemos continuarla, a partir de todos los indicios que hemos visibilizado en estos últimos años”, señaló.

El agua es la principal víctima frente a la minería

El recurso hídrico es la principal víctima frente a los proyectos mineros, eso lo tienen claro las organizaciones que velan por los derechos de las comunidades y el resguardo de los recursos naturales, ante la amenaza que se cierne sobre sus poblaciones cuando llegan las empresas mineras.

Cavanagh y la Dra. Robin consideran que “el libro nosotros lo escribimos para recordar a la gente las cosas esperanzadoras que han hecho en el pasado, también para recordarles el poder que tienen de organizarse y defender sus recursos”.

Videlina Morales añadió que gracias a la solidaridad la organización comunitaria avanzó en El Salvador, y permitió enfrentar a la industria minera transnacional. “Hoy amigos de solidaridad internacional, que acompañaron este largo proceso de lucha organizada, están con nosotros, y recopilan los testimonios de los que estuvieron al frente de esta resistencia… estamos en el camino de defensa de nuestros territorios, de nuestros bienes naturales, eso implica que debemos defenderlo, protegerlo de cualquier amenaza minera, o cualquier otro mega proyecto, como represas u otros que afectan la vida y sustentabilidad de nuestras comunidades y nuestros territorios”, concluyó.

Principalmente se busca proteger el recurso hídrico, la vida de las personas, los ecosistemas, frente a estos proyectos de muerte, indicaron las organizaciones ambientales y sociales que lucha día a día contra la minería metálica.

Ver también

Al menos 41 muertos en Egipto tras incendio en iglesia

El Cairo/Prensa Latina Al menos 41 personas murieron hoy y otras 14 resultaron heridas tras …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.