Página de inicio » Nacionales » La ignorancia sigue cobrando fuerza en nuestra Nación

La ignorancia sigue cobrando fuerza en nuestra Nación

Rafael Cabrera C.

La ignorancia es la culpable de todos nuestros males; es la inagotable fuente de donde emanan todas las acciones simuladas; es la que con posturas negativas fortalecen la arrogancia, con que actúan ciertos hermanos y tal postura se está viviendo con el cambio de gobierno.

Todos los salvadoreños tienen derecho a un trabajo digno, sea cual fuere su condición social, política, religiosa o familiar por lo que es necesario que antes de suspender a un empleado o trabajador de su puesto de trabajo se haga una valoración de su experiencia profesional, como de sus responsabilidades administrativas y al mismo tiempo se considera su tiempo de trabajo.

Nuestra nación jamás saldrá adelante si quienes integran instituciones del Estado, actúan como Agentes Negreros despojando a sus hermanos salvadoreños de sus fuentes de trabajo, de sus fuentes de vida dejando en la orfandad a sus familias, solamente por sustentar su revanchismo. LO QUE NUESTRA NACIÓN NECESITA ES TENER AL FRENTE NO A UN OPORTUNISTA ARROGANTE, sino a un servidor sincero, que inspire confianza, que inyecte entusiasmo y optimismo; que por el trabajo nos convierta en compañeros y colaboradores de Dios y artífices de nuestra historia.

HERMANOS SALVADOREÑOS, nuestra constitución política y la Santa Biblia nos provee de la suficiente fortaleza para no guardar silencio ante la injusticia social, más cuando es provocada por aquellos en quienes creímos limpios de corazón. Con mucho detenimiento LEÍ LA CARTA ABIERTA DIRIGIDA AL PRESIDENTE NAYIB BUKELE por la Licenciada Claudia Sánchez Villalta, que se desempeñó como Administradora de LA GEO exponiendo la sucia postura de las nuevas autoridades, lo que pone a pensar que estamos cayendo en un vacío constitucional el cual creímos haber superado.

Por los relatos y acciones sucedidas en diversas instituciones del Estado, en los primeros días del presente mes de Junio se pude considerar que está cobrando fuerza la corrupción en nuestra sociedad y es que cuando en una nación triunfan los sinvergüenzas, cuando se admira al abusivo y cuando los principios se terminan y solo el oportunismo prevalece, cuando un insolente manda y el pueblo lo tolera, cuando todo se corrompe pero la mayoría calla por temor a represalias, es tiempo de meditar y hablar con Dios.

Estamos a tiempo de superar los graves problemas, que aquejan a nuestra nación pero tenemos que ser inteligentes, despojarnos de la maldita ignorancia que la llevamos arraigada como un cáncer. Superemos nuestros problemas pero con dignidad, no atentemos contra nuestros hermanos privándolos de sus fuentes de trabajo. EVITEMOS A LAS PERSONAS AGRESIVAS Y ESCANDALOSAS ya que estás se vuelven como espinas para el espíritu. El mundo está lleno de trampas pero no dejemos que esto ciegue la virtud que llevamos dentro.

Hagamos honor a nuestros GRANDES VALORES LITERARIOS como el legado de nuestro ilustre Alberto Masferrer, “el mostró siempre una profunda preocupación por las seguridades del ser humano y buscó afanosamente, los medios que pudieran llevar al hombre a la comprensión y el amor de sus semejantes como caminos seguros que conducen a la paz.” En el Minimun Vital nos dejó lo siguiente:

a) Que todo ciudadano debe tener un trabajo perenne, honesto y remunerado con justicia social, que le permita una alimentación suficiente, vestido limpio, asistencia médica y sanitaria, descanso y recreo suficiente. Démosle vida a los legados de nuestros valores literarios, para pasar a formar parte del círculo de buenos salvadoreños.

Ver también

La UES acumula $11 millones en deuda al Fondo Universitario de Protección

Alessia Genoves Colaboradora La Universidad de El Salvador (UES) reporta una  deuda acumulada de $11 millones …