web analytics
Página de inicio » Internacionales » La “guerra comercial” de Trump es protagonista en cumbre de los BRICS

La “guerra comercial” de Trump es protagonista en cumbre de los BRICS

Johannesburgo / AFP

Béatrice Debut

La “guerra comercial” iniciada por Donald Trump podría monopolizar los debates de la cumbre anual de los  BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) que se lleva a cabo del miércoles al viernes en Johannesburgo.

Antes de esta reunión, las potencias emergentes habían denunciado en junio el “proteccionismo” de Estados Unidos, que “afecta al crecimiento mundial”.

Oficialmente, esta 10ª cumbre, con participación de los presidentes ruso, Vladimir Putin; chino, Xi Jinping; brasileño, Michel Temer; sudafricano, Cyril Ramaphosa, y el primer ministro indio, Narendra Modi, debatirá sobre la “Colaboración con miras a un crecimiento inclusivo y una prosperidad compartida”.

Pero “la especificidad de la cumbre” de Johannesburgo, es “el contexto” en que se celebra, afirmó la semana pasada el ministro de Economía ruso, Maxime Orechkine.

“Estamos en un momento en que Estados Unidos y China anuncian casi cada semana nuevas medidas. Es una guerra comercial”, agregó. “Las conversaciones entre dirigentes sobre el comercio son muy importantes para coordinar nuestras posiciones”, dijo.

En los últimos meses, el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró la guerra a sus principales rivales comerciales, China, la Unión Europea (UE) y Rusia, en primer lugar, a los que calificó como “enemigos”.

Luego de aplicar aranceles aduaneros para el acero y el aluminio especialmente procedentes de China, Estados Unidos amenaza ahora con imponer aranceles a las importaciones de automóviles europeos, sancionar a los países que comercian con Irán e imponer tasas de manera punitiva a la totalidad de las importaciones chinas.

Estados Unidos tuvo en 2017 un déficit comercial de 376.000 millones de dólares con China.

China denunció en respuesta la voluntad de Estados Unidos de desencadenar “la peor guerra comercial de la historia”, y respondió imponiendo aranceles a productos estadounidenses.

En ese contexto, China abogó recientemente por reforzar la cooperación entre los BRICS.

Iniciado en 2009, este foro, cuyos participantes representan a más de 40% de la población mundial, trata de reequilibrar las reglas económicas escritas por los occidentales.

“Este año, la cumbre de Johannesburgo tiene una importancia particular en lo que concierne a la cooperación de los Brics, teniendo en cuenta las nuevas circunstancias”, dijo Xi Jinping el martes durante una visita de Estado a Sudáfrica.

Acercamiento

Esta estrategia facilitará una respuesta a los “desafíos planteados por la política de algunos países desarrollados”, dijo el ministro adjunto de Relaciones exteriores chino, Zhang Jun, refiriéndose sin nombrarlo a Estados Unidos.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y sus socios amenaza “a corto plazo” el crecimiento mundial, advirtió la semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Afecta especialmente “a todos los miembros de los BRICS”, que ahora tienen un mayor “interés colectivo en promover el comercio” entre sus países, confirma Sreeram Chaulia, decano de la escuela de relaciones internacionales de Jinda en India.

Este experto cita como ejemplo la respuesta de la UE, que firmó en represalia a la política estadounidense un acuerdo de libre comercio preferencial con Japón.

“Los acuerdos comerciales multilaterales en el marco de asociaciones de países como los BRICS se han vuelto cada vez más importantes teniendo en cuenta las barreras comerciales egoístas y al final, de corto plazo, aplicadas por Estados Unidos”, dice por su parte Kenneth Creamer, economista de la universidad sudafricana de Witwatersrand.

Por su lado, Rusia ve en esta guerra comercial una buena razón para desarrollar el comercio en divisas nacionales entre  países de los BRICS.

“En todos los países de los BRICS se comprende cada vez más que es necesario orientarse activamente” hacia intercambios por fuera del dólar, subrayó Maxime Orechkine.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan también es esperado en Sudáfrica.

Turquía no pertenece al grupo de los cinco países emergentes de los BRICS, pero es invitado a la cumbre de Johannesburgo como presidente de la Organización de cooperación islámica (OCI).

Erdogan, apoyo de los rebeldes sirios, aprovechará su asistencia para entrevistarse con Putin, aliado del régimen de Bashar al Asad.

Respecto al presidente chino Xi, en plena gira africana, se entrevistará con su anfitrión sudafricano Ramaphosa desde el martes en el marco de una visita de Estado bilateral.

Ver también

Otra protesta en Argentina que termina con represión y enfrentamiento

Buenos Aires / PL La policía reprimió a trabajadores que protestaban el martes en La …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: