web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » La corte del rey Julian
Jugadores de Alemania festejan tras concluir la final de la Copa Confederaciones 2017, en la que derrotaron 1-0 a Chile. Foto Diario Co Latino/Xinhua

La corte del rey Julian

Santiago Leiva
@Santileij

Esta vez no hubo conquista. El rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda se quedaron con las manos vacías, ya que se impuso la corte del rey Julian. Parapetados en un muro más sólido que el de Berlín, la Alemania “B” de Joachim Low resultó una muralla impenetrable para los carabineros de Chile y, al final, “la Roja” palideció de impotencia.

Ganó una selección teutona más práctica ante un Chile que adornó su fútbol en demasía durante el primer cuarto de hora y pagó caro su exceso de confianza, frente a un rival más frío que San Petesburgo.

Merced a su toque corto y fineza en el traslado de la pelota, la “Roja” se desbocó sobre la portería alemana, pero una y otra vez colisionaron con los guantes de Marc-Andre Ter Stegen. Fue por ello que el portero alemán tuvo trabajo durante los primeros compases del partido.

Lo puso en aprietos Arturo Vidal con disparos de media y larga distancia, igual que Alexis Sánchez, pero resolvió bien a lo largo del duelo y acabó premiado con el jugador de  la final.

Son la solidez defensiva, la seguridad de Ter Stegen bajo los palos y la efectividad de frente al marco las que tienen a Alemania celebrando

un nuevo título en menos de una semana. Recién también se coronaron campeones del europeo sub 21 al vencer a España.

El título conseguido ayer puede sonar a toque de suerte, pero también hay mérito en saber defender y dejar sin ideas a una selección como la chilena, que genera ocasiones a granel, pero que desaprovecha y luego lamenta.

Desde el “niño Maravilla” hasta el rey Arturo desperdiciaron y debieron “jalarse” el pelo de frustración. Porque Chile fue más que Alemania, pero el frío le humedeció la pólvora y Alemania lo cazó en un “yerro” defensivo.

Un error que acarreará largas noches de insomnio a Marcelo Díaz. El volante chileno se equivocó en la salida, permitió que Timo Werner le robara la cartera e hiciera famoso a Lars Stindl que, tras recibir la asistencia, únicamente tuvo que soplar la pelota al fondo de la red cuando el cronómetro marcaba apenas 18 minutos.

Si bien hubo caras de lamento, Chile siguió presionando a Alemania a la altura del cuello y daba la sensación de que el empate llegaría pronto, pero con el tiempo la ilusión envejeció y los campeones del mundo replicaron a la contra con remates explosivos.

Claudio Bravo, el meta chileno, tuvo que estirarse al máximo tras un remate cruzado de Leon Gorezka al ‘36 y luego, al ‘40, Julian Draxler sacó un misil pegado al poste.

En la parte de complemento, Chile ya no impuso libremente sus condiciones. Los hombres de Juan Antonio Pizzi equivocaron el camino, intentaron llegar a la puerta rival por la ruta más corta: hicieron a un lado el toque de balón y apostaron por los trazos largos y centros

de altura que hicieron mucho más sencilla la labor defensiva de las torres alemanas.

Entró Chile en desesperación, en una ansiedad que no les permitió pensar con claridad e incluso les hizo perder la cabeza. Gonzalo Jara, por ejemplo, pudo ver cartulina roja por un codazo sobre un rival al ‘60, pero solo recibió amarilla después de que el famoso VAR revisara la imagen.

En adelante, el tiempo se fue comiendo a los chileno que tuvieron el última chance en los botines de Sánchez, pero de nueva cuenta Ter Stegen les ahogó la posibilidad de llevar el partido al alargue.  Esta vez, la posesión de balón fue 61%  favorable a  los chilenos, pero solo se quedó en eso: en posesión.

Fuera de la cancha, el brasileño Ronaldo sonreía y revisaba suteléfono al lado de Diego Maradona, la historia ya estaba escrita: Alemania se consagraba campeón.

La única recompensa de Chile fue que Bravo se quedó con el guante de  oro. Los otros premios individuales los acapararon Draxler, como mejor jugador del torneo, y Warner, como máximo goleador.

Ver también

¡Hasta el tope!

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Alianza no da tregua, no deja rendijas y no perdona. El cuadro …

A %d blogueros les gusta esto: