web analytics
Página de inicio » Editorial » ¿Hay CICIES en el país?

¿Hay CICIES en el país?

La tarde del viernes 6 de septiembre, en el marco de los 100 días de gobierno, el presidente de la República Nayib Bukele en su cuenta de Twitter escribió: “No los quiero asustar, pero lanzamos la CICIES (Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad)”.

Una noche antes, siempre en la cuenta de Twitter, el mandatario escribió: “No los quiero asustar, pero mañana lanzamos la CICIES…”.

A partir de esos dos mensajes y otros que el mandatario fue escribiendo, utilizando la técnica del suspenso, se llegó la tarde del viernes. Todos los periodistas invitados –menos los de El Faro y Factum, a quienes no se les permitió el ingreso al Salón de Honor de Casa Presidencial– presenciaron el acto de la FIRMA DE LA CARTA DE INTENCIÓN.

Lo que el presidente Bukele difundió como la creación de la CICIES en El Salvador, y fue recogido como tal por la mayoría de medios informativos, no fue realmente el lanzamiento de la CICIES.

Lo que el presidente Bukele firmó con el enviado oficial de la Misión Técnica de la OEA, Luis Porto, fue la carta de compromiso para la creación de la CICIES, y así lo dijo el representante de la OEA y así esta plasmado en la Carta de Intención, que la tarde-noche del mismo viernes la OEA difundió.

“LAS PARTES EN ESTA CARTA DE INTENCIÓN, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (en adelante la SG/OEA), organización internacional de carácter público, con sede en 189 F Street, N.W., Washington, D.C. 20006, representada por el Consejo Estratégico, señor Luis Porto, y el Gobierno de la República de El Salvador (en adelante el Gobierno), representada por la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill…

HAN CONVENIDO EN SUSCRIBIR LA SIGUIENTE CARTA DE INTENCIÓN… Las partes manifiestan su intención de establecer una CICIES, y se comprometen a firmar un convenio con ese propósito dentro de los tres meses siguientes a la suscripción de esta Carta de Intención, el cual entrará en vigor una vez se cumplan los procedimientos legales internos correspondientes”.

Es decir, de acuerdo con los párrafos arriba citados El Salvador contará con una CICIES hasta dentro de tres meses, lo que indica, claramente, que aún no hay CICIES en El Salvador.

Dado, entonces, que no existe aún la CICIES, es necesario que por un lado, el presidente Nayib Bukele retome todos los pro y los contras que otros sectores han expresado y seguirán expresando en lo relacionado a la estructura y al funcionamiento de lo que será la CICIES, y por el otro, evitar crear más expectativas de lo que la comisión realmente dará.

Hasta hoy, la población en general y los millares de seguidores del mandatario tienen la idea de que las cárceles del país no darán abasto para encerrar a “todos los corruptos y corruptores”, y dado por la forma como se lanzan los mensajes, la “masa” lo ha tomado más como un deseo perverso de venganza que de justicia.

Como bien lo dice la Carta de Intención en sus primeros párrafos: “Que la corrupción es un mal que afecta la estructura institucional de los países y tiene un impacto directo en los derechos humanos de la ciudadanía”, lo que implica que todos en El Salvador debe estar no solo preocupado por esta situación, sino interesado en combatirla.

Obviamente, cualquier comisión u organismo para tal fin debe cumplir los requerimientos que la institucionalidad salvadoreña exige, y así lo establece la Carta de Intención cuando señala: “(…) el cual entrará en vigor una vez se cumplan los procedimientos legales internos correspondientes”.

Y entre esos procedimientos esta la Constitución, la que establece que la única entidad encargada de la investigación y la persecución del delito es la Fiscalía General de la República (Art. 193, inciso tercero).

Dado pues, que la CICIES aún no existe, es necesario, por un lado que otros sectores de la vida nacional sigan pronunciándose al respecto, para abonar en la creación de un organismo que en efecto cumpla su cometido, y que no vaya en contra de la legalidad del país.

Este debate debió haberlo propiciado el propio presidente de la República, pero lastimosamente no ha sido así, seguramente porque la configuración de su CICIES no es la misma que, incluso, esta ya en el imaginario de la población.

Esperemos que los tres meses que señala la Carta de Intención sean los suficiente para conformar la entidad, y que a partir de su conformación y sus alcances, subsane los temores comprensibles de muchos.

Ver también

Otro veto presidencial superado

En la formación de una ley hay varias instancias y/o varios aspectos en el proceso. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.