web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » ¿Hasta dónde puede llegar la energía del pensamiento?

¿Hasta dónde puede llegar la energía del pensamiento?

En casos de éxito en la telepatía mental, las ideas se transmiten de una mente a otra. Existe, en otras palabras, una verdadera comunicación de pensamiento. Puede presumirse por analogía que esto se realiza, más o menos, de la misma manera que se transmiten en televisión los impulsos de alta frecuencia. En otras palabras, la idea se forma en la mente del receptor mediante el proceso de reunir y organizar los impulsos de energía mental que le son transmitidos. El estímulo que recibe trae a flor de mente, tomadas de la memoria, ideas relacionadas o asociadas con el asunto, mediante la cual la impresión es entonces identificada. Por ejemplo, la transmisión del pensamiento rojo produciría impresiones que crearía en la conciencia de la persona que las recibe sensaciones que reconocería como el color rojo. Es obvio que si uno nunca hubiera conocido por propia experiencia el color rojo las impresiones recibidas solo producirían sensaciones que no podrían identificarse.

¿Hasta qué distancia puede transmitirse la energía del pensamiento? Como resultado de experimentos en parapsicología existe la teoría de que cualquier energía transmisible que desarrolle el pensamiento bajo cierta condición psíquica en el individuo, no se disminuye, por lo menos con la distancia. ¿Puede el pensamiento, que se sabe ha sido transmitido a los más lejanos confines de la Tierra entre individuos sensitivos, ser igualmente proyectado hacia el espacio exterior?, ¿son los factores que actúan en oposición o resistencia a las energías del espectro electromagnético, ineficaces con relación a los impulsos del pensamiento?

Con los proyectos de aterrizaje de cohetes con seres humanos en órbitas más allá de la tierra, dentro de la próxima década podrían llevarse a cabo experimentos muy interesantes en telepatía siempre que, desde luego, las leyes por las cuales el fenómeno de la telepatía ocurre sean entonces corrientemente conocidas y puedan ser aplicadas por el ocupante del cohete. Si el pensamiento puede penetrar a través del espacio infinito sin disminuir en su intensidad, entonces es posible que haya algún lazo o unión con otras inteligencias en el espacio. Ello necesitaría que los receptores, los seres inteligentes en otras partes del universo tuvieran órganos receptores sensitivos que produjeran más o menos cualidades similares a las nuestras. De otro modo, las impresiones que tales seres tuvieran de cualquier pensamiento que se les proyectara desde la tierra nunca serían identificadas por ellos.

¿Somos influidos por pensamientos

provenientes del espacio exterior?

¿Hemos sido nosotros los humanos alguna vez el blanco de pensamientos proyectados por inteligencias desde el espacio exterior? Nosotros, también, podríamos tener tan solo impresiones misteriosas e intuitivas, pero fugaces que no podríamos identificar si las ideas tras tales pensamientos no tuvieran paralelo en las imágenes mentales humanas. ¿Son los sentimientos o sensaciones no inteligibles que a veces han excitado nuestras emociones y para los cuales no tenemos ideas que correspondan, el resultado de transmisión de pensamiento de otros seres en las profundidades del espacio? Quizás pueda el hombre eventualmente desarrollar hiperestesia mediante la cual pueda darse cuenta de que recibe los pensamientos de otros seres en el espacio, y pueda entonces aprender a relacionarlos con ideas humanas que traigan como consecuencia comprensión y correspondencia mutua.

PROPÓSITO DE LA ORDEN ROSACRUZ, AMORC

La Orden Rosacruz, AMORC presente en todo el mundo, es una fraternidad no sectaria de hombres y mujeres dedicados a la investigación, estudio y aplicación práctica de las leyes naturales y espirituales. El propósito de la organización es ayudar a todos para vivir en armonía con las fuerzas cósmicas creativas y constructivas, para el logro de salud, felicidad y paz. La Orden es conocida internacionalmente como la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, y tanto en América como en otros continentes constituye la única forma de actividades Rosacruces integradas en una sola institución. La A.M.O.R.C. no vende sus enseñanzas; las da libremente a sus miembros afiliados junto con otros muchos beneficios. Para información completa acerca de las ventajas de la afiliación Rosacruz, puede consultarse al Centro Cultural Rosacruz AMORC de la localidad donde se encuentre la persona interesada, de los cuales hay en San Salvador, Santa Ana, Sonsonate y San Miguel (que se pueden ubicar en la guía telefónica).

Ver también

Cuerpo, Mente y Alma: conceptos cambiantes

Ralph M. Lewis, F.R.C. (No. 3) (Pasado Imperator de AMORC, De la Revista– El Rosacruz …