web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Festejo puma, esperanza emplumada y agonía taurina
Festejo puma, esperanza  emplumada y agonía taurina

Festejo puma, esperanza emplumada y agonía taurina

@Manahen González

El reloj marcó las 5:00 p.m. La jornada 17 del Torneo Clausura 2014 había finalizado y los tres equipos situados en los últimos lugares de la tabla acumulada vivían momentos diferentes.

En el Estadio Las Delicias, viagra Universidad de El Salvador (UES), doctor a pesar de perder 1-2 ante Santa Tecla, festejaba debido a que, con las derrotas de Águila y Firpo, aseguró su permanencia por una temporada más en la Primera División al situarse en la octava casilla de la tabla acumulada con 37 puntos.

No así Águila que, tras caer 0-2 ante Atlético Marte en el Estadio Juan Francisco Barraza de San Miguel, se mantiene en la novena posición de la acumulada con 36 puntos (tres más que Firpo) por lo que tendrá que sumar, al menos, un punto en la última jornada para mantenerse en Primera División.

Pero, más complicado es el panorama de Firpo que también cayó en el Estadio Sergio Torres de Usulután 3-4 ante Juventud Independiente que selló su boleto a las semifinales. Ahora Firpo es último en la tabla acumulada con 33 unidades y está obligado a ganar en la última jornada, esperando además la derrota de Águila para poder forzar un juego extra y definir entre ambos al equipo descendido.

La jornada

Sin duda fue una jornada no apta para cardíacos debido a que, en dos horas, los tres equipos echaron su suerte y, al final, el más favorecido fue UES. La jornada inició a las 3:00 p.m. con los aficionados pumas, taurinos y emplumados pendientes de lo que podrían hacer sus rivales en la tabla acumulada.

A penas 18 minutos transcurrieron en el inicio de jornada cuando, en Las Delicias, el equipo universitario se ponía en venta por medio de Garrick Gordon. Con el 1-0 momentáneo, UES sumaba  40 puntos con lo cual dejaba atrás el tema del descenso.

Sabedores de que la UES iba ganando (anunciaban cada gol en el sonido local), Firpo reaccionó por medio de Xabi García para ponerse arriba en el marcador 1-0 sobre Juventud.

En ese momento, el reloj marcaba las 3:28 p.m. y, en el Estadio Barraza de San Miguel, los emplumados seguían empatando a cero con Marte. A las 3:27 p.m., en San Miguel y Usulután la tranquilidad volvió a los aficionados al enterarse que Santa Tecla había emparejado las acciones con los pumas por medio William Maldonado.

Y si el empate de Santa Tecla causó alegría en Usulután, la anotación de Marte, a las 3:40 p.m, produjo algarabía porque los marcianos, gracias a Christopher Ramírez, se ponían en ventaja sobre Águila.

Pero la sonrisa de los firpense se tornó preocupación a las 3:41 p.m., luego de que Anel Canales hundiera el balón en su propia meta y emparejaba las acciones con Juventud. Pero, los firpenses volvieron a respirar al cierre del primer tiempo, cuando en San Miguel Mario Castellanos aumentaba el marcador para Marte 2-1 sobre Águila y se enteraban de que, en Las Delicias, Santa Tecla y UES se iban a las duchas con las acciones empatadas a un gol.

El segundo tiempo empezó a las 4:00 p.m. y Firpo, consciente de que solo el triunfo les servía, puso manos a la obra y a las 4:08 p.m. consiguió anotar por medio de Ramiro Carballo. El gol no dejó de causar preocupación en San Miguel, donde a esa hora todavía Águila era incapaz de reaccionar ante los marcianos. Quienes tampoco lograban reaccionar eran los universitarios que, a las 4:12 p.m., veían cómo Roberto González enviaba el balón al fondo de la red para poner las cosas: Santa Tecla 2-1 UES. En Usulután y San Miguel la anotación tecleña fue celebrada por los aficionados locales, pues albergaban la esperanza de que sus equipos salieran airosos y continuaran con paso firme su lucha por salir de la zona del descenso. Pero, en Usulután, a Juventud Independiente no le importaba cómo fueran los otros equipos. Sabiendo que dependía de ellos clasificar a semifinales, se volcaron al ataque.

De esta manera, a las 4:14 p.m., el recién ingresado Emanuel Osorto venció la meta firpense para emparejar las acciones y poner más interesante la media hora de juego que restaba. Cerca de las 4:16 p.m. los firpense a penas se reponían de la anotación cuando apareció Óscar Cerén para poner en ventaja  a los opicanos, dejand al borde del colapso a toda la afición firpense y dándole tranquilidad a los emplumados que caían 0-2 ante Marte.

Pero eso no era todo. Cuando el reloj marcaba las 4:37 p.m., Juventud incrementó el marcador por medio del uruguayo Jesús Toscanini y puso las cosas 4-2. El cuarto gol opicano volvió a causar alegría en la afición de Águila debido a que su equipo continuaba abajo en el marcador y no veía por dónde descontar. Asimismo, daba tranquilidad a UES, pues con la combinación de resultados aseguraban su permanencia en la Liga Mayor. El reloj seguía devorándose los minutos y los marcadores no se movían, dejando claro que UES se quedaría en la primera y que ni Águila ni Firpo descenderían.

Fue así que a las 4:50 p.m. el balón dejó de rodar en el Estadio Juan Francisco Barraza, indicando un resultado de: Águila 0-2 Marte.

No así en Usulután, donde a las 4:51 p.m. Firpo conseguía descontar en el marcador por medio de Anel Canales, poniendo a tiro el empate. Sin embargo, el tiempo no les alcanzó y tuvieron que cargar con la derrota: Firpo 3-4 Juventud Independiente. Y, en Las Delicias, el balón se detuvo a las 4:53 p.m. con el marcador: Santa Tecla 2-1 UES.

En resumen, la jornada 17 se tradujo a dos horas de juego que permitieron el festejo puma tras permanecer en Primera, la esperanza emplumada de sumar un punto milagroso y la agonía taurina por saber si les alcanzará para salvar la categoría.

A %d blogueros les gusta esto: