web analytics
Página de inicio » Nacionales » Feligresía católica llamada al ayuno y oración en tiempo de cuaresma
El párroco Douglas Crespín oficia la misa del primer domingo de Cuaresma en la cripta de Catedral Metropolitana de San Salvador. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Feligresía católica llamada al ayuno y oración en tiempo de cuaresma

@DiarioCoLatino

En la misa celebrada este domingo en la cripta de san Oscar Arnulfo Romero, en Catedral Metropolitana, el párroco Douglas Crespín instó a la feligresía al ayuno y la oración, al iniciar la cuaresma el pasado miércoles 26 de febrero.

 En este primer domingo de cuaresma, el padre Crespín llamó a la comunidad católica a vencer la tentación y a mantener firmes los valores consagrados por Dios. Asimismo, dijo que los hombres y mujeres deben de dejar de hacer un mal uso de la racionalidad.

 El ayuno y la oración constituyen un camino a la superación de las dificultades de la vida y de la tentación misma, “vivimos en una moralmente difícil, una época en la que lo normal se ve raro y lo anormal se acepta”, expresó el vicario de la catedral.

 La cuaresma es el tiempo preparatorio de la fiesta de la Pascua, que de acuerdo a la tradición católica se marca al final de la Semana Santa. La Pascua recuerda la resurrección de Jesucristo, tras haber sido ejecutado vía crucifixión por predicar la doctrina monoteísta cristiana en tiempos del Imperio Romano.

Los cuarenta días de duración de este periodo hacen referencia a los cuarenta días que permaneció Jesús en el desierto, en donde ayunó y se vio tentado por Satanás. Para el católico, superar la tentación significa superar el convencimiento del demonio y de los cuestionamientos al poder de Dios y sus designios.

 El periodo de cuaresma es un llamado a la feligresía católica para la reflexión sobre el sacrificio de Jesucristo, el arrepentimiento de los pecados cometidos y la penitencia por los mismos. De alguna forma, la cuaresma recuerda que todo ser humano es hijo de Dios y está llamado a obrar como tal.

Ver también

La expectativa equivocada por Ariel Elías