web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Estados Unidos debe hacer frente a estallido de desigualdades sociales

Estados Unidos debe hacer frente a estallido de desigualdades sociales

Washington/AFP

A pesar de estar en pleno boom económico, pilule Estados Unidos se ve confrontado a un estallido de desigualdades sociales que terminó imponiéndose en la agenda política nacional, dijo el martes el presidente Barack Obama en su discurso sobre el estado de la Unión.

En su alocución anual a la nación, el mandatario reveló una serie de medidas en favor de los sectores medios destinadas a frenar un proceso sin precedentes de concentración de la riqueza.

“¿Aceptaremos una economía donde solo a unos pocos de nosotros les vaya espectacularmente bien? ¿O nos comprometeremos a una economía que genere ingresos crecientes y oportunidades para todos los que se esfuerzan?”, lanzó el mandatario.

Una franja ínfima de las familias estadounidenses (0,1% del total) concentra actualmente el 22% de la riqueza nacional, contra apenas 7% a fines de los años 70, un nivel desconocido desde los años 1930, según trabajos de dos economistas franceses, Gabriel Zucman y Emannuel Saez.

Estados Unidos alberga además el mayor contingente de “súper ricos” del planeta: 74.865 personas concentran unos 10,265 billones de dólares, dos tercios del PBI nacional, según datos recientes del banco suizo UBS.

En paralelo, la riqueza de las capas medias se estancó, e incluso disminuyó por efecto de la crisis financiera de 2008-2009. El patrimonio medio del 90% de las familias más pobres del país se elevaba en 2012 a 80.000 dólares, el mismo nivel que en 1986, según Zucman y Saez.

“Lo que sucede no es tanto que a los pobres les vaya tan mal sino que a los ricos les va muy pero muy bien”, dijo a la AFP Justin Wolfers, investigador del Peterson Institute for International Economics.

El debate sobre la redistribución de la riqueza ha sido sin embargo postergado, primero por la lenta recuperación de la economía nacional tras la crisis de 2008-2009 y también por una sólida creencia en la vigencia del “american dream” y los sueños de ascenso social.

“Tradicionalmente, a los estadounidenses les gusta percibirse como una sociedad sin clases en la que todo el mundo puede llegar a la cima”, declaró a la AFP Amy Traub, analista de Demos, un centro de reflexión sobre las desigualdades.

Las paradojas del actual boom económico hacen sin embargo que estas creencias tambaleen.

Pese al fuerte crecimiento del PBI (5% en ritmo anualizado en el primer trimestre) y a un desempleo situado en su nivel más bajo en seis años, numerosos estadounidenses la pasan mal.

En diciembre, el salario horario promedio cayó, y un mes antes se situaba apenas por encima de su nivel de 1964.

El salario mínimo, a su vez, no ha variado desde 2009 (es de 7,25 dólares por hora) a pesar de las fuertes protestas protagonizadas por los trabajadores del sector del a comida rápida, que contribuyeron a colocar el problema en los primeros planos.

“Los movimientos sociales permitieron que el público en general tomara conciencia de la creciente brecha entre los muy ricos y los demás”, asegura Traub.

El éxito fulgurante del economista francés Thomas Piketty con su trabajo sobre “El Capital en el siglo XXI” es también representativo de este estado de cosas.

Invitado a la Casa Blanca, recibido con gran pompa en todos los estudios de televisión, Piketty no ha dejado de destacar la agravación “espectacular” de la desigualdades en Estados Unidos.

También la oposición republicana se ha sumado al debate. Mitt Romney, exrival de Obama en la carrera a la Casa Blanca, denunció el viernes último el “agravamiento” de las desigualdades en el país y el hecho que “los ricos sean aún más ricos”.

Las medidas anunciadas por el presidente, una mezcla de mayores impuestos para los más favorecidos y de créditos fiscales pata los demás, ¿serán suficientes para invertir la tendencia, en caso de que superen el obstáculo del Congreso?

Los expertos saludaron la iniciativa presidencial, pero son escépticos en cuanto a su capacidad de generación de empleos.

“Esa es una de las principales lagunas de las propuestas” de Obama, resumió en declaraciones a la AFP Ben Zipperer, del Center for Equitable Growt.
—–
Fotografía: El presidente estadounidense Barack Obama, pronuncia el discurso del Estado de la Unión, en Washington, D.C., Estados Unidos de América, el 20 de enero de 2015. (Foto Diario Co Latino/Xinhua/Mandel Ngan/TNS/ZUMAPRESS)

A %d blogueros les gusta esto: