web analytics
Página de inicio » Suplemento Amigos » ELLA FITZGERALD: LA VOZ DEL JAZZ

ELLA FITZGERALD: LA VOZ DEL JAZZ

Oscar A. Fernández O.

En la música jazz, ask rx scat es un tipo de improvisación vocal, pharmacy generalmente con palabras y sílabas sin sentido, capsule convirtiendo la voz en un instrumento musicalmás.Esta improvisación vocal es una forma de virtuosismo que requiere habilidad y entrenamiento, ya que es tan difícil como la improvisación con un instrumento. También ha sido utilizado como un recurso humorístico dentro de las canciones.

Aunque este recurso vocal se ha asociado como propio del jazz, ha sido incorporado a otros géneros musicales. En 1994 dio el salto a la música dance con el éxito mundial Scatman, del cantante Scatman John. (Berliner, Paul: 1994)

Según Jelly Roll Morton, en una serie de entrevistas con Alan Lomax en 1938, el primero en usar el scat fue un cómico, JoeSims, de Vicksburg, Mississippi. Luego, Tony Jackson y Morton, entre otros, lo copiaron y se fue incorporando a las actuaciones en Nueva Orleans. Uno de los primeros ejemplos de scat se debe a Al Jolson, que lo practicó en algunos bares durante 1911. Entre ese año y 1917 Gene Greene grabó varias canciones utilizando esta técnica, siendo uno de los primeros cantantes en especializarse en el Scat. Hacia 1926 Louis Armstrong popularizó el estilo con la canción “Heebie Jeebies”, que sirvió de modelo a Cab Calloway, quien se especializó en esta forma de improvisación durante la década de 1930. De hecho, Armstrong posiblemente enseñó y convenció a Calloway para que practicase el scat. (Edwards, B.: 2002)

Ella Fitzgerald desarrolló de forma notable este estilo de canto.Nació el 25 de abril de 1918 en Newport, Virginia. La mayor parte de su infancia transcurrió en unorfanato de Nueva York.

Antes de dedicarse a cantar se afanó en el baile con el nombre de Caderas de Culebra (Snake hips) Fitzgerald. Con una personalidad tímida y una discreta vida personal, se consagró esencialmente al perfeccionamiento de su arte.

Fue descubierta con dieciséis años en Harlem cuando cantaba en un espectáculo para jóvenes talentos, la noche de amateurs en el mítico teatro Apollo (poco antes había sido abucheada al cantar en otro teatro de aficionados, al parecer marcando para siempre su personalidad con un gran miedo al fracaso en público). En el Apollo ganó un premio de 25 dólares y fue vista por el miembro de una famosa orquesta, la banda de Chick Webb, un batería que la adoptó musicalmente y también en el sentido estricto de la palabra, firmando un papel para ser su padre adoptivo. Entre 1934 y 1939 cantó con la Chick Webb Band, grupo que dirigió durante un tiempo tras la muerte de su líder en 1939. A mediados de los años cuarenta, trabajó con el empresario estadounidense Norman Granz y viajó por Europa y Asia con su Jazz at the Philharmonic.

Formó parte del triunvirato completado por Billie Holiday y Sarah Vaughan, las tres voces femeninas más importantes del jazz. Improvisadora sorprendente, dominadora del “scat” y con una voz capaz de afrontar cualquier reto, desde el Night and Day de Cole Porter al Some one to watch over me de George Gershwin. Sus composiciones incluyen: ‘Oh, But I Do’ y ‘You Showed Me the Way’, entre otros. En 1958 actuó junto con el compositor estadounidense de jazz Duke Ellington en el Carnegie Hall de Nueva York.
Al principio, Ella no cantaba jazz: El swing abarcaba su repertorio y esto sería una marca de su estilo. Cuando Webb falleció, la banda acogió el nombre Ella Fitzgerald and Her Famous Orchestra, en 1939. Ya en 1941, comenzó su carrera como solista.

El scat (denominación de la técnica de canto improvisado en jazz) fue lo que la consagró como ícono. Fue muchas veces criticada por su falta de profundidad emocional y vulnerabilidad. Las acrobacias vocales, exquisita entonación y precisa dicción, fueron determinantes en cada melodía que improvisó Ella.

Su música denotaba dulzura natural y compasiva esperanza. Por ello fue comparada con Billie Holiday, quien es también una de las voces femeninas más aclamadas del jazz. Fitzgerald aportó otra visión de este género musical al mundo. Dejó a un lado la idea del ensimismamiento del artista que cantaba desde su sufrimiento. Ella interpretaba su música desde cierta alegría y entusiasmo vibrante.

Ver también

“Una Vieja Canción De Amor” lo nuevo de Joaquín Velazco

@SAmigosCoLatino El artista salvadoreño radicado en los Ángeles nos regala su nueva canción titulada “Una …

A %d blogueros les gusta esto: