web analytics
Página de inicio » Opiniones » El pueblo y Maduro derrotan a todos sus enemigos

El pueblo y Maduro derrotan a todos sus enemigos

Carlos Girón S.

Para la ira y la rabia de todos los enemigos del pueblo venezolano, el pasado domingo 20 de mayo, más de 5.8 millones de patriotas asestaron una sonora bofetada en la cara a todos los enemigos de Venezuela, internos y externos, que pretendieron impedir la realización de esas victoriosas elecciones que dieron a Nicolás Maduro su honrosa ratificación para un quinto período como Presidente de la República.

Tras esa histórica victoria, los enemigos de todo pelaje se han dedicado después a querer desprestigiar y desacreditar el proceso electoral del domingo, pretendiendo que fue “una farsa” o que hubo fraude. Dos o tres observadores internacionales que atendieron la invitación para asistir y presenciar el evento han testimoniado que fue totalmente transparente, limpio y ágil, ratificado ello con imágenes ofrecidas por la televisión no sólo venezolana, sino de otros países.

Maduro ha dicho que ese triunfo del pueblo venezolano es para fortalecer su soberanía e independencia frente a las oscuras fuerzas injerencistas y hasta golpistas que descaradamente han pedido públicamente que mediante una acción militar el gobernante sea derrocado.

El pueblo ha rechazado y condenado semejante pretensión y no se da porque el ejército respalda completamente al Jefe del Ejecutivo. No hay entre sus filas conspiradores golpistas aunque muy probablemente ha habido manos peludas queriendo comprar voluntades para una acción de esa naturaleza tan vil.

Los enemigos de Maduro lo han tildado de “dictador”, provocador de la “crisis” que presuntamente padece el pueblo venezolano por escasez de alimentos, medicinas y otros bienes y se han dimensionado los grupos que se han dirigido a la vecina Colombia, en busca de esos bienes. Se han fotografiado estantes vacíos en tiendas y supermercados. Acéptese que faltan muchos bienes de consumo básico, pero esa escasez es creada artificialmente, por los proveedores que han retenido y acaparado tales bienes con el malévolo propósito precisamente de echar la culpa a Nicolás Maduro de esa situación. Ésta es parte del plan que viene urdiéndose con el fin esencial de botar al gobernante bolivariano muy querido por el pueblo. El plan es para preparar el terreno y propiciar una invasión (agresión) de fuerzas extranjeras, para eso, para derrocar a su legítimo gobernante y robar sus grandes riquezas naturales, sobre todo el petróleo –con las más grandes reservas certificadas del mundo–, así como de sus inmensos reservorios de agua potable, amén de otros metales preciosos.

Los enemigos de Venezuela de todas partes se han llevado la gran sorpresa –y a la vez desencanto al no cumplirse sus expectativas–, primero, que vieron cumplirse los comicios pese a las instigaciones injerencistas externos, y segundo por la alta cifra de votantes que acudieron a las urnas, si bien hubo un gran porcentaje de ausentes que, en todo caso, no le dieron el voto ni a Capriles ni los otros candidatos de la oposición.

Lo que ahora se quiere y esperan los enemigos de Venezuela es que muchos gobiernos de otros países no le den su reconocimiento a Maduro en su quinto período de mandato. Seguramente, eso le deja sin cuidado al gobernante, siempre que cuente con la buena relación y apoyo de potencias como China y Rusia.

Aquí, los salvadoreños honestos se sienten contentos con la nueva victoria del presidente Nicolás Maduro, que ha demostrado ser un gobernante al servicio del pueblo venezolano y no de grupos de poder que son los que han querido hacerle la vida imposible al presidente, como a muchos miembros de su equipo de trabajo en las esferas gubernamentales.

Ver también

Sur, Bolsonaro y después

Marcel Lhermitte* Finalmente no hubo sorpresas en la elección presidencial brasileña y el ultraderechista Jair …

A %d blogueros les gusta esto: