web analytics
Página de inicio » Opiniones » El país tiene presupuesto para 2016

El país tiene presupuesto para 2016

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

El 26 de noviembre pasado se aprobó el Presupuesto General de la Nación, salve los presupuestos de las entidades autónomas y la Ley de Salarios para el año 2016. Es un gran paso en la seguridad jurídica con la cual debe funcionar el Estado salvadoreño en su totalidad. Quienes apuestan y trabajan por la desestabilización y la incertidumbre se quedaron a criticar como ha ocurrido desde 2009 cuando el partido Arena perdió la Presidencia de la República. Es bueno para la gente que se asegure que tendrá con seguridad los servicios y programas que el Gobierno a través de las diferentes instituciones le brinda.

El Presupuesto consta de $ 4,860,800.000.00 (cuatro mil ochocientos sesenta millones con ochocientos mil dólares); habrá de representar el 16.3% del Producto Interno Bruto. El 96% se financiará con ingresos propios y el resto con préstamos aprobados y donaciones. La base de su estimación proviene de cálculos del crecimiento de la economía, que se estima en 2.9%.

La Corte Suprema de Justicia lleva 250.2 millones de dólares, la Asamblea Legislativa 59 millones, el Fondo para el Desarrollo de los municipios 261. 3 millones, la deuda a pagar será de 850 millones; los intereses y pensión mínima 106 millones. Estas cifras representan obligaciones ineludibles pues están determinadas por la Constitución las dos primeras y por obligación legal las dos últimas. Juntas estas 4 partidas representan más de 1,500 millones de dólares; más del 30% de todo el Presupuesto.

Los ramos con más alta participación son Educación con 940.8 millones; Salud con 627,2 millones y Seguridad con 442.3 millones.  Estas tres que, junto a la deuda son los montos más altos previstos para el presupuesto de gastos en 2016, suman 2,010 millones de dólares  (41.35% del total). Entre obligaciones y prioridades el Presupuesto lleva más del 70%.

El Presupuesto es un importante recurso de gestión pública, una herramienta de control porque dado su carácter público permite el control de la ciudadanía además de estar sujeto al control de la Corte de Cuentas de la República; es un instrumento de política económica y de redistribución de la riqueza que el conjunto de la sociedad genera en un año. Su aprobación refleja la armonía  y colaboración entre dos órganos fundamentales del gobierno: el Ejecutivo, que lo elabora y el Legislativo, que lo aprueba;  representa respaldo político a la gestión y la política del Presidente de la República y su Consejo de Ministros.

Cuando Arena buscó pretextos para reiterar su negativa a votar en favor del Presupuesto, expresó sus intereses que de alguna manera indican como operarían si ellos estuvieran gobernando. Se preocupaba porque, según ellos, no está contenido el  abono a la deuda de la dolarización (más de 700 millones). En 2016 hay que pagar la primera cuota equivalente a 150 millones por la dolarización impuesta en 2001 por el Gobierno de Francisco Flores; pero está claro que ese vencimiento  obliga según la Constitución a un presupuesto extraordinario que en su momento el Ministro de Hacienda someterá a aprobación.

Proponía Arena despedir 3,500 empleados públicos, sin decir cuales ni cuánto costaría su indemnización; pero este es el tipo de medidas que expresan la política de un gobierno y el de Salvador Sánchez Cerén busca más bien asegurar la estabilidad a los empleados públicos como lo hizo con los más de 8 mil maestros de Educo; con más de 3 mil en salud, así como se hará con FOSALUD  y en Turismo.

Pedían un presupuesto extraordinario para seguridad, lo cual en la misma aprobación del presupuesto se crea una partida específica para  financiar  el Plan El Salvador  Seguro. Y hablaba de recortes millonarios donde en absoluto se corresponde lo aprobado con las exorbitantes cifras de un supuesto ahorro. Simples pretextos para fingir un interés inexistente.

El país marcha y se sobrepone a las dificultades, sean estas derivadas de condiciones climáticas o políticas, gracias a que somos más quienes queremos que nuestro país salga adelante, siga cambiando para bien de su gente y principalmente  para bien de las mayorías más necesitadas. Los votos que aprobaron el Presupuesto incluyeron al PDC, PCN, GANA y FMLN. Cuatro fuerzas políticas que ponen por encima el interés general del pueblo y con 49 votos el país ya tiene presupuesto para 2016.

Las obras públicas, grandes y pequeñas, los subsidios, los programas sociales, los apoyos a instituciones no gubernamentales que trabajan con la gente están en las cifras del presupuesto y podrán aprovechar el mes de diciembre para planificar sus inversiones. Esto es estar con la gente, con hechos; abrazando la esperanza como dice el lema del Presidente Sánchez Cerén.

Ver también

¡Nuestros hermanos migrantes en caravana!

*Dr. Héctor Mauricio Arce Gutiérrez [email protected] 1. El problema migratorio de nosotros y nuestros hermanos …

A %d blogueros les gusta esto: