web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » EL JAZZ Y EL ROCK
EL JAZZ Y EL ROCK

EL JAZZ Y EL ROCK

Oscar A. Fernández O.

El llamado “Jazz Rock” es uno de los estilos que se desarrollaron en los últimos años de 1960 y comienzos de los 70´s. Enmarcado inicialmente dentro de una corriente más amplia, online find el Rock Progresivo, levitra conformó su propio lenguaje y desarrolló varias líneas de características bien definidas. Los principales grupos radicaron en los Estados Unidos.
A finales de los años cuarenta hubo una explosión de experimentalismo en el jazz. Las big bands modernizadas llevaron al florecimiento de artistas de la talla de Gillespie y Stan Kenton, see que trabajaban junto a pequeños grupos con músicos innovadores como el pianista Lennie Tristano. La mayoría de estos grupos extrajeron sus ideas de piezas contemporáneas firmadas por maestros como Bartók y Stravinski.
Las Bandas pioneras aparecieron en los Estados Unidos de Norteamérica. En 1967, Al Kooper formó la que sería la más importante de éstas, Blood, Sweat & Tears, aunque la más popular, y la que consiguió mejores resultados comerciales, fue el grupo Chicago, que se formó el mismo año, aunque editó su primer álbum un año más tarde que BS&T. En estos mismos años, aparecieron otras bandas importantes, como Chase (1969), Dreams (1970), Lighthouse (1970), aunque eran canadienses, etc… Algunas bandas que ya existían con anterioridad, como Electric Flag o The Flock, añadieron vientos a su formación alrededor de 1968, por la influencia ejercida por BS&T; y otras, como Rare Earth, aún con una sección de viento reducida, reclamaron su incorporación al género. Berendt introduce también en este sub-género al grupo Santana, especialmente a partir de su disco Caravanserai, a pesar de carecer de sección completa de metales. (Morris, T.: 1976)
Bandas en Inglaterra: los grupos ingleses, que habían supuesto el núcleo básico del rock progresivo, no fueron muy dados a las “big bands” de rock, y ello a pesar de su fuerte tradición de blues. Pero, al menos, es necesario recordar una banda muy interesante y que, realmente, tenía formación de big band: CCS, el grupo del pianista John Cameron, que editó su primer disco en 1971.
Desde otra vertiente totalmente diferente, músicos de jazz habían comenzado a introducir en sus discos bases rítmicas de tipo rock, especialmente a partir de las experiencias de Frank Zappa a finales de los años 60. El pionero, indudablemente, fue Miles Davis, que rompió el fuego con su disco Bitches Brew (1969). Una buena parte de los músicos de jazz que le acompañaron en esa grabación, generarían bandas de jazz-rock en los años siguientes: Chick Corea con su grupo Return to Forever, John McLaughlin y su Mahavishnu Orchestra, Joe Zawinul y el grupo Weather Report, Larry Coryell y Eleventh House, Tony Williams y sus Lifetime. Otros músicos de jazz, como Stanley Clarke y Pat Metheny, o de rock, como Jeff Beck, trabajaron en esta misma línea. (Roody, D.: 2008)

Aunque se siguió generalmente el tipo de compás cuaternario propio del rock, las líneas del bajo y la batería, recogieron modos típicamente jazzísticos, especialmente durante los solos.
Aunque en muchos casos los arreglos para las secciones de viento se limitaron a la armonización de los riff de guitarra clásico del rock, en otros se produjeron verdaderos arreglos para voces instrumentales diferentes, al estilo de las bandas de jazz. La influencia en éstos, varió desde los claramente influenciados por el be bop, como en los primeros discos de BS&T, hasta los que tomaron sus raíces en las orquestas de swing, como en el caso de Chase. En algunos casos la influencia de las improvisaciones y arreglos colectivos del free jazz fue evidente.
Improvisaciones: aunque el concepto de solo ya era conocido y usado por el rock anterior a 1967, en el jazz rock se desarrolla de forma habitual, prácticamente en todos los temas, tomando en muchos de ellos un papel relevante e, incluso, principal respecto al tema vocal, al modo de la tradición jazzística. Ello exigió la presencia en las bandas de instrumentistas solventes, en algunos casos de muy alto nivel: Randy Brecker, Bill Chase, Chick Corea, Stanley Clarke, Lewis Soloff, Dave Bargeron, Wayne Shorter, etc.
A partir de finales de los años 1970, el jazz rock, como género o estilo específico dentro del campo del rock, comenzó a decaer. Frente a las grandes ventas que los grupos del género habían cosechado en los años anteriores, el mercado se decantó por las nuevas tendencias, especialmente el hip hop y el funk, o por las revisiones radicales de las esencias del rock, como el punk. Buena parte de los músicos que, desde el jazz, habían desembarcado en él, volvieron a sus raíces, y las big bands de rock desaparecieron. Sin embargo, el jazz-rock tuvo una poderosa influencia en el pop británico de los años ochenta, en grupos como Haircut One Hundred, Blue Rondo o Sade, así como en el desarrollo del acid jazz y el blues moderno. (Balliet, W.: 2002) Artistas más destacados en esta modalidad: Miles Davis, Chick Corea, Tony Williams, Joe Zawinul, Jaco Pastorious John McLaughlin, John Scofield.
Después de este periplo musical, se ha dicho y se ha escrito mucho del rock & roll. Los han abordado los musicólogos, casi siempre despreciándolo; los sociólogos, que casi nunca los entendieron; los periodistas, que supieron explotar su potencial, los aficionados, que sencillamente lo absorbieron y se apoderaron de él como una parte de su propia personalidad. El rock surgió de un modo espectacular y se desarrolló en principio como un fenómeno de masas que trastornó la vida y los ideales de cuantos países visitaba. Les propongo a unos de los grandes Pastorius, Led Zeppelin y Santana.

A %d blogueros les gusta esto: