web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » ¡El canto del gallo!
Antoine Griezzman anotó uno de los goles de la victoria de Francia 4-2 sobre Croacia en la final del Mundial Rusia 2018. Foto Diario Co Latino/ AFP.

¡El canto del gallo!

Moscú/Rusia/AFP

De saco y etiqueta. La Copa del Mundo Rusia 2018 se vistió de “gala” para llegar a las manos de Hugo Lloris y pasar a las vitrinas de una Francia que se impuso con auto ridad y justicia a una guerrera y simpática Croacia. Los “blues” aprovecharon su gran pegada y velocidad para poner de rodillas a Luka Modric y compañía con un inapelable 4-2.

Queda la sensación de que Croacia mereció más por el despliegue futbolístico que mostró durante el torneo y la posesión de balón que consiguió ayer; sin embargo, Francia le sacó brillo a sus mejores armas y tuvo suficientes argumentos para alzar la copa.

Etiquetar a Francia en un estilo de juego podría ser un “suicidio”, porque no lo tiene definido y ha demostrado tener armas para distintas etapas de una batalla. Ayer, por ejemplo, a los croatas les hizo daño a balón parado, al contrataque y con los remates de larga distancia.

Croacia, por su parte, se mantuvo fiel a su exitoso libreto: la posesión de balón en los botines de la dupla Modric-Rakitic y las llegadas por las bandas; pero, ante los “galos” no les rindió el fruto deseado.

El zaguero crota Vida intenta cabecear el balón ante el salto del francés Oliver Giroud.Foto Diario Co Latino/AFP.

El partido

El centrocampista de Croacia Luka Modric triste tras perder la final de la Copa Mundial Rusia 2018 frente los “Le Blues”.Foto Diario Co Latino/AFP.

De nada le sirvió a los croatas marcar una posesión de balón 61 %-39 %, pues las pantallas registraron un 2-1 favorable a los “blues” al final del primer acto.

Francia abrió la lata al ‘18, tras un tiro libre de Antoine Griezmann que el croata Mario Manzukic cabeceó y mandó al fondo de su propia meta.

El tanto no desequilibró los nervios de los croatas, quienea mantuvieron su ritmo y como premio encontraron el 1-1 con un zapatazo de Perisic al ‘28.

Hasta ahí el partido se cocinaba a buen fuego y parecía que el primer tiempo acabaría en empate; no obstante, Francia sacó petróleo de otro balón estacionario: llegó un saque de esquina y tuvo tanta fortuna la selección “gala” que el balón dio en la mano de Perisic y el árbitro Néstor Pitana, tras revisar el VAR, otorgó penalti a favor de los “blues”.

El cobro lo hizo efectivo Griezmann al minuto 38 y mandó en ventaja (2-1) a su selección al descanso.

Al regresar de los camerinos, Ante Rebic probó los reflejos de Lloris y luego, al ‘54, Mbappe respondió con un mano a mano que ganó el portero croata.

Fue la primera señal de que Francia quería sellar el triunfo temprano… y lo hizo: Pogba sacó un zurdazo sobrio en los linderos del área y venció al cancerbero croata al ‘59 y luego Mbappe, con un derechazo, obró el 4-1 al minuto 65.

Ambos goles le bajaron el “azúcar” a los croatas, pero un “oso” de Lloris al ‘69 (entregó un balón en los botines a Manzukic, quien aprovechó para marcar el 4-2) inyectó insulina a los “balcánicos” y eso les permitió -al menos- terminar con dignidad el partido.

Tras el silbatazo final, la joven selección francesa se hundió en abrazos y felicitaciones por ganar el segundo título mundial para su país; mientras que los croatas se despidieron sin dramatismo y con la frente en alto. Había ganado el mejor: Francia; pero Croacia cautivó el corazón de mucha gente en el mundo.

Incluso Luka Modric, capitán croata, tuvo su premio extra, ya que ganó el galardón a Mejor Jugador del Mundial; mientras que Mbappe fue premiado como el Mejor Jugador Joven del certamen.

Ver también

¡Le salió barba!

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Barbados y rasurados. La selecta cuscatleca no encuentra el punto “G”. Gana, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: