web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Educación superior. Avances y desafios

Educación superior. Avances y desafios

José  Roberto Osorio
Educador

Aprovechando el producto institucional del MINED, medicine “Resultados de  la Información Estadística de Instituciones  de Educación Superior 2012”, sildenafil es  posible apreciar los avances  en el sector terciario de  la  educación nacional y asomarse  a eventuales  desafíos que en este ámbito se enfrentan.

La  gestión de  la educación superior en el país se realizó en 2012 por  40 Instituciones  de  Educación Superior, there (IES): 24 Universidades, (60%), 9 Institutos Especializados, (22.5% ) y 7 Institutos Tecnológicos. (17.5%).

En su conjunto, las  IES matricularon en 2012 a 169,860 estudiantes, notándose  un incremento de  5.91% en relación a  2011. Las  Universidades atendieron a 156,054 estudiantes, (91.87% del total), los  Institutos Especializados a 9,023 estudiantes (5.31%) y los Institutos Tecnológicos al 2.82% de la matrícula total, equivalente a 4,783 estudiantes.

Es interesante destacar que -siempre  en 2012- las  Universidades reportaron que el 53.83% de  sus estudiantes  fueron mujeres, (84,008), y el resto (46.17%), hombres, lo que  es  un dato esperanzador, en particular  teniendo en cuenta los obstáculos que el género femenino tiene para acceder a la  educación.

La  única Universidad Estatal del país registró una matrícula de 46,799 estudiantes (29.99%), y las   23 Universidades privadas brindaron servicios a 109,255 estudiantes, cifra equivalente al 70.01% de la matrícula total en este tipo de  instituciones.

De acuerdo con las  cifras  oficiales  la universidad estatal, aumentó su matrícula en 1.64% en relación a  2011: en términos absolutos 745 estudiantes.

Las universidades privadas  registraron crecimientos de  matrícula desde el 28.22% en relación al año precedente y una de  ellas  disminuyó en 1.62% la cantidad de estudiantes  que matriculó en 2011.

De los  Institutos Especializados, el de mayor crecimiento exhibió una tasa  de 55.81%  en relación a  2011 y dos de  ellos mostraron decrecimientos en el orden del 8.33% y 7.18% en su matrícula.

De los 7 Institutos Tecnológicos, tres tuvieron decrementos en relación a  la matrícula reportada en 2011, con porcentajes de, 8.54, 5.73 y 2.32.

Las  Universidades atendieron a 13,909 (8.91%)  estudiantes  en carreras técnicas  y al 91.09% (142,145),  en carreras universitarias  y de  posgrado.

Con independencia de  la forma de  contratación, en las  Universidades laboraron en 2012, un total de 8,453 docentes, (88.4%); en los Institutos Especializados, 712 (7.4%) , y 402 (4.2%) en los Institutos Tecnológicos para un total de 9,567 docentes (100.0%)  facilitando conocimientos en el sector terciario de la educación.

Diez  universidades privadas tienen más  de  5,000 estudiantes, atendiendo a 85, 429 alumnos, cifra que en términos relativos equivale al 54.74% del total de  estudiantes matriculados en todas  las  Universidades y al 77.68% de los alumnos de las universidades privadas.

Agregando los 46,799 estudiantes  matriculados en la UES, once universidades del país, (45.83%) acogieron al 84.27% de los estudiantes.

El promedio de  estudiantes por docente  fue de  17.25, con una disminución conceptual de -0.49%. En promedio, cada docente a  tiempo completo atendió a 53.37 estudiantes, deteriorándose este indicador de  calidad educativa a nivel superior.

El 33.37% de  los docentes  en educación superior está contratado a tiempo completo y el  26.91% de  la planta docente en las  IES,  tiene estudios de posgrado.

En 2012 el promedio indica 11.50 estudiantes  por computadora, tras  exhibir una cifra de 1.04 en 2011.

Las  IES en conjunto destinan el 47.75% de su presupuesto a  sueldos del sector docente y el 24.78% para el sector administrativo.

Del presupuesto de  las  IES solo el 2.05% se utiliza  en investigación científica y un 2.85% en proyección social, identificándose  aquí, algunos de los desafíos que las  IES deben atender  con la mayor prontitud para fortalecer  su aporte al desarrollo integral y sostenible del país.

4 Comentarios

  1. Teodoro Minero Guzmá

    Interesantes los datos del MINED, que sirven de base parael artículo del Educador José Roberto Osorio y los comentarios del Dr. Nelson Ll. Turcios. Es una verdad de “perogrullo”, que la Educación Superior es necesario para el crecimiento de un país, el centro de la cuestión es el tipo de formación que están recibiendo los estudiantes, es decir, qué estudian y para qué. Si el indicador es la situación económica y social que vive el país; entonces, el impacto de la Educación Superior en la Sociedad es mínimo. El análisis de los datos del MINED requiere de agudeza y de mucha reflexión; por ejemplo, por qué sólo un 5.31% y un 2.82% del total de estudiantes, están matriculados en Institutos Especializados o en Institutos tecnológicos, ¿en manos de quiénes está la Educación superior?, según los datos proporcionados, el 70.01% están matriculados e Universidades privadas; ¿qué intereses representan estas unviersidades privadas? ¿representan los intereses de la mayorá de la población?. Po qué sólo un 2.05 del presupuesto se dedica a investigación científica y un 2.8 a proyección social.
    El problema de la Educación en El Salvador es complejo y amerita del próximo gobierno una atención integral, desde la Educación Preescolar hasta la Educación Superior, debe realizarse un verdadera Reforma Educaticativa, que contribuya a formar profesionales capaces de contribuir al desarrollo de la sociedad y no sólo al crecimiento económico, qué terminen con las desigualdades sociales y nos aproximen a principios de equidad. ¿Es posible?, depende de las políticas públicas que impulsen quienes nos gobiernen, ¿cómo es posible que países que caben 30 veces en el territorio salvadoreño, con una población similar a la de nuestro país y que hace 50 años era considerado como subdesarrollado?, actualmente tiene un ingreso percápita 12 veces mayor al nuestro y se haya convertido en una potencia económica respetable; pues el factor determinante es la Educación. Sería interesante conocer si seguiremos igual o realmente vamos a cambiar de rumbo para el logro de una mejor calidad de vida para toda la población.

  2. La educación universitaria de el salvador es mediocre, además que los graduados no tienen estándards científicos, salen con pocos valores éticos.Es una realidad de este pais y refleja el deterioro general del país.

  3. felicitaciones DOCTOR NELSON TURCIOS, excelente comentarios.pienso que deberiamos todos los salvadorenos fuera de nuestras fronteras patrias apoyar economicamente a la UNIVERSADAD NACIONAL, saludes.

  4. Dr. Nelson L. Turcios

    Mejorando Nuestra Educación Superior
    Dr. Nelson L. Turcios

    Ha sido históricamente bien reconocido que la educación superior contribuye a desarrollar productividad laboral, promover iniciativa empresarial, estimular principios democráticos y generar crecimiento económico esencial para mejorar las condiciones de vida de la población. Además, la educación superior siempre ha creado ambientes propicios para la abierta discusión de los valores que definen el desarrollo de una nación. Las nuevas ideas que han avivado el proceso de crecimiento de los pueblos han sido generadas por profesionales con educación superior.

    La educación superior es absolutamente indispensable para formar profesionales con la competencia necesaria para presentar soluciones a problemas comunes de interés general como prevención y tratamiento de enfermedades, protección ambiental, expansión industrial y desarrollo de infraestructuras. Las investigaciones científicas más productivas se originan en ambientes intelectuales apropiados. Conocimiento engendra conocimiento. Necesitamos urgentemente reconocer los beneficios de la educación superior y darle el lugar que le corresponde en la agenda nacional.

    Existen barreras que han obstaculizado la educación superior en nuestro pais: la falta de visión futurística de gobiernos militares y derechistas; la percepción infundada de visualizar al profesional con educación superior como un enemigo potencial al sístema político-económico; las constantes restricciones presupuestarias para nuestras instituciones de educación superior, las cuales han interferido con la contratación y retención de personal docente de excelente calidad académica.

    Las instituciones de educación superior también tienen responsabilidades. La administración de estas instituciones debe adherirse a principios básicos de coordinación institucional para eliminar duplicaciones. La educación superior debe anclarse en un sístema verificable por el gobierno central, educadores, industria, estudiantes y otros interesados. Una visión común generará recomendaciones compatibles con nuestra sociedad. Muchos proyectos fracasan porque no incluyen las partes interesadas en la discusión y porque no son prácticos. Además, el sector público deberá activamente participar en la supervisión de instituciones privadas, para estimular la competencia académica. Instituciones de enseñanza superior deberán trabajar en estrecha colaboración con el gobierno central para mejorar la calidad de la educación secundaria y asi ofrecer mejor preparación de futuros estudiantes universitarios.

    La infraestructura educativa superior necesita modernizarse (computadoras, acceso al Internet, laboratorios científicos, etc) y expander la infraestructura tradicional (bibliotecas, salas de clases, dormitorios estudiantiles, instalaciones recreativas, etc.); contratar y retener personal docente calificado; aumentar el acceso de la población pobre a la educación superior. Las universidades deberán mejorar programas académicos existentes y crear nuevos programas que llenen las demandas actuales para iniciar y mantener nuestro desarrollo.

    El gobierno central deberá promover la educación superior masiva; apoyar las ciencias naturales y preservación cultural; implementar regulaciones estrictas para la acreditación de instituciones de enseñanza superior; generar y difundir información objetiva sobre diferentes instituciones y programas de educación superior disponibles. El gobierno central tambien deberá proteger las universidades como medios donde temas diversos puedan ser discutidos libremente; invertir en recursos educativos de uso común accesibles a todos los estudiantes de distintas instituciones que no los ofrezcan; motivar al sector privado para obtener excelencia académica y evitar abusos; y patrocinar intercambio de estudiantes y profesores con otros países. Por lo tanto, es imperativo que el gobierno central, universidades y donantes privados nacionales é internacionales comienzen a trabajar juntos para mejorar nuestra educación superior para que podamos participar en el concierto de las naciones desarrolladas, donde el director siempre ha sido la educación superior. nlturcios@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: