web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Dos poemas de Aristarco Azul

Dos poemas de Aristarco Azul

REMANSO NOCTURNO

A lo lejos  se muere  la noche triste, viagra drugstore
envuelta  en suspiros crasos  prematuros,
con esfuerzo tiñe espacios con relámpagos,
¡Sorprendida ante la aurora solitaria!…

Quien abrazada con los brazos del sol,
¡Al compas de la marcha obliga, reprende,
a vestir el bello ropaje a jardines!…

Quienes emiten miel entre orugas ciegas,
que después vuelan frágiles y libres
confundiendo la belleza con nuestras ojos…

Mientras la noche vuelve con más  belleza,
vestida con traje, repleta de rubíes,
y esmeraldas pulidas por el fino azahar,
¡Llevadas con el clásico don de amar!…

 

PARTIDA  SILENCIOSA

¡Cantaban   revuelos de campanas
y  marchaban   huellas casi  moribundas,
al compas de  cantos  alegóricos!,
mientras  el silencio se perdía
en secreto,   hasta llegar a un alma
que  se despedía   de  la noche,
donde   perdió sus ensueños
entre la montaña,   junto a sus ilusiones
de encontrar  libertad, paz, amor,
felicidad y la ostentosidad perdida,
buscando salida dentro de  un cilindro,
protegiendo  un cuerpo luchador,
¡Que sin dejar de cantar las campanas,
los gritos internos estaban convertidos
en lágrimas, que marchaban  ligeras
en   bordes de corazones  agónicos,
que suspiraron un día por voluntad propia!,
pero ahora, se disecan entre himnos
de batalla  que no pudieron oír,
mientras estuvo   presente en el limbo
de ésta desértica y  sencilla vida fratricida,
¡Así, como aves  viajeras  volaron sus ilusiones,
con sus pensamientos truncados
para siempre  y nunca volver  físicamente!…

Aristarco Azul

Ver también

EN LA TUMBA DE ZELIÉ LARDÉ

Tania Primavera [email protected] Fotografías: Iván Escobar, Tania Primavera, MUPI. Una tarde busqué el número telefónico …

A %d blogueros les gusta esto: