web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Desarrollo turístico en riesgo por no ratificar préstamo
Desarrollo turístico en riesgo por no ratificar préstamo
La representante del BID en El Salvador Carmiña Moreno, acompañada del especialista del mismo organismo internacional, Carlos Morán, advierte que de no llegarse a ratificar la aprobación del préstamo ofrecido, ocasionará un impacto negativo en el desarrollo económico y social del país. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Desarrollo turístico en riesgo por no ratificar préstamo

@RosmeriAlfaro

La próxima semana vence la última prórroga para ratificar el préstamo por $115 millones, con el que se busca contribuir al mejoramiento del Corredor Pacífico Mesoamericano. De no ser ratificado, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el desarrollo turístico estaría en riesgo.

El programa busca promover la integración física y la conectividad vial de El Salvador mejorando el desempeño logístico, desarrollo del sector turístico de la región y la competitividad de las empresas ubicadas alrededor de esta intervención y que integran los encadenamientos productivos de la franja costero-marina.

Representantes del BID aseguraron que la intervención facilitará la conectividad para micro y pequeñas empresas (MIPYME) dedicadas a lácteos, pesca, acuicultura, agroindustriales y turismo, al facilitar la integración del tráfico de Zacatecoluca hasta el puente del río Lempa y del aeropuerto hasta dicho municipio.

Carmiña Moreno, representante del BID en El Salvador, informó que la prórroga de ratificación del préstamo aprobado en diciembre de 2013, vence el 14 de julio.

Para Moreno, mejorar el acceso es vital. Aseguró que hacer la vía contribuirá a mejorar el corredor logístico del país donde transita el 95% de la carga.

El especialista de Transporte del BID, Carlos Morán, agregó que esa cifra representa entre importaciones y exportaciones un aproximado de 1500 millones de dólares al año, que fluyen en la frontera del Amatillo.

El proyecto que sería ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), se integrará a las intervenciones que desarrollan otros cooperantes (Fomilenio, USAID y el JICA), como el desarrollo del Puerto de La Unión que conecta la zona del paso de frontera con el Amatillo.

Morán indicó que El Salvador no cuenta con costa atlántica por lo que el Corredor Pacífico Mesoamericano, donde circula toda la mercancía, bienes y servicio, es importante no solo para El Salvador sino a nivel de región.

“La no ratificación del préstamo cortaría la accesibilidad para que el mercado interno acceda a los mercados nacionales y el flujo de mercancía internacional transite mejor y a un menor costo y tiempo”, dijo.

Según una evaluación del foro económico sobre el desempeño logístico de 160 países, El Salvador es ubicado en la posición 83; 19 puestos abajo, en menos de dos años.

El problema de El Salvador se centra en aduanas, al ubicarse en la posición 107 de 160, y en infraestructura en la posición 114, al invertir solo un 15.4%.

“No invertir en infraestructura logística no solo afecta la facilitación del comercio sino que impide el desarrollo productivo y turístico”, señaló.

“¿Qué pierde El Salvador en competitividad y otros factores? La no ratificación pone en riesgo el desarrollo económico y social del país”, agregó.

De no ser ratificado, antes del 14 de julio por la Asamblea Legislativa, el banco cancelaría el préstamo y se limitaría la oportunidad de atraer inversiones privadas, se desaprovecharían las sinergias entre otros proyectos como el de Corredores de Productivos y de Turismo, y se perdería un espacio para que el país sea cada más competitivo al no integrarse con la región.

A %d blogueros les gusta esto: