web analytics
Página de inicio » Internacionales » Cuba proclama nueva Constitución de la República
El General de Ejército, Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (centro), y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la Segunda Sesión Extraordinaria.

Cuba proclama nueva Constitución de la República

Cubadebate.cu / Agencias

Con la presencia del General de Ejército, Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, inició la Segunda Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la que fue proclamada la Constitución de la República de Cuba.

Simultáneamente, desde la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, y el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, disparan soldados cubanos 21 salvas de artillerías en saludo a la proclamación de la carta magna.

Refrendada con el voto positivo de seis millones 816 mil 169 electores, la Constitución cuenta con 229 artículos, 11 títulos, dos disposiciones especiales, 13 transitorias y dos finales.

El mandatario cubano, Díaz-Canel, expresó en esta jornada, a través de su cuenta en Twitter, que el 10 de abril de 1869 “la Revolución entró en la República según Martí. Ni Cuba ni la Historia olvidarán jamás que el que llegó a ser primero en la guerra comenzó siendo el primero en exigir el respeto de la ley”.

Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular apertura la segunda sesión extraordinaria de la IX Legislatura.

Informa que en la sala principal del Palacio de Convenciones en La Habana, capital cubana, se encuentran 589 diputados.

“Iniciamos esta sesión solemne conmovido por la entrada al plenario de la Constitución de Guáimaro de 1869, custodiada por miembros del  batallón de ceremonia de las invictas FAR y engalanados por la ropa mambisa”.

Lazo recuerda a los honorables que suscribieron el texto constitucional de 1869, “todos hombres”. Resalta el papel de Ana Betancourt como digna representante de la mujer cubana, porque el 14 de abril de ese mismo año, en Guáimaro, fue una sola voz femenina la que defendió una mayor participación de las mujeres en la vida de la nación: la de Ana Betancourt.

“Solo hasta 1959 no se hicieron realidades las aspiraciones de Ana Betancourt y una muestra de ello es la actual legislatura donde el 53.22 % son féminas”.

“Al reunirnos en esta trascendental sesión de la proclamación de la Constitución, nuestro primer pensamiento recuerda la decisión del pueblo de darse su Carta Magna, inspirada en el heroísmo y patriotismo de los que lucharon por una patria libre, democrática, de solidaridad social, formada en el sacrificio de nuestros antecesores. Para ellos nuestro respeto, el tributo de lo alcanzado y el compromiso de seguir esforzándonos”, expresó el presidente de la Asamblea Nacional.

– La proclamación –

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, dijo que “el triunfo de la Revolución rescató los postulados constitucionales del 40, que fueron atemperados a la realidad del momento. Una de las medidas fue la promulgación de la Ley Fundamental. No se podía hacer de otra manera, nos poníamos a hacer una nueva constitución o lo que hicimos. El mayor paso fue designar al Consejo de Ministros”.

Fue la Revolución la que le dio la tierra a los campesinos, la que dio salud gratuita, la que dio educación y la que nacionalizó las grandes propiedades de compañías extranjeras que explotaban a los cubanos.

Recordó que la Constitución de 1976 reafirmó el carácter socialista de la Revolución y garantizó las conquistas que hoy disfruta nuestro pueblo.

Raúl calificó de trascendente la reforma constitucional del 2002, cuando Estados Unidos incrementaba sus amenazas contra la Revolución, y con el respaldo mayoritario del pueblo.

Se consignó en la Constitución el carácter irrevocable del socialismo y el sistema revolucionario y el pronunciamiento de que jamás podrían negociarse las condiciones económicas bajo amenaza o coerción de una potencia extranjera, resalta.

Explicó que los Lineamientos aprobados en el Congreso del Partido y los acuerdos emanados de su primera Conferencia Nacional pusieron de manifiesto la necesidad de incluir modificaciones en el orden constitucional, por lo que el Buró Político creó en 2013 un grupo de trabajo con ese propósito.

Raúl valoró de muy positivos los resultados del proceso de consulta popular en el que participaron casi nueve millones de cubanos  en las casi 133 mil reuniones.

Igualmente calificó de encomiable la labor de los que facilitaron la captación de los datos y que permitió el éxito de este proceso democrático.

“En diciembre pasado la Asamblea aprobó la nueva Constitución y acordó someterla a referendo, y el 24 de febrero nuestro pueblo dio una muestra de compromiso y de apoyo a su revolución. La mayoría de los cubanos pertenecen a las generaciones nacidas luego del  triunfo revolucionario lo que demuestra la fortaleza y continuidad de los principios”.

Precisó además que con este nuevo texto se institucionaliza y fortalece el estado revolucionario, “con una actuación transparente y ajustada a la ley, donde se defiende la igualdad de la mujer y el hombre, y sin ningún tipo de discriminación: estos son los pilares de nuestra sociedad”.

El General de Ejército asegura que arribamos a la conclusión de un proceso que, más que una reforma, requería de una nueva Constitución, que nos se limitara a actualizar el orden económico y social, sino que profundizara en deberes y derechos de los ciudadanos y otros aspectos relevantes, pensando en el hoy y sobre todo el futuro de la nación.

Recuerda que este parlamento aprobó el proceso de reforma constitucional el 2 de junio de 2018.

Considero oportuno hacer constar en esta sesión solemne del meritorio trabajo de la comisión y sus asesores en la elaboración de un texto esencial.

– La Constitución y el contexto actual –

Tras el discurso de proclamación de la Constitución, Raúl colocó el nuevo texto constitucional, que hoy entrará en vigor, junto al de Guáimaro, que permaneció en la sala durante toda la sesión solemne.

El General de Ejército alertó que no se trata de regresar al Periodo Especial, “hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía, pero tenemos que estar preparados para la peor variante”.

Recalcó que es preciso redoblar los esfuerzos para incrementar las producciones nacionales, en particular la de alimentos; revisar los gastos para suprimir los no imprescindibles, y elevar la eficiencia en el uso de los portadores energéticos, especialmente los combustibles.

“En 60 años frente a las agresiones y amenazas, los cubanos hemos demostrado la férrea voluntad para resistir y vencer las más difíciles circunstancias, el imperialismo no posee la capacidad de derrotar un pueblo unido, y ya Cuba ha demostrado que sí se pudo, sí se puede y siempre se podrá resistir. Luchar y alcanzar la victoria, no existe otra alternativa”.

En su intervención, Raúl informó que desde hace meses se toman una serie de medidas para reforzar la capacidad  combativa de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el sistema defensivo del país, bajo el principio de la guerra de todo el pueblo.

“Igualmente, se adoptaron un grupo de decisiones para encauzar el desempeño de la economía, y resistir los nuevos obstáculos, que nos impone el recrudecimiento del bloqueo, sin renunciar a los programas de desarrollo que están en marcha. Es necesario que estemos alerta y conscientes que enfrentamos problemas adicionales, y que la situación podría agravarse en unos meses”, comentó.

En otro momento de su discurso, Raúl rechazó “ el tono cada vez más amenazador del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba”, al tiempo que advirtió sobre el progresivo deterioro de las relaciones bilaterales.

“No renunciaremos a ninguno de nuestros principios y rechazamos toda forma de chantaje, el incremento de la guerra económica con el fortalecimiento del bloqueo y al aplicación de la Ley-Helms Burton”.

Raúl dedicó una parte de su intervención a alertar una vez más sobre la conducta agresiva del gobierno estadounidense contra la región de América Latina y el Caribe, y recordó que este gobierno amenazaba la paz, la seguridad y el bienestar de América Latina y el Caribe en pos de sus objetivos de dominación. “En nombre de la Doctrina Monroe, y con desprecio hacia el socialismo, la libre determinación de los pueblos y los derechos ciudadanos de la región”, precisó.

En su discurso, el Primer Secretario del PCC rememoró que en pos de estos objetivos de dominación se habían orquestado hace años golpes de estado y parlamentarios, para despojar del poder a presidentes progresistas.

“El pasado domingo se cumplió un año del injusto encarcelamiento del compañero Luis Inacio Lula da Silva, cuya libertad demandamos”.

También denunció el asedio a la hermana República de Venezuela. “El gobierno venezolano y chavista está escribiendo páginas admirables de resistencia.El pueblo bolivariano define hoy si es verdad que las naciones americanas y caribeñas tienen derecho a la libre determinación”, agregó.

En sus palabras al parlamento ratificó la solidaridad al pueblo bolivariano y al presidente Nicolás Maduro Moros y resaltó la labor de los más de 20 mil colaboradores cubanos que “están al servicio de las familias venezolanas”.

– Las reformas –

La Constitución se proyecta en la ruta de las reformas económicas que se aplican en la isla desde 2011, y reconoce el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en la economía cubana.

Actualmente unos 591.000 cubanos trabajan en forma privada, lo que representa el 13% de la fuerza laboral del país.

Pero mantiene al PCC como «fuerza superior» del Estado y la sociedad y le otorga un carácter «irrevocable» al sistema socialista que vive Cuba desde 1961.

Tras la proclamación, la nueva Constitución entrará en vigor después de su publicación en la Gaceta Oficial de la República y abre un período legislativo de dos años, para emitir y adecuar las leyes complementarias.

La nueva ley fundamental de 229 artículos, prevé también un cambio de la estructura del gobierno.

Se restituyen los cargos de presidente de la República y primer ministro, ambos desaparecidos en 1976, cuando el presidente de los Consejos de Estado y Ministros, se instituyó como primera figura del país.

Ver también

manece Santiago de Chile bajo resguardo militar tras estado de emergencia

Telesur Santiago, la capital de Chile, amaneció este sábado resguardada por militares, en específico, las provincias de …