web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Corea del Norte amenaza a Estados Unidos con represalias por sanciones de ONU
Corea del Norte amenaza a Estados Unidos con represalias por sanciones de ONU

Corea del Norte amenaza a Estados Unidos con represalias por sanciones de ONU

Pyongyang/Seúl/Manila/dpa

Corea del Norte amenazó hoy a Estados Unidos con una dura respuesta tras las sanciones aprobadas el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU, además de negarse a negociar sobre su programa nuclear.

El gobierno está preparado “para hacer pagar a Estados Unidos por sus crímenes contra nuestro pueblo y nuestro país”, anunció Pyongyang en una declaración difundida por medios estatales.

La cúpula del país comunista aseguró además que no negociará sobre su programa nuclear. “No nos desviaremos ni un centímetro de nuestro camino hacia el rearme nuclear”, advirtió. “Si los enemigos creen que se puede poner nerviosa a Corea del Norte con sanciones, no es más que un delirio”, añadió el país comunista.

“No pondremos sobre la mesa de negociaciones los misiles nucleares y balísticos bajo ninguna circunstancia”, dijo también el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, en el encuentro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) que se celebra en Manila.

Pyongyang no abandonará sus planes nucleares “hasta que la política hostil y la amenaza nuclear de Estados Unidos hacia Corea del Norte esté básicamente eliminada”, agregó Ri, que acusó a Washington de crear una situación en la que Corea del Norte es empujada a defenderse.

Pese a las prohibiciones internacionales, Corea del Norte probó un misil intercontinental el pasado 28 de julio que según los expertos tendría un alcance de unos 10.000 kilómetros y podría alcanzar territorio estadounidense.

Como reacción, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el sábado por unanimidad las sanciones económicas más duras adoptadas hasta ahora contra Corea del Norte, que prevén la prohibición de exportar carbón, hierro, plomo y otras materias primas.

Washington calcula que esas sanciones mermarán los ya bajos ingresos del país en unos 1.000 millones de dólares (850 millones de euros), es decir, en al menos una tercera parte de lo que ingresaba hasta el momento con sus exportaciones.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, pidió hoy ejercer la máxima presión sobre Corea del Norte para que ponga fin a sus programas misilístico y nuclear. El régimen de Pyongyang debe ser llevado “al camino correcto”, señaló durante una conversación telefónica con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Moon confía en que las sanciones sirvan para que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones y propuso además a Trump ampliar las capacidades defensivas de Seúl.

La Casa Blanca informó por su parte que los dos presidentes subrayaron el grave y creciente peligro que supone Corea del Norte para Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y la mayoría de países del mundo. Estados Unidos y Corea del Sur se sienten comprometidos con la aplicación de la nueva resolución de la ONU en toda su extensión, añadió.

También Rusia instó al desarme nuclear de la península coreana. Durante la cumbre de la Asean el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, pidió a su homólogo norcoreano contención en el conflicto y abogó porque todas las partes busquen de inmediato una solución diplomática a la disputa.

Desde Manila, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, exigió a Corea del Norte que se abstenga de realizar nuevos ensayos de misiles si quiere enviar una señal de disposición a reanudar las negociaciones de desnuclearización de la península coreana.

“La mejor señal con la que Corea del Norte mostraría su disposición al diálogo sería el cese de los lanzamientos de misiles”, dijo Tillerson, que se negó a dar un plazo para ello. “No daré una cifra concreta de días o semanas”, señaló.

Según “The Washington Post”, Tillerson aseguró que Estados Unidos se reuniría con representantes norcoreanos “cuando se cumplan las condiciones”. Además del desarme nuclear se podrían discutir pasos para dar a Corea del Norte una sensación de seguridad y bienestar.

Sin embargo, tampoco parece que haya signos de distensión en el conflicto entre ambas Coreas. Un breve encuentro de los ministros de Exteriores de las dos Coreas en la noche del domingo (hora local) en el marco de la reunión de Manila no pareció rebajar las tensiones: el norcoreano Ri rechazó una oferta de su homólogo surcoreano, Kang Kyung-wha, para llevar a cabo amplias conversaciones, señalaron fuentes del Gobierno de Seúl. Ri acusó a Corea del Sur de falta de “sinceridad”.

Según la agencia de noticias surcoreana Yonhap, el encuentro que se produjo en el marco de una cena de los miembros de la Asean habría durado sólo tres minutos. Los dos ministros se estrecharon la mano.

El nuevo presidente surcoreano tendió la mano a su vecino del norte el mes pasado para rebajar la tensión en la frontera entre los dos países e incluso propuso un encuentro supervisado por la Cruz Roja para facilitar el reencuentro de familias separadas por el conflicto interno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: