web analytics
Página de inicio » Nacionales » COPESA pide que sacerdote sea reinstalado en sus funciones sacerdotales 

COPESA pide que sacerdote sea reinstalado en sus funciones sacerdotales 

El sacerdote Antonio Molina fue suspendido de sus actividades sacerdotales en noviembre del 2016, por la Iglesia católica al ser encontrado culpable, sin tener pruebas de abuso sexual en perjuicio de un menor.  

Joaquín Salazar
@JoakinSalazar

La Cooperativa Sacerdotal LTDA. “ARS” pidió a la Iglesia católica de El Salvador que revise el caso del sacerdote José Antonio Molina Nieto, quién fue liberado de todo cargo, ya que quien le acusó identificado como Isaí Mendoza, se retractó de la acusación en contra del clérigo. 

“Pedimos con claridad sacerdotal al señor arzobispo, José Luis Escobar Alas que revise el caso del sacerdote José Antonio y el procedimiento que le condujo a poner en entredicho ante la opinión pública la ética sacerdotal de dicho hermano. A su eminencia el cardenal Gregorio Rosa Chávez que interponga sus oficios al papa, para que le conceda la gracia de levantarle la dimisión del estado clerical al sacerdote”, dice un comunicado de COPESA.

También pide a la Conferencia Episcopal de El Salvador, para que colegiadamente, reflexione y revise las denuncias de otros sacerdotes ante los tribunales.

El sacerdote Molina fue notificado el primero de noviembre de 2016 de la decisión del papa Francisco de suspenderle. Decisión que hoy busca retroceder, debido a que el caso nunca pudo comprobarse, y que fue ratificado por el Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador, que ya reconoció y declaró la inocencia del sacerdote. Y es que el único que acusaba al clérigo fue Isaí Mendoza, quién se retractó ante el arzobispo de San Salvador y el Tribunal Eclesiástico de su jurisdicción.

COPESA, por su parte, espera que las autoridades de la iglesia en El Salvador ayuden a transmitir la inocencia del sacerdote Molina al Papa Francisco para que sea restituido en su posición como sacerdote.

Ver también

FGR formaliza convenio de cooperación y asistencia con CICIES

Alexander Pineda @DiarioCoLatino “La CICIES se convierte a partir de este momento en un aliado …

Un Comentario

  1. Reconocer que hubo una equivocación, es el primer paso. Segundo, tal y como lo enseña la Iglesia, pedir perdón por haber condenado a un inocente, sin haber investigado. Tercero, interceder ante el Papa, para que declare el Estado de Gracia del Padre Antonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.