web analytics
Página de inicio » Nacionales » CONFRAS prevé este año menos área cultivada y menos alimentos

CONFRAS prevé este año menos área cultivada y menos alimentos

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

Con el aumento incontrolable de los costos de los insumos para la producción agropecuaria y el poco apoyo gubernamental, la Confederación de Federaciones de la Reforma Agraria Salvadoreña (CONFRAS) consideró que para este año habrá una disminución en la producción nacional de granos básicos y hortalizas, generando más desempleo, pobreza, hambre y mayor emigración de la población rural.

“El incremento de precios de los insumos agrícolas y de los combustibles está generando una baja en la productividad y reducción en las áreas de cultivo, de no solucionarse este problema, habrá una expandida crisis alimentaria. Con el aumento del costo de la vida en el país durante 2022 se dispararán aún más los índices de pobreza, que ha venido incrementándose a partir de 2020”, expresó Alejandra Góchez, de la junta directiva de CONFRAS.

Denunció el engavetamiento de la propuesta de la Ley de Soberanía Alimentaria, cuyo objetivo es que el Estado promueva un nuevo modelo de producción alimentaria sostenible y no dependiente, para garantizar a la población el derecho a una alimentación accesible, suficiente, sana y de calidad, pero la Asamblea Legislativa, controlada por Nayib Bukele, archivó la propuesta.

Asimismo, señaló que la política gubernamental de la importación de alimentos básicos compite con la producción nacional, pues durante la pandemia del COVID-19 se importaron centenares de miles de toneladas de alimentos que quebraron a los productores de granos básicos y leche nacionales.

“Las cooperativas agropecuarias, pequeños y medianos productores de granos básicos, hortalizas, frutas, carnes, huevos, lácteos y miel, son los que abastecen la demanda nacional de alimentos básicos y son al mismo tiempo quienes más sufren la crisis, debido a que en su mayoría no controlan el mercado, no son sujetos de crédito y no cuentan con la protección del Estado”, afirmó Góchez.

Mientras, el presidente de CONFRAS, Ángel Coto, detalló que las familias salvadoreñas son afectadas por el alza de precios de la canasta básica. De acuerdo a la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), en un año la canasta básica urbana aumentó $14.19, llegando a costar $213.43; mientras que, la rural aumentó $15.45, en enero de 2021 costaba $141.68 y enero de 2022 cerró con $157.13.

Externó que del sector agropecuario depende la alimentación de 6.5 millones de salvadoreños, las materias primas de las agroindustrias e industrias de alimentos procesados, pero si el agro se debilita habrá escasez y más dependencia de alimentos importados, que son más caros y desconocidas las formas de cultivo.

Coto recalcó que en el actual gobierno hay una reducción del apoyo al agro, al eliminar los programas de Agricultura Familiar, Acuicultura Familiar en Municipios de Pobreza, Desarrollo y Modernización Rural y Atención Comunitaria. En el presupuesto 2022 del Ministerio de Agricultura y Ganadería hay una disminución de 4 millones de los paquetes agrícolas, lo cual implica una reducción de 60 mil paquetes menos para este año.

CONFRAS lamentó la inseguridad jurídica que viven miles de campesinos, como los de las cooperativas Normandía y Escuintla, que son amenazas con el desalojo de más de 840 manzanas de terreno por empresarios y oligarcas; así como las capturas de líderes comunales en la Hacienda La Labor, en Ahuachapán.

Otra de las preocupaciones es la implementación de la “Ley de Dominio Eminente de Inmuebles para Obras Municipales e Institucionales”, vigente desde el 1 de diciembre de 2021que amenaza con expropiar tierras consideradas por el gobierno como de “utilidad pública”.

Ver también

Sismo de Magnitud 3.6, frente a la costa de Usulután

@DiarioCoLatino El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informó de un sismo de …