web analytics
Página de inicio » Articulos » Caos controlado

Caos controlado

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

El periodista francés Thierry Meyssan, en el escrito “El Proyecto Militar de Estados Unidos para el Mundo”, asegura: 1. Que los estrategas norteamericanos han tenido la obsesión, por setenta años de cómo mantener la superioridad militar de Estados Unidos sobre el resto del mundo.

Manifiesta que el asesor de seguridad Harlam K. Ullman, propuso aterrorizar a los pueblos asestándoles golpes brutales. Los discípulos del filósofo judío germano-estadounidense Leo Strauss, insinuaron librar y ganar varias guerras a la vez. El vicealmirante estadounidense Arthur Cebrowski, expuso reorganizar el ejército para procesar una multitud de datos en forma simultánea, así como el uso de robots. Y el geo estratega militar estadounidense y asistente del vicealmirante Cebrowski, Thomas P.M. Barnet, planteó dividir el mundo en Estados estables, G-8 y aliados, simultáneamente destruir la estructura estatal de los países “tanque” de recursos naturales. Esto discerniría desatar guerras no contra países por razones políticas, sino contra regiones enteras del mundo que no están integradas al sistema económico global. Meysann declara que esto es lo que se ha venido aplicando desde el once de septiembre de dos mil uno.

Steven Mann es un experto en política exterior de los Estados Unidos, citado por Vladimir Prav en su artículo “«Caos controlado» como herramienta de estrategia política”. 2. Mann asevera que para asegurar y promover los intereses de Estados Unidos, hay que provocar un “caos controlado” dentro del país contrario. De esta forma se facilita el control sobre los recursos globales, financieros, militares o de información.

El “caos controlado”, es un neocolonialismo que transforma a países en proveedores de recursos para el primer mundo. Estados Unidos es el principal actor que usa el “caos controlado”, para tomar control de un país o región e impedir su desarrollo. Mann dice que el caos es la mejor garantía de la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Prav es de la opinión que el “caos controlado”, es una operación psicológica global. Reforma la conciencia de las masas y destruye la cultura de la personalidad. Los modernos medios de manipulación someten a los individuos a determinadas visiones del mundo, que impactan en su esfera espiritual. De ésta manera, la personalidad se sustituye por el culto al dinero y a los estereotipos sociales darwinistas.

EL SISTEMA NOS QUIERE DISOLVER

“El sistema nos quiere disolver”. 3. Es la entrevista que Alain de Benoist, académico francés, hace a su compatriota Lucien Cerise, autor de “Gobernar a través del caos: ingeniería social y globalización” y “Neuropiratas: reflexiones sobre la ingeniería social”. Cerise explica que la ingeniería social es una modificación planificada, sostenida y solapada del comportamiento de un ser social, ya sea individuo o grupo. Subraya que esa modificación comportamental es  subliminal y solapada.

Dice que la visión capitalista del mundo es numerológica y cabalística. Los valores numéricos superan a los valores éticos y la persona es reducible a una cuenta bancaria. Asimismo, la cábala consiste en adoptar el punto de vista de Dios. Destruir el mundo dado, volverlo al caos y modelarlo en cifras.

La cábala persigue un programa de tabla rasa global, porque el dinero no está en el origen del mundo, por tanto, hay que destruirlo para reemplazarlo por un mundo que deberá su origen al capital. Por ende, el capitalismo no pretende promover un tipo de hombre, pretende el fin de lo humano por lo post humano: lo transhumano en versión de quimeras o robots. Evidentemente para piratear al ser social utiliza la sensibilidad identitaria, a través de operaciones de infiltración cognitiva de masas. Así fenómenos y acontecimientos son puestos en escena, pero construidos de manera artificial: crisis económicas, guerras y Golpes de Estado disfrazados de revoluciones.

Pedro Bustamante, nos presenta un resumen del libro de Lucien Cerise “Neuropiratas: reflexiones sobre la ingeniería social”. 4. Las revoluciones del siglo dieciocho eran disrupciones en la continuidad del orden instituido, pero hoy las revoluciones tienden a ser permanentes. El siglo veinte pasó de un control social a través del orden, a un control a través del desorden. La continuidad del orden ha sido siempre la norma. El anti tradicionalismo moderno es la anomalía.

Cerise, afirma que el holly capitalismo, la fase posterior del capitalismo, le apuesta al gobierno de las sociedades a través del caos. Se busca la destrucción a un nivel, similar a la reestructuración a otro nivel. Es decir, se busca la destrucción de la sociedad tradicional, en favor de una reestructuración mercantil-tecnológico-informacional. Para Cerise, dice Bustamante, levantar las dos prohibiciones en las que se fundaron las comunidades sanas, equivale a destruir todas las formas de familia o de clan tradicionales. Levantar las prohibiciones sobre la homosexualidad e incesto es exterminar al ser humano social y al ser humano individual.

La técnica para vendernos esta destrucción encubierta del ser humano es la defensa de las minorías. Se busca hacer de la transgresión la norma y para ello las figuras sociales, que lideran las agendas de esta ingeniería social son las estrellas de hollywood y las estrellas de la hollymusica. Ya que en programas institucionales de control mental, como el MK Ultra o Monarca, el incesto y la homosexualidad ocupan un papel central.

Cerise señala que las élites atlantistas-sionistas están llevando a cabo un “demolición controlada”, de las estructuras existentes. Hay por tanto una desestructuración en la base y una reestructuración y cohesión en la cumbre de la estructura piramidal. Se intenta desestructurar a un nivel más natural, para reestructurar a un nivel más sistémico: intercambio mercantil, dinero, control del Estado, dispositivos educativos, mediáticos, tecnológicos, etc.

Todo el holly capitalismo, dirá se sostiene sobre una estructura de producción de valor de cambio ficticia y vacía de contenido. Todas las producciones del sistema se mueven entre la realidad y la ficción, a las que estructura y articula flujos libidinosos y agresivos en todos los niveles. Por ejemplo, el terrorismo en occidente es un producto sintético del propio sistema, controlado por las agencias atlantistas-sionistas. La ficción fundamental permite que valores ficticios del sistema se carguen de valor real.

Cerise, reconoce dos tipos de ingeniería social. La negativa, que tiende a la disolución, en la cual el poder se usa para disolver la estructura social. La positiva, que tiende a la coagulación, donde el poder favorece una acción emancipadora, resistente, de protección y recuperación de soberanía. El poder “disuelve” las sociedades para resistirlo debemos “coagularlas”, afirma. Esto significa recuperar los movimientos populares y su resistencia.

Cerise, estima que la destrucción es el verdadero motor del holly capitalismo, porque la destrucción es necesaria para la regeneración. La ingeniería social negativa, utiliza el “Triángulo de Karpman”, en la promoción de conflictos: el verdugo, la víctima y la tercera figura que orquesta el espectáculo, permanece oculta. En la escena aparecen solo dos de los tres integrantes. El que orquesta la operación, la tercera figura está por encima del nivel en el que se enfrentan las otras dos partes del triángulo.

INGENIERÍA SOCIAL DEL CONFLICTO IDENTITARIO

En el artículo “Ingeniería social del conflicto identitario”. 5. Lucien Cerise declara que la producción del conflicto se basa en la exacerbación de las rivalidades identitarias. La cuestión de la identidad es de interés de militantes (individuos o grupos políticos), analistas (investigadores de las ciencias sociales) e ingenieros (consultores e inteligencia política y militar). Los analistas la describen objetivamente, los ingenieros no duda en adaptarla y reconfigurarla a fin de influir sobre los militantes, por medio de operaciones psicológicas.

Las razones “naturales” para luchar no fueron orquestadas de manera triangular, en cambio las malas razones para luchar son trianguladas, inducidas artificialmente y “naturalizadas” a través de la suplantación de identidad. Por ende, la tendencia humana al conflicto identitario puede ser cultivada, estimulada, amplificada y manipulada.

La ingeniería social negativa trabaja con las percepciones. Es decir, entre el objeto real y el sujeto receptor. La percepción de un objeto o un sujeto puede ser alterada y modificada por una tercera persona. En los conflictos triangulados, dos actores se enfrentan bajo la mirada de un tercero, quien ha orquestado el problema. Este tercer actor ocupa el vértice del triángulo.

Cerise, asevera que la mayoría de los conflictos que ensangrientan el planeta, están bien triangulados. Han sido elaborados en el marco de la ingeniería estratégica de la tensión deliberada. La eficacia del conflicto triangulado, reposa en que el conflicto debe verse como un duelo con dos actores. Los dos sujetos en la base se perciben mutuamente como enemigos y no perciben al vértice instigador. El articulista sustenta que la ingeniería social consiste, en jugar con la credulidad y confianza de los otros, para modificar su comportamiento. El vértice agitador debe tener éxito, en difractar la focalización de la atención de la base multiplicando señuelos, distracciones, pistas falsas y tomando el control de las relaciones de confianza. Incluso pude darse el lujo de ser percibido, pero no entendido como el arquitecto del conflicto. Si logra generar indiferencia, desenfoca la atención y se vuelve invisible. El dominio de las relaciones de confianza y de desconfianza es la clave de la ingeniería social.

Cerise, piensa que “estamos en guerra” multidimensional contra todos y en todos los frentes desde hace décadas. Sugiere que hay que librar esta guerra con racionalidad, frialdad, inteligencia y mesura. Propone formar una élite intelectual. Juntamente “cuidar” del país en que se vive cimentándose en el nacionalismo, soberanismo o patriotismo. Y organizar una fuerza política, capaz de desarrollar medidas contra el pillaje de la ingeniería social.

El conflicto social que vive El Salvador, es un conflicto triangulado que incurre dentro de la lógica del “caos controlado”. La cadena de televisión estadounidense en español, UNIVISION, en la noticia: “Pandilleros salvadoreños deportados de Estados Unidos organizan nuevas bandas delictivas en su país” informa. 6. Que miembros de la Mara Salvatrucha regresados de Estados Unidos, refundan o amplían células para delinquir. Y El Salvador no recibe de Washington, la información necesaria de los delincuentes o pandilleros deportados.

1.Meysann, Thierry. El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo. En: https://www.votairenet.org/article197560.html

2.Prav, Vladimir. “Caos controlado” como herramienta de estrategia geo política. En: http://katehon.com/es/article/caos-controlado-como-herramienta-de-estrategia-geopolitica

3.De Benoist, Alain. “El sistema nos quiere disolver”. Entrevista de Alain de Benoist a Lucien Cerise. En: https://georesistencias.wordpress.com/2016/10/25/el-sistema-nos-quiere-disolver-emtrevista– de-alain-de-benoist-a-lucien-cerise/#more-414

4.Bustamante, Pedro. Neuro-piratas: reflexiones sobre la ingeniería social de Lucien Cerise. En: katehon.com/es/article/neuro-piratas-reflexiones-sobre-la-ingenieria-social-de-lucien-cerise

5.Cerise, Lucien. Ingeniería social del conflicto identitario. En: http://katehon.com/es/article/ingenieria-social-del-conflicto-identitario

6.UNIVISION y AFP. Pandilleros salvadoreños deportados de Estados Unidos organizan nuevas bandas delictivas en su país. En: https://www.univision.com/noticias/america-latina/pandilleros-salvadorenos-deportados-de-estados-unidos-organizan-nuevas-bandas-en-su-pais

Ver también

Fidel frente al imperio: plan contra plan

Granma El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en el acto central por el aniversario …