web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Ocurrencias » Campaña limpia en ocho pasos

Campaña limpia en ocho pasos

Nelson López*

Hay que considerar que los electores no son dundos y que, drugstore por mucho que se les quiera meter sandeces como campaña, cure eso no surte ningún efecto positivo para los partidos chucos, que tienen fé que solo así pueden ganar, buscando como denigrar a los rivales políticos inventando cualquier mentira, creyendo que esa es la única forma para que los votantes lleguen masivamente a darles el voto.

¡Por favor! no suponga que a puras llamadas telefónicas van a lograr convencer a los votantes de que un candidato es mujeriego ni mucho menos afirme que las mujeres que consigue, el muy macho son cuerazos, porque de inmediato la mayoría vamos a sentir curiosidad y nos vamos a interesar más por ver como son las mujeres, y no se crea que solo los hombres, y ¡claro que va a ganar!

¡Jamás! se ponga a decir que un candidato es loco porque de inmediato se va a acordar de los escuadrones de la muerte y de su fundador, que siempre decía que todos estaban locos menos él, y hasta a un presidente que era ingeniero y que era bien cuerdo, le decía que estaba loco. Total que se cansó de decirle loco y mucha gente veía al ingeniero como una víctima más de esos famosos escuadrones.

¡Nunca! se ponga a decirnos, a los que vamos a votar por un candidato, que el otro es feo, porque eso es lo que menos nos importa, y como la mayoría de nosotros somos feos nos da igual. Lo que verdaderamente nos importa es que sepa hablar y que se le vean buenos sentimientos, que no sea ladrón ni avaro, porque entonces si cayó mal con todos, pero porque se parezca a la mayoría de nosotros nos vale.

¡Tampoco fastidie! llamando por teléfono a cada rato para poner las grabaciones en las que acusan al otro candidato de que es drogo o caníbal, porque eso se siente ofensivo y de momento uno se imagina que nos quieren agarrar de pato, como que uno no supiera que la mayoría de los políticos comen comida chatarra y soda. Por eso no pierdan el tiempo que de todas formas colgamos de inmediato.

¡Con eso de los documentales! tampoco los ocupen como campaña porque se ven bien sucios y ni al voto duro van a convencer. Para colmo, los pasan después de la entrega de los oscares. Esos documentales raros se ven de la patada, como que los hubieran hecho a la carrera con todos los pedacitos que les regalaron los de las televisoras, y así, más es lo que aburren a la clientela que quizás la creen tonta.

¡No insista! en que los jóvenes son estúpidos solo porque no tienen experiencia, también es campaña sucia de la más absurda, porque en ningún momento nos gustó, a los viejos de hoy, que nos dijeran que nosotros éramos estúpidos cuando teníamos 15 ó 20 ó 30 años, aunque Aniceto por fregar decía ‘es que uno de cipote es tonto’, pero eso era pura jodarria no para hacer campaña política.

¡Acepten! los que creen que van a perder que es mejor jugar limpio y que así pierden con dignidad, ya no salgan con choques de carros, ni con fotos de mansiones tomadas con helicam, ni con hombres de maletín, ni con avisos de fraude porque cualquier macho sin dueño podría decirles que son unos pobres cobardes y que eso es lo único que se les ocurre por puro miedo a perder, y que ¡eso no se hace!

¡Estos son los 8 pasos!

A %d blogueros les gusta esto: