web analytics
domingo , 24 junio 2018
Inicio » Nacionales » Apuestan por la reinserción laboral de privadas de libertad
Apuestan por la reinserción laboral de privadas de libertad
El ministro de Seguridad Mauricio Ramírez Landaverde, junto a Jean Manes, embajadora de los Estados Unidos en el país, cortan el lazo inaugural de la nueva panadería en el Centro de Readaptación de Mujeres, Ilopango. Le acompaña a la izquierda Morena Portillo, directora de dicho recinto. Foto Diario Co Latino.

Apuestan por la reinserción laboral de privadas de libertad

@JoakinSalazar

Con el objeto de la resocialización y la prevención a través de la integración laboral para una privada de libertad, concepto básico del modelo penitenciario Yo Cambio, más de dos mil internas serán beneficiadas con la inauguración de una panadería en el interior del Centro de Readaptación de Mujeres, en Ilopango.

Harina y levadura eran de los productos que con sus manos, las privadas de libertad amasaban para que en las próximas horas se convirtiera en un delicioso manjar para disfrute de la población recluida.

Las mujeres reclusas del centro penal de Mujeres de Ilopango, abonan, con esta actividad, a su desarrollo integral, formándose a través de una acción laboral que en su momento puede serles de mucha utilidad en la sociedad.

En medio de una fiesta, donde se recordó el arte y se buscó dignificar el derecho de toda mujer para su autonomía, se efectuó el acto de inauguración que permitirá una opción más a las internas para reinsertarse a la sociedad salvadoreña a través del trabajo y un verdadero cambio social.

La inauguración del local de panadería estuvo a cargo del ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, como también de la embajadora de Estados Unidos para El Salvador, Jean Manes, en representación de la Oficina de Antinarcóticos y Aplicación de la Ley de Estados Unidos (INL).

Esta panadería será un recurso  para las internas, ya que permite un cambio, dejando atrás sus vidas o situaciones que permitieron que ingresara al Centro Penal y dando una segunda oportunidad a sus vidas, impulsando el trabajo y emprededurismo.

“Este es un paso adelante, en la ampliación del programa, modelo de gestión penitenciaria, que implica un modelo integrador de la población privada de libertad de nuestro país”, dijo Ramírez Landaverde.

Las instalaciones cuentan con un horno industrial, utensilios y herramientas profesionales para la elaboración de diversos productos de panadería, un aporte muy importante por parte de INL en la rehabilitación y reinserción de las mujeres del penal de Ilopango. Este proyecto rehabilitador tiene un costo de 200 mil dólares.

La instalación y el equipamiento de la panadería servirán para que un gran segmento de la población reclusa pueda adquirir conocimientos permanentes de oficio calificado a través de la actividad laboral en la cocina, habilidades que podrán poner en práctica una vez culminen su condena y puedan incorporase a la sociedad.

De acuerdo al informe oficial, durante la construcción de la infraestructura de la Panadería participaron más de 33 privadas de libertad, quienes desarrollaron actividades como albañilería, soldadura eléctrica, metal mecánica, fontanería, remodelación de pisos entre otras. Esta experiencia exitosa, permite que las internas aprendieran el hábito del trabajo, como una respuesta directa al ocio carcelario y una experiencia productiva ante la sociedad.

Hasta la fecha, según datos de la Dirección General de Centros Penales, alrededor de 13,351 privados de libertad entre mujeres y hombres de 12 centros penitenciarios participan en el Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio. Que permite garantizar un verdadero derecho a la reinserción social de internos. El involucramiento de la población privada de libertad en los programas como salud, educación, arte y cultura, trabajo penitenciario, deporte y religión, se convierten en factores fundamentales para los cambios conductuales de los privados de libertad.

Para el Gobierno de Salvador Sánchez Cerén, una de las metas plasmadas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 es llevar el Yo Cambio a todos los centros penales que aún no se han incorporado,  pues se ha considerado que el  modelo es para toda la población privada de libertad del país.

Y es que para el mandatario, el Programa Yo Cambio se convirtió en el nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, con el objetivo de favorecer la rehabilitación y reinserción de la población privada de libertad, además de promover el control del ocio carcelario.

A %d blogueros les gusta esto: