Página de inicio » Opiniones » Alianzas y gobernanza 1932-2019

Alianzas y gobernanza 1932-2019

César Ramírez
@caralvasalvador

Nuestra historia marca al menos tres elementos internos en alianza de poder histórica: Ejército, Iglesia, Oligarquía, además los Estados Unidos de América; en nuestro caso desde el Golpe Militar entre el 2 y 4 de diciembre de 1931, las anteriores fuerzas mencionadas hacen presencia visible, podríamos mencionar a cada una de ellas con sus signos evidentes en los horrorosos eventos desde esa fecha, como la matanza de la etnia en 1932, la bendición de armas y misas de campañas del ejército, el apoyo económico de la oligarquía, etc. Además de la calificación de “estrategia anticomunista internacional”, lo cual pretendía justificar la acción militar, en ese acontecimiento también desembarcan fuerzas canadienses, británicas y estadounidenses (El Salvador 1550-1973: cuatro siglos de evolución histórica…/Alaister White), como lo relata la entrevistas del Gral. Martínez y el Comandante canadiense Brodeur (pág. 264 ídem); posteriormente se desarrolla la política del Martinato hasta 1944, no obstante el autoritarismo continúa en el poder con alternancia de sus jerarquías internas hasta 1979, cabe mencionar que durante todo ese período el detonante en la desobediencia civil fue por el atropello a la libertad de expresión, fraude en las elecciones, además el irrespeto a los derechos humanos; en esos años críticos surgen las organizaciones populares armadas, desarmadas y humanitarias, al igual que medios de comunicación objetivos (La Crónica, El Independiente, Orientación), lo cual marca un signo de fractura histórica, puesto que la Iglesia muestra su independencia del poder militar al denunciar casos de vejaciones a sacerdotes y catequistas, mientras la oligarquía pierde la paciencia, al reclamar más represión orientando su esfuerzo en grupos paramilitares o clandestinos; la guerra produce la identificación de nuevas alianzas, así de 1979 a 1991, surgen gobiernos débiles apoyados por EE. UU. -un millón de dólares diarios, fuerzas especiales, armas etc-, que terminan  en un nuevo Acuerdo de Paz a partir de 1992. 

La conformación de la alianza tradicional está rota, así de 1992-2008, la oligarquía gobierna bajo el manto de la democracia y su partido ARENA; no obstante en el año 2009-2018 el FMLN, logra gobernar en solitario con tácitos acuerdos con la Iglesia Católica, con distancia ante la oligarquía y un Ejercito neutral, no político, constitucional… Ante un nuevo gobierno, los signos de la vieja alianza con EE. UU. son evidentes, no obstante se necesita apoyo popular, una fuerza legislativa con votos calificados y ¿una nueva oligarquía?.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

Las redes sociales, el nacimiento del bebe “Big Data” y la sociedad de la “transparencia”…

German Rosa, s.j. La revolución tecnológica digital ha ido impulsado cambios sorprendentes e inesperados en …