web analytics
Página de inicio » Opiniones » ¿A quién sorprende una reacción reaccionaria?

¿A quién sorprende una reacción reaccionaria?

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

El 6, diagnosis 7 y 8 de noviembre se clausuró el Primer Congreso del FMLN, see un proceso deliberativo que duró meses y alcanzó más de dos mil jornadas de debate entre más de 20 mil integrantes del partido, sildenafil dentro y fuera de nuestro país. Un congreso que situó en el centro del debate el análisis de la formación económica y social de nuestro país, la visión programática y el partido. Un congreso es esencialmente del interés de quienes asisten, se trata de profundizar conocimiento en un campo determinado, en la cultura de la izquierda los Congresos son comunes porque los partidos de izquierda expresan una visión compartida y una voluntad de trabajar por el logro de cambios, de transformaciones necesarias.

Los médicos acuden a congresos para reafirmar o descubrir nuevos hallazgos y actuar con mayor certeza en el tratamiento de sus pacientes, por eso es uno de los campos en los que más se usa esta forma de profundizar y avanzar en el conocimiento y la práctica de una disciplina. Que un partido haga lo suyo fortalece la institucionalidad, pues el fundamento constitucional de la democracia reserva a los partidos políticos el rol de ser el único instrumento para el acceso al gobierno por parte de la ciudadanía. La Ley de partido define la misión de un partido como la de tener una visión de país y luchar por ella; ¿Por qué entonces extrañarse que el FMLN haga un Congreso?

Sin duda para el FMLN su congreso es de un extraordinario valor, el proceso seguido es  igualmente de mucho valor para sus miembros, pues nos dota de teoría, información científica, reflexión y nos motiva a actuar conforme a los desafíos de la sociedad de hoy. Un resultado adicional es el estado de ánimo del FMLN, nos da mayor  cohesión, mayor conciencia de nuestro papel como sujetos de transformación social, para defender los logros y procurar avance. La construcción colectiva de ese conocimiento es algo que nos enorgullece, porque muestra que cada mujer y cada hombre en el FMLN están interesados en que su partido actúe junto al pueblo por alcanzar una vida digna.

Ahora bien, si el FMLN se fortalece ¿Es obligado que cause temor en la derecha? No, no debiera ser así; los ataques  que llenan páginas de periódicos y declaraciones públicas de personeros de la derecha se explican por el carácter anti democrático y reaccionario que ha caracterizado a la derecha salvadoreña. Jamás olvidemos que la libertad de organización, de expresión y de circulación la hemos ganado con lucha a lo largo de décadas. Esas reacciones fingen temor porque buscan cohesionar a su partidario, fingen temor como parte de su permanente batalla por el dominio ideológico de la sociedad.

La democracia supone la existencia de pensamiento diverso, no de un pensamiento único, la democracia supone que cada quien lucha por ideas y para el FMLN que surgió del pueblo, de obreros, campesinos, estudiantes, profesionales progresistas, entre otros, es lógico que estemos en favor de más democracia, de  un Estado que  asegure los derechos de todos y principalmente de quienes más necesidades tienen. Siempre hemos luchado por darle vida a la democracia en su sentido amplio, sin reducirse a votar por un partido o una persona; hemos luchado por abrir  espacio a la participación de la gente en las decisiones importantes, porque los derechos tengan mecanismos legales e institucionales que faciliten su exigibilidad.

El FMLN es constructor de la democracia abierta con los Acuerdos de Paz y en virtud de ella las organizaciones comunales, sectoriales y hasta las empresariales expresan con libertad sus demandas; la ANEP hace anualmente sus ENADE y anuncia  las medidas que según ellos debe hacer el gobierno, podemos no compartirlas pero son sus conclusiones, lo ven natural aunque no son partido político. Porque se extrañan que un partido de izquierda reafirme su programa, comprenda que debe defender al gobierno de la desestabilización que ellos promueven y avanzar.

De la riqueza producida en el país más de la mitad se va a la ganancia, una migaja a los impuestos y otra a los salarios, que expresemos nuestra voluntad de luchar porque esa distribución sea más equitativa, que asegure a la clase trabajadora un salario digno y a los que ganan menos un salario mínimo mayor es lo más natural del mundo.

Porque extrañarse que evaluemos el impacto del neoliberalismo impulsado por gobiernos de derecha y recordemos el daño que la dolarización y las privatizaciones han causado a la sociedad. Quienes critican el Congreso y acuden al mismo expediente de querer causar temor a una sociedad  inteligente y madura que distingue a quien trabaja en su favor y quienes buscan proteger viejos privilegios, solo demuestran intolerancia, posturas reaccionarias y retrogradas.

Ver también

¡Nuestros hermanos migrantes en caravana!

*Dr. Héctor Mauricio Arce Gutiérrez [email protected] 1. El problema migratorio de nosotros y nuestros hermanos …

A %d blogueros les gusta esto: