web analytics
Página de inicio » Nacionales » 50 años de peregrinaje y veneración a la Virgen de Guadalupe y al Cristo Negro
Listo para iniciar la peregrinación para venerar a la Virgen de Guadalupe y el Cristo Negro, que parte del municipio de Metapán, en El Salvador, hasta Esquipulas Guatemala. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

50 años de peregrinaje y veneración a la Virgen de Guadalupe y al Cristo Negro

Iván Escobar

Todo está listo para desarrollar la tradicional peregrinación que parte desde el occidental municipio de Metapán, en El Salvador hasta Esquipulas, Guatemala, en veneración a la Virgen de Guadalupe y el Cristo Negro.

El punto de llegada es el pequeño santuario conocido como “El Cobertizo”, edificado por salvadoreños que desde 1970 llegan al lugar para preservar una tradición que hermana a dos pueblos centroamericanos.

Este año es especial porque se llega al cincuenta aniversario de esta peregrinación que inició con un pequeño grupo de salvadoreños, que cada enero viajaban a pie a Esquipulas para dar gracias al Cristo Negro por favores recibidos, y a la Virgen de Guadalupe, la cual llevan año con año en estandarte que peregrina la ruta.

Para este 2020, “invitamos a la población salvadoreña, guatemalteca, y a toda aquella persona que quiera unirse a la caravana que año con año sale desde Metapán, departamento de Santa Ana, hasta el vecino país de Guatemala, en la población de Esquipulas”, informaron los organizadores que durante todo 2019 han desarrollado diversas actividades para garantizar el desarrollo de esta celebración.

Programa de la peregrinación

Un grupo de peregrinos posan frente a la Iglesia católica de la ciudad de Totonicapán, Guatemala.
Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Para el día 8 de enero se reunirán los caminantes en el parque central de Metapán a las 6 de la tarde, para luego trasladarse al polideportivo de la zona y descansar.

A las tres de la madrugada del día 9 de enero saldrán en procesión con la virgen, desayunando en la frontera con Guatemala, “para reanudar la marcha y reunirnos con nuestros hermanos guatemaltecos, y el almuerzo está programa para la una de la tarde”, indicaron. La caminata se reiniciará luego, para estar llegando al mirador alrededor de las siete de la noche del mismo día.

Después de la cena se reanuda la caminata hasta el templo, donde se oficiará la misa.

A toda aquella persona interesada en participar en la jornada, la ofrenda de participación es de 5.00 dólares o 35.00 quetzales, con derecho a: camisa alusiva al evento de aniversario; gafete para reclamar refrigerio; se garantizará agua durante todo el recorrido; y el participante deberá portar su DUI o pasaporte vigente, así como disposición de participar en una caminata de amplia trayectoria, por lo que deben portar ropa y calzado cómodo, así como abrigo por la noche, indicaron los organizadores.

Sofía Lizet Rodríguez Padilla, una de las organizadoras de la jornada se ha mostrado optimista y activa durante 2019, junto a su equipo de trabajo, entre peregrinos fundadores y actuales que con sacrificio y entusiasmo se han dedicado a dar mantenimiento a El Cobertizo, templo edificado por salvadoreños en las cercanías de la Basílica de Esquipulas.

Estos cincuenta años de veneración y peregrinaje son un espacio de compartir y aprender a ser más solidarios, además de mantener una tradición que hoy sigue gracias a los diversos sacrificios de los peregrinos. Además agradecen el apoyo de medios de comunicación tanto guatemaltecos como salvadoreños que dan cobertura a cada peregrinación, llegando con el mensaje cada año a más personas.

Para Guadalupe Solano, hija de Luis Guillermo Solano, fundador de esta peregrinación destacó que en vida su padre siempre soñó que en el cincuenta aniversario de la peregrinación se lograra hacer un gran evento, hoy que está a pocos días de cumplirse el tiempo, la emoción le embarga y le motiva a continuar el legado de su padre con el apoyo pleno del colectivo. Desde el fallecimiento de “Piocha” como era conocido Solano, el 28 de noviembre de 2018, su hija ha acompañado a los caminantes y ha sido parte fundamental en la organización de este aniversario.

La peregrinación se celebra cada año, en el marco de las fiestas patronales en honor al señor de Esquipulas o Cristo Negro, en la vecina Guatemala, la fiesta patronal se celebra cada 15 de enero, por ello en enero desde hace muchos años hay peregrinaciones y visitas de salvadoreños a la Basílica, que este 2020 cumple 261 años de fundación. Los Peregrinos Caminantes Guadalupanos Salvadoreños han mantenido esta tradición por cincuenta años, y hoy lo celebran con alegría.

Ver también

China opuesta a informe de relator de ONU sobre DDHH

Beijing/Prensa Latina China rechazó hoy un informe de un relator especial de la ONU para …