web analytics
Página de inicio » Opiniones » Viajes con arrepentimiento tardío

Viajes con arrepentimiento tardío

Renán Alcides Orellana

Los frecuentes cuestionamientos a los diputados por tanto viaje innecesario y, online recipe consecuentemente, mind look por los crecidos viáticos, no son nada nuevo. Los cuestionamientos tienen razón de ser, cuando son evidentes los excesos. Desafortunadamente, éstos abundan; y lo peor, casi siempre se dan en parlamentarios de notoria ineficiencia, incapacidad y falta de transparencia. Debe reconocerse, sin embargo, que, como en toda regla, en esto de los viajes hay excepciones…

Sería absurdo estar en contra de todos los viajes diputadiles. El sistema parlamentario mundial y otros sistemas de gobierno público y privado, los frecuentan como parte de su funcionamiento. Pero, con uso racional. Tanto por el diputado viajero como por quien lo designa. El uso es bueno, el abuso es malo. Viajes innecesarios ofenden la dignidad e inteligencia de los salvadoreños, de cuyo bolsillo salen los costos de cada viaje: boletos aéreos, viáticos… razón suficiente para que, al regreso, el diputado informe al pueblo a qué fue y qué de positivo logró para el país. En los últimos años, el abuso en los viajes de los diputados ha sido notorio y los cuestionamientos no se hacen esperar. A diferencia de antes, ahora, con un periodismo más ágil por la tecnología y por las redes sociales, el pueblo  puede opinar. Todas las fracciones políticas de la Asamblea Legislativa, tienen derecho a viajes justificados. Sólo que algunos diputados “hacen su agosto” todo el tiempo, viajando a más no poder. Algunos lo justifican y otros viajan sin costo alguno para el Estado. Pero, caso inédito tal vez, ha sido el innecesario y oneroso viaje a Rumania de los diputados Ernesto Angulo y Enrique Valdés de ARENA. Inédito, porque ha sido cuestionado hasta por la cúpula de su mismo partido. Ellos mismos, muy “compungidos”, han reconocido su error públicamente. “ARENA censuró ayer que sus diputados Enrique Valdés, primer vicepresidente del Congreso, y Ernesto Angulo, sexto secretario del parlamento, viajen a Bucarest, Rumania, para participar en la reunión general de la coalición internacional de parlamentarios…”, publicó La Prensa Gráfica, página 6, el 22 de agosto. Y en la misma página: “El jefe de la bancada de ARENA, Donato Vaquerano, calificó de “imprudencia” el viaje realizado por Valdés y Angulo. La jefatura de bancada -dijo Vaquerano- sólo autorizó el viaje de Angulo…”. Con eso más…

El presidente del COENA, Jorge Velado,  con evidente preocupación, dijo: “Me tomó por sorpresa. Yo tengo que decirlo abierto, esto fue una imprudencia. Creo que los diputados Valdés y Angulo, debieron haber suspendido este viaje…” (Idem, LPG). Por su parte, El Diario de Hoy (agosto 25, pág. 6), matizó el desaguisado de los parlamentarios: “Diputados se arrepienten (¿?) de viaje a Rumania… Los diputados tricolores Ernesto Angulo y Enrique Valdés se arrepienten de haber realizado un viaje a Rumania, en momentos en que su partido criticaba duramente los onerosos gastos realizados por diputados, a diferentes partes del mundo…”

Incoherencia de los diputados. Y no deja de ser mofa contra el pueblo su “arrepentimiento vano”, como lo llamó un radio oyente de conocida emisora, quien a su vez, con todo derecho, sentenció: “La mejor muestra de arrepentimiento sería el reintegro total de los gastos al Estado”. ¿Verdad que sí…?

…………………………

PUNTO Y APARTE.  Próxima a agudizarse la campaña electoral, los salvadoreños esperaríamos propuestas antes que insultos, debates de altura antes que descalificaciones… ¡candidato que descalifica al otro, evidencia inseguridad…! (RAO).

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

A %d blogueros les gusta esto: