web analytics

Utopía

Ramón D. Rivas*

Así se denomina la exposición en homenaje al maestro Camilo Minero, help que anoche se inauguró en la Sala Nacional de Exposiciones, sovaldi y que estará abierta al público hasta el 7 de junio  del presente año. Bonita exposición y muy pedagógica. Y es que  sin temor a equivocarme, creo que Camilo Minero fue un hombre que durante su paso por esta tierra, dedicó gran parte de su vida a impulsar el arte en nuestro país. De ese trabajo, la exposición muestra 80 de sus más emblemáticas obras elaboradas en formatos diversos, dentro de los cuales se incluyen bocetos preparatorios, planchas de madera grabadas y grabados sobre papel, así como objetos personales del artista e información didáctica. Al denominarla Utopía, es porque las curadoras de esta exposición, encuentran en las obras de Camilo una insistencia del artista por incluir en cada una de sus obras, esos ideales por alcanzar una sociedad más justa y satisfecha de sus derechos como son el acceso a la educación, las artes y el deporte. Como bien lo dice una de las curadoras “En su estilo se evidencia la época, su formación académica; sus inclinaciones políticas”. También se observa en sus obras temas relacionados con la amistad y la inclusión social entre otros. Sin duda alguna, al leer detenidamente su biografía, pude detectar que Camilo fue un hombre con gran sensibilidad social; de origen pobre y de padres luchadores y trabajadores.  Su talento de artista lo expresa a sus 14 años y durante varios años de su juventud los dedica a formarse en las artes plásticas. Específicamente en el grabado. Su empeño lo lleva a becarse en México en el Taller de Gráfica Popular. Pero lo que más deseo destacar en este artículo es ese empeño que él muestra en todo su proceso formativo y profesional para hacer arte social. Como bien lo dice la curadora Astrid Bahamond, “el muralismo mexicano, tanto en forma como en contenido, influyó definitivamente en la obra realista social de Minero”. No cabe duda que  su alta sensibilidad social lo llevara a incursionar en el partido comunista de El Salvador y años después sufre el exilio a raíz de sus ideales y luchas por una mejor sociedad para los salvadoreños. De ahí la importancia de su obra que hoy se presenta en la Sala Nacional. No es una obra decorativa o sin mensaje. Es un trabajo impregnado con valor, con sentimiento y sobre todo, con visión social. Esto fue motivo suficiente para que el artista se agenciara el Premio Nacional de Cultura 1996. Todo este trabajo artístico hecho por Camilo Minero, se encuentra concentrado en la exposición, con el único propósito de facilitar el conocimiento sobre el proceso del artista en la elaboración del grabado; así como para brindar información sobre el artista y con ello generar un espacio de reflexión que nos ayude a interpretar el mensaje de este importante creador. Debo decirlo francamente que esta exposición es un esfuerzo conjunto de la Secretaría de Cultura de la Presidencia con la Fundación Camilo Minero, quien por medio de su presidenta Ana María Minero nos propusimos desde septiembre del año pasado, montar esta exposición denominada Utopía. Sin lugar a dudas, ha sido el interés conjunto lo que hoy nos permite disfrutar de la obra de un hombre que estuvo comprometido con las causas sociales, y que utilizó su virtud artística para expresar, denunciar o señalar su ideal como salvadoreño. Esa persistencia que ha tenido  doña Ana María debe ser reconocida por todos nosotros; ya que puede interpretarse como su interés para que el arte sea considerado un derecho de todos y para todos. ¡Gracias doña Ana María por compartir con nosotros el legado que dejó Camilo Minero! Y es que como Secretaría de Cultura de la Presidencia, estamos comprometidos en apoyar toda iniciativa que facilite la transformación integral de la sociedad. Ya lo he dicho en varias oportunidades: las bellas artes deben ser vistas y vividas desde una función de transformación cultural, y como un medio para que las personas se expresen y se genere riqueza y educación. Estamos trabajando en ello y tenemos la ruta bien trazada en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019. Ahí se plantea el objetivo de incrementar el acceso de la población a los bienes, productos y servicios culturales; así como el desarrollo de las artes y de la riqueza cultural del país. En ese camino trazado hemos avanzado pese a los tropiezos, críticas sin razón y hasta ofensas. No obstante, sabemos que vamos en la ruta correcta, que nuestro Presidente Salvador Sánchez Cerén está junto a nosotros para que la cultura se convierta en un derecho y para que todo el quehacer institucional que se desarrolla en la Secretaría de Cultura de la Presidencia, esté enfocado en alcanzar nuestros objetivos trazados. Así de sencillo y así de claro.

*Secretario de Cultura de la Presidencia

Ver también

Golpe de estado en Bolivia, es un golpe a la democracia en América Latina

Licenciada Norma Fidelia Guevara de Ramirios Los golpes de Estado y las autoproclamaciones presidenciales constituyen …