web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » UNA CULTURA DE LA FELICIDAD

UNA CULTURA DE LA FELICIDAD

Rubén Sicilia, F.R.C. (Miembro Investigador del Consejo Internacional de Investigaciones Rosacruces) No. 5 y último IV – El Adán Original o el Estado de Cristo

El  más alto paradigma de felicidad posible para el hombre, es la luz mística, aquello que se denomina en todas las tradiciones con diversos nombres, nombres todos que responden al mismo fenómeno. Ramakrishna, el santo hindú, siendo brahmán, se inició en otras religiones para demostrar cómo se podía alcanzar el mismo estado por diversas vías. “No es el medio, sino el hombre correcto”, dice un proverbio chino. Iluminación de la consciencia, despertar interno, Shamadi, Satori, Beatitud, Éxtasis, Tao, Consciencia Acrecentada, Hombre Superior, etc. estamos aquí para esto… ¿Qué otro sentido trascendente podría tener nuestra existencia si nada más es permanente? ¿Quién puede negar que si sólo damos dos pasos hacia la meta no nos será otorgada más felicidad con ello, que con toda recompensa material?

Claro está, no debemos olvidar el valor de las cosas materiales sino comprender que, cosas de esta índole, nos aportan verdadera felicidad y contento. En algunas tradiciones de origen kabalístico en Occidente, se designa este arquetipo como Adán Kadmón o Adán Original, lo que refuerza la idea de un estado original perdido –una obvia referencia a que antes del “pecado original”, éramos “más anos psíquicamente”. Es este el  mismo estado que en el Cristianismo místico se denomina Estado de Cristo.  Implica la asunción de nuevos modelos de vida radicalmente distintos. Humildad, fortaleza interior, nobleza, bondad sin fin, un ideal del bien, contentamiento, paz y otras muchas nociones espirituales que son adquiridas cuando se llega a este punto de la senda. Debemos aspirar a este arquetipo aún cuando estemos lejos de poder asumirlo.

Libros de Valiosa Lectura

La lectura de múltiples libros místicos, como En Vos Confío, El Tao te King, la Biblia, el Corán, los Yoga Sutras de Patanjalí, el Bhagavad Gita, y otros textos antiguos y sagrados, podrá darnos una firme orientación en esta búsqueda. Pero en ningún libro hallaremos lo que no se haga firme dentro de nosotros.

Creo necesario y bueno este estudio comparativo de religiones o caminos místicos en el plano intelectual, siempre que el discípulo practique un solo sistema. Recordemos la antigua máxima “Aprendiza de todo, maestro de nada”. Esta perspectiva comparativa puede arrojar luz inagotable sobre muchos puntos que de otro modo consumirían largo tiempo y energía. Es así que llegamos al final de estas reflexiones. Soñemos entonces con las nociones descritas como el arco Zen tendido hacia el infinito, no importa que alcancemos o no el blanco, sino el acto, la utopía vigorosa de una cultura de la felicidad posible aún en el mundo en que vivimos.

* * * *

A propósito de estas publicaciones de carácter místico, filosófico y científico, es conveniente recordar lo que es el Propósito Esencial de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, que está presente en todo el mundo. La Orden es una fraternidad no sectaria de hombres y mujeres dedicados a la investigación, estudio y aplicación práctica de las leyes naturales y espirituales.  Este propósito es ayudar a todos para vivir en armonía con las fuerzas cósmicas creativas y constructivas para el logro de salud, felicidad y paz. La Orden es conocida internacionalmente como la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, AMORC, y tanto en América como en otros continentes, constituye la única forma de actividades Rosacruces integradas en una sola institución. La AMORC no vende sus enseñanzas. Las da libremente a sus miembros afiliados junto con otros beneficios. Los interesados en estas enseñanzas pueden llamar al teléfono aquí indicado abajo.

Ver también

Control del pensamiento por medio de las ondas Alfa

Por Ralph M. Lewis, F.R.C. (Pasado Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosacruz AMORC, …