web analytics
Página de inicio » Internacionales » Tibia acogida de los países árabes aliados de Estados Unidos al plan Trump
Países árabes. [Foto ilustrativa]

Tibia acogida de los países árabes aliados de Estados Unidos al plan Trump

Dubái / Riad / AFP

Mohamed Hasni /  Haitham El-Tabei

Una tibia acogida dieron los países árabes aliados de Washington al plan de paz para Oriente Medio de Donald Trump, en un delicado equilibrio entre la presión de los palestinos –opuestos al plan– y el riesgo de enemistarse con Estados Unidos.

El  plan fue presentado el martes en Washington por Trump en presencia de varios embajadores de las monarquías árabes del Golfo y del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, quien lo acogió con entusiasmo mientras los palestinos lo rechazaron con fuerza.

Los árabes aliados de Washington sopesaron cada palabra. En un ejercicio de equilibrio, Riad afirmó «apreciar los esfuerzos» de Estados Unidos y al mismo tiempo renovar su «apoyo inquebrantable» a los palestinos.

Para Abu Dabi, este plan constituye un «importante punto de partida» y merece un «profundo examen», según El Cairo.

Doha acogió con beneplácito el plan y subrayó que «el estado palestino es la capital de Jerusalén oriental», mientras que Jordania subrayó que «el único camino hacia lapaz» es el nacimiento de un estado palestino en las fronteras de 1967.

El plan comprende numerosas concesiones a Israel. Le otorga el derecho a anexar asentamientos en Cisjordania, en particular en el Valle del Jordán.

– Plan de paz árabe enterrado –

Incluso si prevé un estado, le fija un trazado muy inferior a lo que aspiran los palestinos, a saber, la totalidad de los territorios ocupados por Israel en 1967.

«Estas reacciones eran las esperadas», subrayó Abdalá Al Chayeji, profesor de ciencias políticas de la universidad de Kuwait, que recuerda el contexto regional caracterizado, a su juicio, por una voluntad casi general de aliarse con Washington frente a Irán.

«Este plan dinamita la iniciativa de paz árabe presentada en 2002 por Riad, que prevé una retirada de Israel de los territorios árabes ocupados en 1967 contra la paz y una normalización de los países árabes con Israel», añade.

«Las reacciones de Arabia Saudita y Egipto son muy cautelosas. Ambos países no quieren molestar a Trump, que es su aliado», comenta por su parte Ahmed Abed Rabou, de la universidad Internacional de Estudios de Denver.

En su opinión, estos dos países no quieren tampoco provocar a la opinión pública y «por eso se congratularon del plan y pidieron a las partes interesadas que negociaran según el derecho internacional, lo que significa que no están de acuerdo con muchas de las disposiciones del plan».

La Liga Árabe reaccionó el miércoles calificándolo de «gran violación de los derechos legítimos de los palestinos». El sábado está prevista en El Cairo una reunión extraordinaria de los ministros de Asuntos Exteriores árabes, en presencia del presidente palestino Mahmud Abas.

«No espero un verdadero levantamiento en los territorios palestinos en respuesta a este plan. Quiero decir que no anticipo que estalle una especie de tercera intifada, porque, una vez más, se trata de un plan unilateral que no cambia nada sobre el terreno», destacó Abed Rabou.

Una breve encuesta en las calles de El Cairo muestra opiniones divergentes. Algunos denuncian el plan y piden a los palestinos que no lo acepten, mientras que otros les aconsejan lo contrario.

Ver también

AMLO: La salud pública debe tener un enfoque de prevención

Telesur El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), afirmó este martes que los promotores de salud, serán …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *