web analytics
Página de inicio » Internacionales » Tercer ‘paro nacional’ contra Duque en Colombia

Tercer ‘paro nacional’ contra Duque en Colombia

Bogotá / AFP / TelsurTv / Prensa Latina

La tercera movilización nacional se desarrolló el miércoles contra el gobierno de Iván Duque en Colombia, que afronta una ola de descontento que suma catorce días de protestas en medio de infructuosas negociaciones con los promotores del llamado paro nacional.

Los líderes de la movilización pretenden aumentar la presión a través de la tercera huelga desde el llamado «gran paro nacional» del 21 de noviembre convocado contra el gobierno de derecha que se instaló hace 16 meses.

En una jornada que ha transcurrido pacíficamente, jóvenes, indígenas y sindicatos protestan en las principales ciudades del país, bajo vigilancia policial y militar.

En Bogotá y Cali había bloqueos viales en puntos específicos con afectaciones a los sistemas de transporte público.

En la capital, adonde llegaron decenas de guardias indígenas, el comercio y las empresas operaban con normalidad y la presencia callejera distaba considerablemente de la multitud de los dos primeros «paros nacionales».

En Bogotá, Medellín, Cali, Nieva, Bucaramanga, Barranquilla,  Cartagena, entre otras, se reproducen las concentraciones encabezadas por centrales sindicales, estudiantes, docentes y activistas sociales, que desde el 21 de noviembre mantienen un paro contra la administración Duque.

En el desarrollo de estas movilizaciones también se han registrado, en varias localidades, bloqueos a caminos y carreteras.

Estudiantes de universidades públicas y privadas forman parte de los contingentes de las movilizaciones del 4D en apoyo al paro nacional.

La víspera, el Comité Nacional del Paro, que reúne a los sectores inconformes, sostuvo la primera reunión exclusiva con delegados gubernamentales en el marco de un diálogo nacional convocado por Duque en respuesta a los reclamos. La negociación terminó sin acuerdo y este jueves esperan reencontrarse nuevamente.

Las manifestaciones se suceden a diario en Bogotá y otras ciudades, y aunque por lo general han sido pacíficas, ya dejan al menos cuatro muertos y 500 heridos entre civiles, militares y policías.

En medio de la agitación social que recorre el continente sin una causa común, en Colombia las calles se volcaron contra Duque, que enfrenta el mayor desafío popular que haya encarado un gobierno desde los años setenta.

El presidente había pedido suspender las marchas de este miércoles para mitigar los «efectos económicos» de las protestas, que, según él, alcanzan los 285 millones de dólares en pérdidas.

Comerciantes y gremios también han mostrado su rechazo a las manifestaciones alegando afectaciones económicas en la época navideña.

El Comité Nacional del Paro presentó a Duque una plataforma de 13 pedidos que incluyen desde el retiro de una reforma tributaria en trámite en el Congreso, hasta el cumplimiento cabal del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC.

Pero quizá el punto más controvertido es el desmonte de la policía antidisturbios (Esmad), que cobró fuerza con la muerte de Dilan Cruz, el 25 de noviembre. El joven de 18 años no sobrevivió a las heridas en la cabeza que le provocó un uniformado con una escopeta cargada de perdigones de plomo.

Colombia es el país más desigual entre los 36 socios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Arrastra un desempleo del 10,4% y una informalidad laboral que castiga a casi 50% de los trabajadores.

Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, manifestó que por el momento tienen agenda de reuniones y protestas hasta el 10 de diciembre, y añadió que si surge algo más lo irán programando en el transcurso de los próximos días.

Ver también

Presidente de Cuba, primero en llegar a Argentina para investidura de Fernández

Buenos Aires / AFP El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el primer jefe de Estado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.