web analytics
lunes , 18 junio 2018
Inicio » Smart Home: Casas inteligentes adaptadas para los mayores
Smart Home: Casas inteligentes adaptadas para los mayores

Smart Home: Casas inteligentes adaptadas para los mayores

Simone Andrea Mayer/dpa

Cuando uno se hace mayor, hay pequeñas cosas cotidianas que dificultan la vida diaria, como ventanas difíciles de abrir o persianas muy pesadas. La casa inteligente, algo de lo que se habla cada vez más, puede solucionar estos problemas.

Con el término “Smart Home” se hace referencia a la tecnología que busca facilitar la vida, ofrecer mayor confort y seguridad, incluso a aquellas personas mayores que no usen un celular.

“Las personas mayores de hoy en día son un grupo con conocimientos de consumo que se orienta por valores y experimentado al que no se puede engañar fácilmente”, asegura Ursula Geismann, portavoz de la Asociación de la Industria del Mueble de Alemania. “Esta tecnología puede darles más seguridad y confort”.

Por eso, el sector se promociona con “soluciones de asistencia para la vida diaria”. “Se trata de propuestas para personas mayores o con problemas físicos que incluso no usan un smartphone”, señala Falko Weidelt, director de Smart Home en la empresa Elektro+.

Entre las propuestas clásicas de tecnología para la casa inteligente se encuentran, por ejemplo, sistemas de apertura automática de ventanas, calefacciones programables y otros electrodomésticos como hornos y lavadoras que se pueden controlar a distancia mediante el smartphone, la tablet o la computadora. Pero la “Smart Home” es muy amplia: el sillón eléctrico de distintas posiciones o el botón de emergencia que utilizan algunas personas ya forma parte de este concepto.

“Para las personas mayores, la seguridad es un tema muy importante”, explica Geismann. Por eso, la protección antirrobo forma parte de la casa inteligente, por ejemplo con sensores de movimiento o una cámara de vigilancia en la puerta de entrada. Los sensores también avisan si uno sale de casa y deja las ventanas abiertas.

“A ello se suma el control de las luces en la casa para poder desplazarse con seguridad”, añade esta experta. Por ejemplo, luces automáticas en el pasillo que se encienden cuando alguien se asoma. Para quien tenga problemas de movilidad o incluso vaya con muletas es una ventaja no tener que apretar además la llave de la luz.

También hay armarios que encienden la luz cuando uno abre la puerta, “lo que resulta de ayuda porque con la edad los ojos ya no reconocen los contrastes tan bien como antes”, indica Geismann. Detalles como este permiten poder seguir viviendo en casa durante el mayor tiempo posible.

“Por supuesto, todo esto puede ir mucho más allá, por ejemplo en el cuidado de personas con demencia: hay controles de presencia que muestran, por ejemplo, en qué parte de la casa se encuentra el padre en ese momento”, dice. Y existen espejos que llevan pantallas que pueden recordar a quien vive allí que debe tomarse unas pastillas.

“Hay sensores de suelo que detectan si alguien está caminando o se ha caído”, asegura por su parte el técnico Bernd Dechert. “En el futuro se podrán colocar en toda la casa para tener un monitoreo individualizado”, de modo de que cada persona pueda ser atendida en su propio domicilio de acuerdo con sus necesidades.

Quien pueda invertir algo de dinero y no le tema a hacer obra tiene a disposición soluciones como inodoros de altura regulable y otros con ducha incorporada que facilitan la limpieza a aquellas personas que hayan perdido movilidad, explica Jens J. Wischmann, de la Asociación de la Industria de Aparatos Sanitarios de Alemania.

Si se hacen obras en casa para adaptar la vivienda a la edad, se puede instalar al lado de la entrada una llave con la que se apaguen todos los aparatos al salir.

Pero no es necesario hacer grandes obras para la casa inteligente, en la que se incluyen robots que cortan el césped o aspiran el polvo y pueden ser de gran ayuda en el día a día. “Muchos muebles también tienen funciones inteligentes, como camas con dispositivos eléctricos que las regulan para ayudar a levantarse. Para mí, esto también es ‘Smart Home’”, asegura Geismann.

A %d blogueros les gusta esto: