web analytics
Página de inicio » Opiniones » ¿Seguira el silencio de los concejos municipales?

¿Seguira el silencio de los concejos municipales?

Licenciada Norma Guevara de Ramirios

¿Dónde está la poderosa gremial de los alcaldes, dónde su Congreso exigiendo la entrega de los tributos que por ley les corresponde?

Es tanto el sometimiento de los alcaldes electos, en su mayoría por el partido oficialista Nuevas Ideas (NI), por la N de Nayib, que prometía aumentar el FODES, que un silencio insultante proviene de los Concejos Municipales del país.

Hay que reconocer que un par de alcaldes del occidente han dicho algo sobre la falta de trasferencia de  dinero a los municipios, fueron los de Apaneca e Izalco; otros de oposición, como el de San Agustín, han informado los cierres de empleos y de programas de apoyo a los habitantes de sus municipios.

Este régimen político autoritario (dictatorial), con el control de la Asamblea Legislativa y el sometimiento del órgano judicial, ha dispuesto cerrar el ISDEM, reducir el monto de las transferencias del fondo de desarrollo económico y social de los municipios (FODES) a un 1.5% de los tributos netos, en vez del 10% que tenían aprobado por ley; y además, crear una entidad nueva que supuestamente debe hacer obras en los municipios.

Concentrar poder, concentrar dinero público, “condicionar” a las autoridades electas a someterse al gobierno central, mata la autonomía que establece la Constitución; la autonomía supone ejercer la administración con libertad respecto al gobierno central, gobernar atendiendo las leyes y a la población dentro de una circunscripción territorial, hacerlo tomando en cuenta la opinión de las comunidades organizadas.

La autonomía municipal tiene rango constitucional, tiene desarrollo en un código municipal, en las ordenanzas que aprueban los concejos municipales; pero igual que la Corte Suprema de Justicia, su sala de lo constitucional, han sido pisoteadas y suplantadas por abogados afines al régimen, así ahora se pretende lo mismo con las autoridades municipales electas.

Las obras físicas, los proyectos sociales y ambientales de los municipios quedan ahora relegados; porque es ilógico pensar que vecinos empobrecidos que esperan por el adoquinado de una calle vendrán a pedirla a la entidad que está creando el gobierno.

El incremento de esos recursos que se vienen descentralizando desde 1998, en una proporción significativa, se logró con demandas y argumentos legales y políticos de los alcaldes electos en 1997, su gremial, siempre en sus Congresos, se quejaba de que eran insuficientes y pedía más, así se fueron aumentando de 6% a  7%, 8% y 10%.

Cuando los ministros de hacienda retrasaban, por las razones que fueran, la entrega de los fondos, las protestas y los reclamos no se hacían esperar; hasta que llegó Bukele y dejó de entregar esos fondos en el año 2020, se creyó que lo adeudado y lo que corresponda al año 2021 les sería entregado a los concejos electos en febrero pasado; pero esa creencia resultó falsa.

Los municipios han contado en el pasado, además del FODES, con fondos de fideicomisos, con préstamos que tienen al FODES como garantía de pago a bancos y cooperativas, ahora es incierto qué pasará en esos casos.

Se puede decir que el gobierno cayó en impago, claro que sí.

La conducta de silencio, la ausencia de protesta por el impago del FODES es, cuando menos, curiosa; posiblemente algunos crean que, dada la popularidad del presidente, resulta “inconveniente” reclamarle, aunque el reclamo sea justo, sea correcto; pero ante el atropello de la institucionalidad municipalista, callarse resulta un error.

Porque los gobiernos locales seguirán escuchando a los pobladores de sus municipios, eso sin duda ocurrirá. Amor no quita conocimiento dice un refrán, y todos los alcaldes, alcaldesas, síndicos y síndicas, regidores propietarios y suplentes, del partido que sean, deberían protestar ante tan grave atropello.

Todavía es tiempo.

Los trabajadores de salud, con sindicatos muy afines al gobierno, frente al daño que se pretendía hacer al Seguro Social, protestaron con firmeza y algo lograron. Un logro importante de los Concejos que les antecedieron, fue contar con recursos descentralizados que podían administrar e invertir en la gente de sus territorios. ¿Cuál será el legado de los Concejos de hoy?

La descentralización de recursos, la desconcentración administrativa es mejor que  el camino por el cual llevan al país los gobernantes de hoy, y los alcaldes, alcaldesas, de todos los partidos, sus concejos municipales. Sus pobladores deberían exigir respeto a ese derecho.

Callar ante tan grave pérdida es malo, liberarse de los temores para reclamar justicia es bueno.

Ver también

A Castillo y a Cerrón les hace mal la división

Isaac Bigio Analista internacional A dos meses y medio de que el maestro rural Pedro …

Un Comentario

  1. antes robaban de agalan en las aicaldias ahora tod recurso es bien manajado los ladrones se fueron a ladrar a nicaragua desde nicaragua ladran quieren que al pais se le castige cunto odio e estos mal vivientes que masacrarona al pais , desangraron miles d evida inocentes niños anciaonos mujeres ect pero Dios les esta esparendo para darles su mercido unque son ateos pero al final veran la justicia divina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.