web analytics
Página de inicio » Deportes » River, campeón de América por tercera vez
Los jugadores de River Plate, de Argentina, con el título de campeones de la Copa Libertadores tras haber derrotado 3-0 a Tigres de México. Foto Diario Co Latino/Xinhua

River, campeón de América por tercera vez

Buenos Aires/dpa

River Plate conquistó su tercera Copa Libertadores al golear 3-0 como local en Buenos Aires a Tigres, que no logró ser el primer equipo mexicano en ganar el torneo de clubes más importantes de América.

Lucas Alario anotó el 1-0 a los 44 minutos. Luego llegaron los goles del uruguayo Carlos Sánchez (74′) y el defensor Ramiro Funes Mori (78′).

El próximo gran objetivo del conjunto que conduce Marcelo Gallardo es el Mundial de Clubes que disputará en Japón en diciembre, donde el Barcelona de Lionel Messi aparece como el máximo favorito.

«No fue fácil. Es un grupo de profesionales que se entrena con mucha dedicación y que no se conforma, siempre va por vas», dijo Gallardo, que no estuvo en el banco de suplentes porque estaba suspendido. «Ya empezaremos a pensar en lo que viene», añadió.

River y Tigres habían empatado sin goles en la ida jugada hace una semana en Monterrey. El equipo mexicano había llegado hasta la final como el segundo mejor en la fase inicial, detrás de Boca Juniors, que también cayó ante River, pero en los octavos de final.

El partido decisivo se disputó en un Monumental colmado con más de 60.000 espectadores, con una recaudación récord de 25 millones de pesos (unos 2,7 millones de dólares) y, por momentos, bajo una lluvia intensa.

En los alrededores del estadio hubo corridas y algunos incidentes porque miles de hinchas intentaron ingresar sin entradas pero fueron controlados por la Policía Federal, que detuvo a 25 personas.

El encuentro se vivió con gran intensidad. Entre infracciones, protestas y tarjetas amarillas, el árbitro uruguayo Darío Ubriaco recibió reclamos de los locales por un supuesto penal por una mano de José Rivas no sancionada.

En tanto, Tigres se quejó por una fuerte falta de Alario y pidió la expulsión del delantero que finalmente fue amonestado.

Las situaciones de riesgo no abundaron en la etapa inicial. A los 23 minutos Jürgen Damm desbordó por la izquierda de la defensa de River y cuando parecía que podía definir ante la salida del arquero Marcelo Barovero eligió dar un pase hacia atrás que no encontró a ningún compañero.

Sobre el final del primer tiempo, cuando parecía que cerraría sin goles, apareció Leonel Vangioni para desequilibrar por el sector izquierdo del ataque y lanzar un centro al corazón del área. Allí, Alario, de cabeza, se ocupó de convertir en el 1-0.

La segunda etapa fue igualmente emotiva. El campo de juego mojado generó jugadas rápidas y también varios encontronazos y forcejeos.

El Monumental se silenció a los 67′ cuando Damm, otra vez por la izquierda del ataque, sacó ventaja con su velocidad, llegó al fondo y envió un centro al segundo palo que Javier Aquino no supo aprovechar al cabecear desviado.

A los 72′ llegó el quiebre total del partido. Sánchez encaró hacia al área y cayó ante la marca rival. El árbitro cobró y el arquero de Tigres, Nahuel Guzmán, con una sonrisa y aplaudiendo irónicamente, manifestó su desaprobación por la sanción del penal. Sánchez anotó el 2-0.

Con la desventaja, Tigres se fue del partido y River lo aprovechó al máximo. A los 78′, tras un saque de esquina, Funes Mori anotó de cabeza el 3-0 para el delirio de los hinchas locales, que confundían el agua de la lluvia y las lágrimas de la emoción.

Al final, en medio de los festejos, el experimentado goleador Fernando Cavenaghi anunció que había sido su último partido en River. «Acá se termina una etapa para mí y me voy orgulloso de levantar esta Copa Libertadores. Era un sueño para mí y lo logré. Este era el título que quería», dijo el atacante.

A pocos metros, su compañero Leonardo Ponzio celebraba la conquista en medio de la euforia del público. «La historia de este club es esto. Es lo máximo. Sabemos jugar estos partidos», afirmó el ex mediocampista del Zaragoza de España.

River, el peor clasificado en la fase de grupos de la Copa, ese que había descendido por primera vez en su historia a mediados de 2011, coronó en la lluviosa noche de Buenos Aires su resurrección a nivel internacional: tras ganar la Copa Sudamericana en 2014 y luego la Recopa Sudamericana, el «millonario» levantó su tercera Copa Libertadores, que se suma a los títulos de 1986 y 1996.

Ver también

Ciclistas de 13 países participarán en Tour de Panamá

Ciudad de Panamá/Prensa Latina Ciclistas de 13 países participarán en la XVII edición del Tour …