web analytics
Página de inicio » Internacionales » Retorna la calma a Gaza, aunque se acerca una fecha de alto riesgo
Un niño camina cerca del edificio de las oficinas de Hamas destruido por bombardeo de Israel en la Ciudad de Gaza. [Foto Mahmud Hams / AFP]

Retorna la calma a Gaza, aunque se acerca una fecha de alto riesgo

Gaza, Territorios Palestinos / Jerualén

Sakher Abou El Oun / Laurent Lozano

La calma regresó el miércoles a Gaza y las localidades israelíes aledañas luego de nuevos actos de hostilidad y cuando se acerca una fecha de alto riesgo que hace temer una nueva oleada de violencia.

La aviación israelí bombardeó varios objetivos en la Franja de Gaza este miércoles en represalia a nuevos disparos de cohetes palestinos, en un nuevo brote de violencia que pone en peligro la frágil tregua anunciada el lunes por Hamás.

Este enfrentamiento coloca al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en una delicada situación a menos de dos semanas de las elecciones legislativas del martes 9 de abril, que se anuncian reñidas.

La franja de Gaza celebrará el sábado el primer aniversario de un movimiento de protesta que, dirigido contra el bloqueo israelí, provoca desde hace uño fuertes tensiones entre Israel y el movimiento islamista Hamas, en el poder en el enclave.

Una vasta movilización de palestinos es esperada en esta ocasión a lo largo de la hermética frontera vigilada estrictamente por el ejército israelí, y donde cada semana desde hace un año se registran manifestaciones de miles de habitantes de Gaza, que por lo regular terminan en choques y actos de violencia.

La «Gran marcha del retorno» fue lanzada el 30 de marzo de 2018 para reclamar oficialmente el derecho de los palestinos a regresar a las tierras de donde huyeron o de donde fueron expulsados con motivo de la creación de Israel en 1948.

Los organizadores y el Hamás afirman que el movimiento es independiente. Pero Hamás ha demostrado que controla la movilización. Israel acusa al movimiento islamista de utilizar la protesta para realizar acciones hostiles contra el Estado hebreo, cuya existencia rechaza.

Este aniversario ocurre en un contexto muy volátil, teniendo en cuenta que se acercan las elecciones parlamentarias en Israel en menos de dos semanas.

El ejército israelí, el Hamás y sus aliados se han enfrentado en tres guerras desde que el movimiento islamista tomó el poder en 2007 en el pequeño territorio enclavado entre Israel, Egipto y el Mediterráneo. Estuvieron a punto de enfrentarse de nuevo choque en 2018 y las tensiones no paran de aumentar en las últimas semanas.

Benjamin Netanyahu advirtió el martes al movimiento islamista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, que las Fuerzas Armadas israelíes están preparadas para «hacer mucho más» que las decenas de ataques efectuados estos últimos días en represalia por el disparo de un misil que el lunes al alba dejó siete heridos al norte de Tel Aviv.

El primer ministro no descartó, en caso de necesidad, una operación terrestre en Gaza, algo muy arriesgado si se tiene en cuenta el balance de las tres últimas guerras en Gaza.

El alto el fuego anunciado el lunes por Hamás tras una mediación egipcia, pero no confirmado por Israel, se rompió el martes por la noche con tres disparos de cohetes desde Gaza.

La fuerza aérea israelí replicó con bombardeos contra objetivos en el sur de la Franja de Gaza, incluida una base militar de Hamás y un taller de fabricación de armas en Jan Yunes, anunció el ejército.

Israel volvió a responsabilizar de los disparos de cohetes a «la organización terrorista Hamás».

Hamás, la Yihad Islámica y otros grupos armados de Gaza dijeron que el cohete del lunes fue la acción de un «individuo» y reafirmaron «el compromiso de las diferentes facciones para conservar la calma».

– Reconstruiremos el cuartel general –

Esta enésima ola de violencia, comenzó el lunes con el disparo del cohete palestino.

Aviones, helicópteros y tanques israelíes replicaron bombardeando decenas de objetivos en Gaza, hiriendo a siete gazatíes, según los servicios de emergencias del territorio palestino.

El jefe del Hamás, Ismaïl Haniyeh, envió un mensaje de entereza al hablar a los periodistas desde las ruinas de su oficina destruida por los ataques israelíes.

«Reconstruiremos el cuartel general del movimiento, es un símbolo de tenacidad»,  dijo.

Al menos 258 palestinos han muerto por disparos israelíes desde el 30 de marzo de 2018. Dos soldados israelíes murieron desde esa misma fecha.

Ver también

Venezuela defiende opción del diálogo frente a amenazas externas

Prensa Latina Caracas. El Gobierno de Venezuela defiende hoy la opción del diálogo con la …