web analytics
Página de inicio » Nacionales » Restauración ecológica de manglares para recuperar ecosistemas
Desde 1950 se estima que en El Salvador se ha perdido un 60 % del bosque manglar. Foto Diario Co Latino/Archivo.

Restauración ecológica de manglares para recuperar ecosistemas

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

“Cuidar de los recursos naturales como los bosques salados puede realmente mejorar la calidad de vida de las comunidades”, dijo Zulma Ricor de Mendoza (Cop a.i), directora del Programa Regional de Biodiversidad Costera, un proyecto financiado por la USAID e implementado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Las declaraciones fueron vertidas en el “Intercambio Internacional de Experiencias en Restauración Ecológica de Manglares”, que contó con la participación del FIAES, MARN, UICN, UNES y AMBAS. Este encuentro permitió la capacitación de 40 personas, entre técnicos, guardarrecursos y líderes comunales.

“Al dar mayor capacitación a las comunidades locales aprecian la riqueza que tienen en el recurso natural marino-costero en donde viven. Y que representa un capital económico y que bien manejado puede mejorar su calidad de vida más efectiva para ellos y ellas”, dijo de Mendoza.

Sobre la inversión financiera, la directora del Programa Regional de Biodiversidad Costera señaló que era cercana a los diez millones de dólares, que tendrán que desarrollarse en un lapso de cinco años. Y que están orientados en tres sitios de alta “Biodiversidad de Centroamérica”.

El primer sitio de inversión será en la costa de la Mosquitia hondureña, el segundo en la desembocadura del río Motagua (Honduras y Guatemala) y el tercero, el río Paz (Guatemala y El Salvador), donde se capacitará a personas en talleres, eventos y multitudes.

“Nuestro proyecto incluye restauración de paisajes con las comunidades, que está enfocado en cómo vamos a reducir malas prácticas pesqueras, para que esta población de peces crezca y que ayuden a ser comercializadas y son sustento de muchas familias y puedan también crecer. Porque el valor de los manglares es amplio, como medios de nutrición para camarones, cangrejos, punches y conchas, ese es el valor que buscamos y que lo encuentren las comunidades, para que sus vidas sean más sustentables, o sea, de mejor calidad y se arraiguen en sus sitios reconociendo esos valores”, sostuvo.

Otro aspecto desarrollado en los talleres son las capacidades de los comunitarios, que elevan la calidad del trabajo en la restauración de los bosques salados y su manutención, que genera un “plus” en el mejoramiento de su calidad de vida, a partir de toma de conciencia.

Al capacitar a las comunidades locales sobre la riqueza de los manglares, aprenden a apreciar el recurso que tienen.
Foto Diario Co Latino/Archivo.

“Aquí ya tenemos población que sabe tomar parámetros climatológicos, como temperaturas, calidad de agua y reproducción de especies. Y se han dado cuenta que solo cuidando esos recursos pueden realmente ganar una mejor calidad de vida”, afirmó de Mendoza.

Mientras, Karla Evangelista Reyes, técnica de campo de la UNES, afirmó que en el tema de la restauración de manglares se encuentran trabajando en la zona de Metalío, Acajutla, en Sonsonate.

“El manglar de Metalío se divide en tres secciones: que van desde Metalío centro, ahí encontramos un parche de manglar que está bastante deteriorado; el otro sector es la bocana de San Juan de Metalío, es la parte que está mejor conservada, junto a la otra sección que es de Miramar. Todo este complejo desde Metalío hasta Garita Palmera es de manglares, en la zona occidente del país, y corresponde al Sitio Ramsar Barra de Santiago”, manifestó.

En cuanto a la experiencia con las comunidades se enmarca en el conocimiento y reglas establecidas entre los comunitarios, en cuanto a la extracción de los recursos pesqueros para conservar la sustentabilidad del lugar.

“Lo que hacen con el cangrejo azul es que sacan cinco individuos adultos, pero de estos, tres machos y dos hembras, con el fin de dejar hembras en el ecosistema para que se sigan reproduciendo.

Similar situación con las conchas, se pegan conchas pequeñas alrededor de la grande, como larvas, entonces solo toman las conchas grandes o la dejan, para que haya recursos siempre”, indicó.

Jorge Oviedo, director del Fondo de Inversión Social de El Salvador (FIAES), reconoció como un gran avance impulsar este intercambio de experiencias a nivel regional y de manera compartida junto a otras organizaciones, ya que al hacerlo en forma conjunta se logra un rescate más efectivo.

“El Salvador, desde 1950, se estima que ha perdido un 60% del bosque de manglar y se ha visto reflejado en los principales sitios donde este bosque existe. Y aunque es uno de los bosques que podemos encontrar a nivel global, es para cada comunidad y territorio una diferente área de biodiversidad y de importancia, sumamente grande porque soporta toda la carga pesquera y es refugio de la mayoría de especies, además de protegernos de las inundaciones, apoya la estabilización del clima, purifica el agua y uno de los sistemas más productivos con la fijación del carbono”, puntualizó.

Ver también

Asociación de Mujeres Transformando premia a ganadores de “Obreras de la Vida”

Yaneth Estrada @caricheop Para visibilizar la situación de graves violaciones a los derechos laborales y …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: