web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » REFUGIO EN EL CONFLICTO

REFUGIO EN EL CONFLICTO

Cecil A. Pool, F.R.C. (1)
Pasado Secretario Supremo de la
Gran Logia de Habla Hispana para las Américas
(De la Revista El Rosacruz, Enero de 1962) Cuando nace el Derecho de asilo

Hace muchos años que existía la tradición de que se podía buscar refugio o protección contra el peligro o la desgracia, entrando en determinados sitios conocidos con el nombre de refugios o de asilo. Estos lugares estaban destinados a tal fin, con el objeto de que el hombre pudiera escapar, por lo menos temporalmente, a las adversidades que pudieran surgir a su alrededor. Esta forma de refugio era de gran ayuda para el individuo que se hallaba bajo una amenaza de cualquier naturaleza. Este derecho, que era privilegio de todo individuo sujeto al código vigente, era conocido con el nombre de derecho de asilo. El asilo era un derecho del hombre en el caso de que se viera perseguido, bien por quienes pudieran causarle daños corporales, o desposeerlo de sus propiedades, o incluso de aquellos que pudieran aprisionarlo en nombre de la ley vigente en ese entonces.

La importancia de la religión en la Edad Media, dio una fuerza adicional a este derecho de asilo. Generalmente este asilo se encontraba en las iglesias o catedrales. En la historia, así como en la ficción, existen muchas narraciones sobre personas que escaparon de sus perseguidores, entrando en una iglesia, monasterio o templo, que gozara de este privilegio de asilo. Generalmente se consideraba que tales santuarios eran un asilo inviolable o lugar de refugio, en el cual el individuo refugiado no podía ser tocado de ninguna manera. Proveía inmunidad por parte de la ley contra la persecución o el daño corporal.

No siempre era respetado este derecho de asilo. Existen historias clásicas, algunas de ella ciertas y otras en el campo de la ficción, de la violación de este derecho de asilo. Probablemente, las más antiguas en los anales de las cuales tenemos una prueba razonable, son un cierto número de historias bíblicas. Los seguidores del rey David no disfrutaron del privilegio del asilo después del acceso se Salomón al trono de Israel.

La práctica actual

En el mundo de hoy, esta práctica no se observa generalmente. En los últimos años ha habido menos fe en este concepto del asilo, a causa, en parte, del hecho de que ningún lugar es igualmente sagrado para todos los individuos. En la mayor parte del mundo libre, no existe ninguna presión en cuanto se refiere a las creencias, y por lo tanto, ninguna iglesia o templo tendría ningún privilegio exclusivo de ofrecer asilo; por otra parte, tampoco el individuo medio esperaría un tratamiento semejante.

Los conflictos actuales, aun de naturaleza distinta a la de aquellos por los que los antiguos buscaban asilo, no son por eso menos graves. Las presiones y los conflictos que nos rodean hacen que constantemente estemos buscando un refugio en vez de aislarnos individualmente como una persona que huye de una persecución real. Hoy en día en un mundo en el que una vasta destrucción es una posibilidad potencial, en cualquier momento, muchas personas han pensado intensamente en la posibilidad de hallar refugio en el caso de una emergencia extrema.

No es raro en los periódicos diarios sugerencias para la edificación de protecciones o lugares de refugio que nos librasen de un asalto del exterior que pudiera ser fatal para nuestras vidas y posesiones. Recientemente apareció un libro cuyo título aludía al caso de que no había ningún lugar en la Tierra donde ocultarse en el que pudiéramos estar libres y tener asilo y refugio en cualquier situación abrumadora.

Ver también

REFLEXIONES SOBRE EL MISTICISMO

Delia Weber, S.R.C. (No. 1) (De la Revista El Rosacruz, Enero de 1962) Búsqueda de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: