web analytics
Página de inicio » Opiniones » El director es racista

El director es racista

Salvador Ventura

El racismo, la discriminación y las descalificaciones de personas y funcionarios caracterizan al director de El Diario de Hoy, como lo ha demostrado a lo largo de los años al calumniar o comentar hechos relacionados con dirigentes políticos no afines a su cavernaria forma de pensar.

No se trata sólo de desprestigiar a los funcionarios, sino de calificar conductas, exagerar y mentir para justificar los ataques, como cuando pide explicar al Viceministro de Transporte “lo que son las calles, lo que corre bajo ellas y lo que sucede cuando a la diabla se desvían rutas, se cambian y se designan paradas, etcétera”.

En El Diario de Hoy siempre se exigió la modernización y ordenamiento del transporte urbano, el retiro de buses viejos y una capacitación permanente a los motoristas, así como mayor rigor de las autoridades para poner esquelas o quitar las licencias a los conductores temerarios.

Sin embargo, ahora que el gobierno del FMLN ha iniciado con el retiro de buses en mal estado, se han dado créditos para la adquisición de nuevas unidades (con aire acondicionado e ingresos especiales para personas con discapacidad, además de cámaras de seguridad) surgen las críticas por las más diversas razones.

En su editorial Que expliquen con sencillez qué hay bajo la superficie, publicado el miércoles 10 de agosto del año en curso, expresa “Las calles (…) son víctimas de la irresponsabilidad y la ignorancia de los que montaron el Sitramss y del personaje que a su antojo, a la diabla, echa encima buses y vehículos…”

Los ingenieros, los contratistas, los asesores y planificadores “son ignorantes” y no “hicieron los estudios respectivos” antes de comenzar con una obra de semejante envergadura, de acuerdo con los particulares parámetros de medición del señor director, quien es sabio y expertos en los más variados temas.

El señor director no tiene empacho para mentir, como cuando afirma “El Salvador carece de anillos periféricos que canalicen el tráfico pesado, pues los comunistas se opusieron con todos los recursos a su alcance que estos se construyeran, dándose el caso de una mujer muy gorda que se amarró a un poste para impedir las labores”.

En primer lugar, no sabemos dónde están los comunistas  que “se opusieron”, en segundo lugar en este país fuera de los dos gobiernos del FMLN ningún régimen ha diseñado planes para modernizar y construir pasos a desnivel, túneles y amplias vías para agilizar y descongestionar el tráfico en San Salvador.

Los pequeños pasos a desnivel construidos por el presidente Armando Calderón Sol, nunca contribuyeron a descongestionar el tráfico en la capital, es más al menos tres de ellos sufrieron daños estructurales y tuvieron que ser reconstruidos, El Diario de Hoy no informó sobre tales hechos.

Los regímenes de Arena construyeron algunas carreteras, pero nunca planificaron una estrategia integral para darle una efectiva solución al grave congestionamiento de San Salvador, tampoco para ingresar a una era de modernización del transporte urbano, como actualmente se impulsa con el SITRAMSS.

El problema es ideológico, los gobiernos del FMLN jamás han sido aceptados por la oligarquía, sus testaferros e igualados, toda obra de beneficio a la población, sobre todo la más vulnerable, es calificada de populista, derroche de dinero y más, lo vemos todos los días con los programas sociales y las sedes de Ciudad Mujer.

La ética y el profesionalismo están ausentes en los comentarios y las informaciones diarias de este periódico, a estas alturas de la civilización será muy difícil rescatar de las cavernas a personas que se acostumbraron únicamente a escuchar su voz y descalificar las opiniones de otros.

Ver también

ADAPTACIÓN A UN MUNDO CAMBIANTE

“Hemos de activar el amor y desterrar las armas. De lo contrario, va a resultar …