web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Progresos en negociación sobre nuclear iraní, pero temas difíciles por resolver

Progresos en negociación sobre nuclear iraní, pero temas difíciles por resolver

Por Pierre Taillefer/Nina Larson

Ginebra/AFP

Las negociaciones en Ginebra sobre el controvertido programa nuclear iraní registraron avances este lunes, doctor si bien quedan pendientes “temas difíciles”, viagra según las delegaciones de Estados Unidos e Irán.

“Las discusiones fueron serias, viagra útiles y constructivas. Logramos algunos progresos pero tenemos un largo camino por recorrer”, subrayó el funcionario que pidió el anonimato.

“Quedan todavía pendientes temas difíciles”, dijo esta fuente, que anunció una nueva reunión “de directores políticos” el lunes próximo en Suiza, que podría trasladarse de Ginebra a Lausana a causa del Salón del Automóvil en la primera.

En esta misma linea, el jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, indicó que las negociaciones avanzaron, pero que faltaba “todavía un largo camino” antes de un acuerdo final.

“Se lograron avances en algunos temas, pero hay ahora un largo camino para llegar a un acuerdo final”, declaró Zarif, citado por los medios iraníes, tras mantener una serie de reuniones con su homólogo estadounidense, John Kerry.

Las discusiones se iniciarán entre estadounidenses e iraníes, y luego participarán los representantes de las grandes potencias y de la Unión Europea.

Irán y las grandes potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) tratan de llegar a un acuerdo de principios antes del 31 de marzo.

Este acuerdo autorizaría algunas actividades nucleares civiles, pero impediría a Irán dotarse de la bomba atómica a través de su polémico programa nuclear.

A cambio, las sanciones internacionales que pesan sobre la economía iraní se levantarían de manera progresiva.

Kerry y Zarif habían retomado este lunes sus negociaciones en Ginebra, para tratar de eliminar las divergencias persistentes sobre el programa nuclear de Teherán, un “proceso largo y difícil”, según Washington.

En las conversaciones de Ginebra, todavía no se han abordado “las cuestiones clave”, había declarado previamente el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araghchi, uno de los principales negociadores, citado este lunes por la televisión estatal.

“Sigue existiendo un abismo, las diferencias están ahí, todas las partes están negociando con seriedad y determinación (…) pero nosotros no tenemos todavía soluciones completas para las cuestiones clave”, afirmó Araghchi.

Irán quiere “decisiones políticas”

“En numerosos asuntos, las negociaciones han abordado detalles (…) En ciertos casos, se han encontrado soluciones y ahora ha llegado el momento de las decisiones políticas. Por esta razón, los contactos al más alto nivel entre las dos partes son necesarios”, agregó Araghchi.

La nueva fecha tope para llegar a un acuerdo ha sido fijada para el 31 de marzo.

Los diplomáticos estadounidenses e iraníes están trabajando en ello desde el viernes y los directores políticos de las cancillerías del grupo 5+1 se reunieron el domingo.

Aunque según el calendario pactado, debería llegarse a un acuerdo político antes del 31 de marzo y las cuestiones técnicas deberán fijarse antes del 1 de julio, Irán reclama ahora un único acuerdo que recoja a la vez el plano político y los detalles.

Kerry advirtió que el presidente estadounidense, Barack Obama, no tiene “intenciones de extender estas conversaciones más allá del periodo que se ha fijado”.

Uno de los puntos clave será la cantidad de uranio que Irán podrá enriquecer y el número y el tipo de centrifugadoras de las que podrá disponer.

Las negociaciones se complicaron por los actores de la línea dura, tanto de Irán como de Estados Unidos, y por las presiones de Israel, que se opone a este acuerdo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, destacó el domingo en Jerusalén que acudirá la semana próxima a Estados Unidos para “exponer ante el Congreso norteamericano (…) por qué este acuerdo es peligroso para Israel, para la región y para el mundo entero”.

A %d blogueros les gusta esto: