web analytics
Página de inicio » SIMETRISSS » Presupuesto para el año 2015: una apuesta a la inversión social

Presupuesto para el año 2015: una apuesta a la inversión social

El jueves pasado la Asamblea Legislativa con la concurrencia del voto de cincuenta y tres diputados, try aprobó el presupuesto general de la nación para el año 2015, nurse por un monto de  4 mil 823 millones de dólares, physician lo que representa un incremento del 3%  en relación al presupuesto votado en el año 2014.

Dicho presupuesto, refleja las prioridades del Gobierno en materia de inversión social, mismas que han experimentado importantes incrementos, los cuales a pesar de resultar todavía insuficientes, permitirán seguir avanzando en la profundización de las trasformaciones sociales en beneficio de los sectores más vulnerables de nuestro país, es así como el área de Salud, presenta un incremento de $28.8 millones de dólares; Educación, un aumento de $29.4 millones y Justicia y Seguridad Pública, un incremento de $66. 6 millones; siendo pertinente destacar la incorporación de los escalafones salariales vigentes en diferentes instituciones como por ejemplo el Ministerio de Salud Pública, los cuales representan importantes conquistas laborales de los trabajadores de dicha instituciones.

En los últimos años hemos sido testigos del incremento paulatino y sostenido de la inversión pública, a través del financiamiento de los diferentes programas sociales, como por ejemplo los paquetes escolares, el vaso de leche para los niños de las escuelas más pobres de nuestro país, el bono a los adultos mayores (pensión básica asistencial), y los paquetes agrícolas en el marco del Plan de Agricultura Familiar en las zonas rurales, entre otros.

De acuerdo a las cifras oficiales, la inversión social proyectada en el presupuesto del próximo año, asciende a 2,148 millones de dólares, con una inversión pública de más de ochocientos millones, lo que constituye un récord en la inversión pública de las últimas décadas, esto a su vez tiene una importancia medular en lo relativo a la reactivación y al crecimiento económico, habida cuenta de que ante la decisión de las cúpulas empresariales de no invertir en nuestro país, como parte de su estrategia de sabotear la gestión de la presente administración; ha sido la inversión pública la que ha permitido estimular la actividad económica, generando una importante cantidad de empleos, mismos que el sector empresarial se ha negado a crear, a pesar de contar con una serie de incentivos fiscales.

La inversión social en salud, educación, seguridad pública, entre otros, constituye una apuesta estratégica de cara a superar los enormes déficit sociales, heredados después de veinte años de políticas neoliberales, que desmantelaron el aparato productivo, dolarizaron la economía, abandonaron el agro, privatizaron los bienes públicos, e institucionalizaron el uso patrimonialista del Estado, en función de los privilegios de una reducida argolla empresarial.

Los mismos que defienden la ortodoxia neoliberal, los que ahora califican como despilfarro la inversión en los sectores marginados y excluidos de nuestro país, son los responsables del insultante incremento en la brecha de la desigualdad social, que nos impide avanzar hacia niveles de desarrollo humano sostenible y sustentables.

En el marco de la implementación de una política social progresiva, es importante destacar la importancia del Presupuesto General como un instrumento de distribución de los ingresos, que permite reducir la brecha de la desigualdad social, puesto que mediante este instrumento, el estado realiza las obras sociales, y garantiza la continuidad de los subsidios, que permiten aliviar la precaria situación de los sectores más pobres de nuestro país, es por ello que, negarse a votar por la aprobación del presupuesto además de afectar los intereses de los miles de empleados públicos, cuyos salarios y demás prestaciones laborales dependen de dicho instrumento; constituye un acto contrario al interés público que no debemos pasar por alto.

Ahora bien, si el incremento sostenido de la inversión social es un acierto de esta administración, no podemos soslayar el hecho que el nivel de endeudamiento del país es una situación preocupante, ya que una buena parte del presupuesto está orientado al pago de la deuda, una deuda ilegítima que fue adquirida de manera irresponsable por las administraciones anteriores, las cuales malversaron los recursos públicos, privatizaron las pensiones y financiaron con endeudamiento externo, los gastos corrientes del Estado, dejando un déficit fiscal de más de mil millones de dólares, que mantienen la situación fiscal del país en una situación comprometida, a pesar de los esfuerzos realizados en materia de recaudación fiscal, políticas de ahorro institucional y combate frontal a la corrupción.

Esta situación del endeudamiento público, amerita que con urgencia el gobierno busque alternativas que permitan superar la situación crítica del endeudamiento, sin caer en el recetario neoliberal de los  organismos financieros multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional, que insiste en imponer las mismas medidas económicas que hundieron a Europa en una crisis económica y social, sin precedentes en su historia. Las respuestas deben pasar necesariamente, por la integración con otros países hermanos, que tienen una visión solidaria y progresista del desarrollo de nuestros pueblos, como por ejemplo los países miembros del ALBA o de las economías emergentes denominados BRICS, dejando a un lado los prejuicios ideológicos de aquellos que siguiendo las imposiciones del norte, se olvidan de las ingentes necesidades de los sectores más empobrecidos de nuestro El Salvador.

No podemos finalizar esta reflexión sin hacer mención de la situación de los servicios de salud en nuestro país, los cuales a pesar de los importantes esfuerzos realizados por el Ministerio de Salud con la implementación de la reforma de salud, resultan todavía deficitarios en muchos aspectos. Por lo que se hace necesario seguir incrementando de manera sostenible, las asignaciones presupuestarias en dicho rubro, que permitan avanzar con la reforma de salud y mejorar la calidad y cobertura de dichos servicios, sin dejar de lado las justas aspiraciones salariales de los trabajadores de la salud, que día a día se esfuerzan por brindar una atención de calidad a la ciudadanía.

Comparte con nosotros tus opiniones en relación a este tema en nuestra página web www.simetrisss.org; también puedes buscarnos en Facebook como /OficialSIMETRISSS y en Twitter como @SIMETRISSS

Sindicato de Médicos Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social

SIMETRISSS

Ver también

El sindicato como ente contralor para beneficio de la seguridad social

SINDICATO DE MÉDICOS TRABAJADORES DEL INSTITUTO SALVADOREÑO DEL SEGURO SOCIAL (SIMETRISSS) Históricamente el Sindicato de Médicos …

A %d blogueros les gusta esto: