web analytics
lunes , 16 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Por qué el Socialismo mundial es urgente

Por qué el Socialismo mundial es urgente

Veniero Gaggio

El planeta en el cual (y del cual) estamos viviendo, try se formó (según los geólogos) hace unos 4, case 500 millones de años.

Unos mil millones de años después (o sea: después de unos mil millones de vueltas de la Tierra alrededor del Sol), order al alcanzar condiciones ambientales idóneas para la vida, aparecieron en la superficie terrestre (empezando en los mares) las primeras especies vivientes, vegetales y animales.

Transcurrieron otros tres mil millones de años de evolución de especies pero, hace 250 millones de años, hubo una extinción masiva (el 95 por ciento de toda la vida), por suerte seguida (unos 20 millones de años después) por un equilibrio climático que favoreció el desarrollo de muchas especies, vegetales y animales, inclusive de gran tamaño, como los dinosaurios.

Los dinosaurios proliferaron desde mediados del período Triásico hasta el final del Cretácico (220 a 65 millones de años atrás), momento en que la mayoría de ellos, con excepción de las aves, se extinguieron repentinamente. ¿ Porqué ?

Las hipótesis apuntan a un cambio climático que hizo faltar la comida necesaria a estos grandes animales, en su mayoría herbívoros.

Nuestra especie (que algunos antropólogos se atrevieron a llamar del “homo sapiens”) apareció hace poco, en África: hace solamente 170 – 180 mil años.

Y lentamente se expandió en todos los Continentes, con un constante pero modesto crecimiento demográfico.

Aún en los últimos setenta siglos antes de la Revolución francesa (siete mil años, en los cuales se formaron, se desarrollaron y se disolvieron diferentes “civilizaciones”) el crecimiento de la Humanidad ha sido contenido: se estima que, alrededor del año 5000 antes de Cristo, la población total mundial rondaba los 20 millones; 50 siglos después (nacimiento de Jesús) alcanzaba los 200; en el año mil de nuestra “era” llegó a 310 millones; y en el año 1789 a 950 millones.

El “problema” del crecimiento demográfico de los seres humanos empezó en la historia moderna: en el 1920 llegamos a ser dos mil millones; en el 1961 tres mil; en el 1974 cuatro mil; en el 1987 cinco mil; en 1999 seis mil; y en el 2011 siete mil millones.

Además, desde el inicio del siglo XX, la Humanidad ha empezado a sacar, de las entrañas de la Tierra, combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) en cantidades siempre mayores, quemándolos por sus necesidades energéticas, y subiendo así en la atmósfera demasiado dióxido de carbono (CO2).

Si observamos el gráfico (tercero, en la página web indicada) del flujo de carbono hacia la atmósfera = http://es.wikipedia.org/wiki/Emisiones_de_CO2  nos damos cuenta de que, en estos últimos 60 años, ha crecido enormemente. Y sigue creciendo.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), en un documento dado a conocer este 13 de abril en Berlín, subraya que el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero en la década 2000-2010 ha sido a niveles sin precedentes. Los esfuerzos a nivel mundial (para contenerlas) no alcanzan y, de continuar a este ritmo, la temperatura (pro medio) de la superficie terrestre subiría de 3,7 a 4,8 grados centígrados hasta 2100, advirtió el IPCC.

Un calentamiento global de tal envergadura provocaría apocalípticos cambios climáticos, causantes la extinción de muchas Especies, inclusive la humana.

Para evitarlo, el IPCC declara que el mundo debería reducir sus emisiones hasta mediados de siglo entre un 40 y un 70 por ciento (!!!) y recortarlas por completo hasta 2100. (¡¡¡ recortarlas por completo = cero petróleo, cero gas, cero carbón !!!).

El IPCC advirtió de que sólo “un gran cambio institucional y tecnológico” podría contener la subida de las temperaturas por debajo de los dos grados (= límite prudencial máximo, estimado, del calentamiento global pro-medio).

Ahora yo pregunto: ¿ cómo podríamos definir, tal “gran cambio institucional y tecnológico”, para todo el planeta?

Institucionalmente, los seis países (*) que mayormente emiten CO2 (China, EE.UU., Rusia, India, Japón y Alemania) tienen actualmente gobiernos que se preocupan por las ganancias de las grandes Empresas privadas presentes en sus territorios, más que por el bienestar de sus habitantes (menos que menos por el bienestar de los habitantes del resto del planeta).

El único “gran cambio institucional” que yo pueda imaginarme, necesario a realizar lo que el IPCC está exhortando, sería que los seis países tuvieran, dentro de pocos años, gobiernos que, nacionalizando esas Empresas, utilizaran sus ganancias (y sus producciones oportunamente diversificadas = **) por el bienestar (equitativo) de los ocho o nueve mil millones de seres humanos que existirán sobre la Tierra, dentro de poco. Porqué pienso que, si la propiedad de esas Empresas quedara en manos privadas, sería imposible lograr los objetivos del IPCC.

Un “cambio” así, de mi punto de vista, sería renunciar al sistema económico capitalista y construir, en pocos años, un Socialismo global, empezando por los países más industrializados.

Y “tecnológicamente” el gran cambio que yo considero necesario para contener el calentamiento global sería la difusión masiva (con educación generalizada en todos los países del mundo) de una mentalidad estrictamente anticonsumista: sin renunciar a las innovaciones tecnológicas, utilizarlas en la mínima cantidad indispensable.

Podrán circular una décima parte (o menos) de los carros de hoy; una centésima parte de los aviones; una milésima parte de aparatos de refrigeración del aire; etc. etc. Tendremos que olvidarnos de altísimos edificios (energívoros, no solamente por sus ascensores); de toda la propaganda comercial (derrochadora de recursos); de comer frutas producidas en países lejanos; etc. etc.

El único sistema económico global que podría recortar por completo las emisiones de CO2, podría ser (en mi opinión) un Socialismo mundial, modesto, austero, anticonsumista y culto, construido con la participación consciente de las grandes mayorías (convencidas de que no hay otro camino, para evitar su propia extinción) que paso a paso (pero en poco tiempo) aprendan (renunciando a su individualismo) a defender los Derechos de todos los seres humanos y de la Pachamama.

Notas:

 * = en población, suman casi la mitad del planeta (46%) y son respectivamente  el 1°, 3°, 9°, 2°, 10° y 16°. Si adoptaran el “cambio” requerido, seguramente los demás países seguirían el ejemplo.

** = por ejemplo, las grandes Empresas productoras de armamentos, tendrían que convertir su producción en paneles fotovoltáicos; las petroleras, en el suministro  de agua y alimentos; las que ahora producen dañinos carros a combustión,  tendrían que producir bombas eólicas para riego en África; etc. etc.    

*Veniero Gaggio =  venigag5@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: